L'Atalante

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «L'atalante»)
Saltar a: navegación, búsqueda

L'Atalante (también titulada Le Chaland qui passe) es una película francesa de 1934, dirigida por Jean Vigo y protagonizada por Michel Simon, Dita Parlo y Jean Dasté. El joven director francés no vivió para disfrutar del éxito de su primer y único largometraje, ya que murió víctima de la tuberculosis poco después del estreno.

El proyecto llegó a manos de Vigo a través de la productora Gaumont, que se mostró disconforme con el resultado. Por ello impuso un recorte drástico del metraje original, pasando de 89 minutos a 67 en la versión estrenada finalmente. Además, la música de Maurice Jaubert fue sustituida por una canción popular francesa cuyo título se usaría también para el film: Le Chaland qui passe.[1]

La película narra la historia de amor entre Juliette (Dita Parlo) y Jean (Jean Dasté), capitán de marina, a lo largo de los puertos y presas a los que arriba el bote en el que viajan. El idilio, salpicado de encuentros y desencuentros, se expresa con enorme sencillez y lirismo.

La última obra de Vigo ha sido aclamada por numerosos críticos como una las grandes películas de todos los tiempos.[2]

Argumento[editar]

Una pareja de recién casados, Jean (Jean Dasté) y Juliette (Dita Parlo), se embarca de luna de miel en un bote a través de un canal fluvial. La embarcación, llamada L'Atalante, ha sido el hogar de Jean y su estrafalario tío Jules (Michel Simon), segundo de a bordo. Al despedirse de tierra firme, los pasos vacilantes de Juliette sobre la cubierta, aún vestida de novia, prefiguran la difícil adaptación a la nueva vida en común. Al llegar, ambos encuentran el bote plagado de gatos, que son criados sin mesura por Jules. El interior de los compartimentos aparece descuidado y mugriento. En el armario de Jean se guarda ropa que solo se lava una vez al año. Juliette anima a Jean a ponerse manos a la obra para arreglar el desbarajuste reinante. Entre el duro trabajo y las estrecheces de la vida a bordo, Juliette se consuela soñando con viajar a París.

Después de atracar en la capital francesa, un artista de variedades (Gilles Margaritis) invita a Juliette a bailar y la convence para ir con él. Ella escapa a hurtadillas del barco y su marido, loco de celos, zarpa sin ella. En una conmovedora escena, Jean recuerda las palabras de Juliette el día que subieron juntos al L'Atalante: que bajo el agua se podía contemplar a la persona amada. Entonces él lo había intentado, sin conseguir ver nada. Ahora, presa de la desesperación, se lanza al canal e, inmerso en las oscuras aguas, ve la figura sonriente de Juliette.

Jules se hace cargo del penoso estado de abatimiento que presenta Jean, quien se halla al borde de la enajenación, y decide ir en busca de Juliette, que vaga sola y temerosa por las calles de la gran ciudad.

Análisis[editar]

Realismo poético[editar]

El film L'Atalante se inscribe en la corriente cinematográfica conocida como realismo poético, que entre 1930 y 1945 impulsaron cineastas franceses como René Clair, Jean Vigo, Jean Renoir, Marcel Carné, Julien Duvivier y Jacques Feyder. Este movimiento abanderado por productores y realizadores independientes tendría su oportunidad a raíz de la quiebra de las grandes productoras hacia 1935. La denominación de "realismo poético" hacía referencia, en sus inicios, tanto a los temas tratados en las películas como al modo de plasmarlos, cuya influencia se dejará sentir en el film noir americano. No obstante, el "realismo poético" refleja, por encima de todo, un estado de ánimo y una manera íntima de contemplar la realidad y de reproducirla. Una realidad que se muestra desnuda, sin artificio, y que logra suscitar un hondo lirismo.[1]

Obra de transición[editar]

L'Atalante presenta una serie de tomas innovadoras en las que se confirma como una obra de transición. Buena muestra de ello son escenas culminantes como el salto al canal de Jean, con un efecto fantasmal bajo el agua logrado mediante una hermosa sobreimpresión, o la escena del sueño orgásmico en camas separadas, a través de un montaje paralelo que nos muestra a los amantes acariciando sus cuerpos en un momento de ardiente nostalgia. En tales escenas, Jean Vigo aúna el surrealismo de Luis Buñuel con el realismo poético de Jean Renoir.[1]

Además, combina armoniosamente el cine sonoro con el cine mudo, pues en los momentos claves la música de Maurice Jaubert y, sobre todo, la magnífica actuación de los intérpretes hacen todo el trabajo. Parlo y Dasté logran transmitir en esta cinta un aura sensual de gran intensidad. El tercer personaje que domina la película es Jules, interpretado por Michel Simon, que encarna a la perfección el espíritu salvaje y antisocial de un lobo de mar.

Reparto[editar]

  • Michel Simon — Tío Jules
  • Dita Parlo — Juliette
  • Jean Dasté — Jean
  • Gilles Margaritis — Le camelot (vendedor ambulante)
  • Louis Lefebvre — Le gosse (grumete)
  • Maurice Gilles — Le chef de bureau (el director de la Compañía Fluvial[3] )
  • Raphaël Diligent — Raspoutine, un chamarilero que vende baratijas al Tío Jules
  • René Bleck — Le garçon d'honneur (padrino de Jean, sin acreditar)
  • Fanny Clar — La mère de Juliette (madre de Juliette, sin acreditar)
  • Charles Goldblatt — Le voleur (el ladrón, sin acreditar)
  • Glen Paul — L'invité qui boite (un invitado a la boda que cojea, sin acreditar)
  • Jacques Prévert — extra
  • Pierre Prévert — extra
  • Loutchimoukov — extra[4]

Referencias[editar]

  1. a b c Bühler, Philipp (2006). L'Atalante. Colonia: Taschen. 
  2. Vigo Passion for Life BFI. (en inglés)
  3. The Complete Jean Vigo DVD Linear Notes. The Criterion Collection. 2011. p. 3.
  4. Gomes, 1957, p. 258.

Enlaces externos[editar]