Laísmo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El laísmo es el uso, en idioma español, de los pronombres personales "la" y "las" en función de objeto indirecto para referentes del género femenino, en lugar de las formas estándar "le" y "les". En ciertos dialectos del español el laísmo es un fenómeno extendido.

Uso normativo[editar]

La lengua castellana mantiene la antigua declinación latina y uso de los casos latinos en los pronombres personales y la evolución de la lengua castellana tiende a la eliminación total de los casos latinos. Las variantes laistas han profundizado en esta tendencia y tienen a neutralizar la diferencia entre acusativo (complemento directo) y dativo (complemento indirecto) en favor de la distinción de género.

Esto se traduce en el uso de la y las en función de complemento (objeto) indirecto; cuando el referente es femenino, en vez del le y les usado en las variedades no laistas. Así en áreas laistas son comunes formas como:

la dolía la cabeza (variedad laísta) ('[a ella] le dolía la cabeza')
las dolía la cabeza (variedad laísta) ('[a ellas] les dolía la cabeza')

Un caso más interesante es la diferente interpretación que puede hacerse de ciertas oraciones en variedades laistas y no laistas, así en un área laista, una oración como:

La pegué

al ser oído por un hablante de una variedad no-laista el pronombre es interpretado como 'una cosa' referida fue pegada (con un adhesivo) y no "golpeada", que es lo que el "laísta" quería decir.[1]

El le indirecto es ambiguo; para quitar la ambigüedad utilizamos un segundo pronombre con preposición:

Dale un beso, a ella (a él).

La Real Academia Española se pronunció en contra del laísmo en 1796, por lo que su uso no es normativo y está restringido al uso dialectal en las variedades laistas. Ocasionalmente en los medios, especialmente los que están radicados en la ciudad de Madrid, se observan usos laistas no normativos o "deslices", que indican la presencia de hablantes laistas en esas áreas.

Variedades laístas[editar]

  • El laísmo es frecuente en el dialecto madrileño: A ella la dolía la cabeza (en lugar de: A ella le dolía la cabeza) o A ella la dije que se fuera al cine (en lugar de: A ella le dije que se fuera al cine).
  • El laísmo también es frecuente en Castilla. Asimismo es utilizado en Santander (Cantabria) y sus alrededores.

Notas[editar]

  1. Aunque la RAE no dice que este uso sea incorrecto (como sí hace con el resto de laísmos), lo desaconseja basándose en su uso localizado a zonas tradicionalmente laístas.[1]

Véase también[editar]