Líquido fluoroso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Por líquido fluoroso se entiende cualquier derivado de algunos compuestos orgánicos (como alcanos, éteres y aminas) en el que se han sustituido los enlaces carbono-hidrógeno por carbono-flúor y que está en estado líquido en condiciones normales.

Los principales métodos de síntesis de los líquidos fluorosos se basan en:

  • Sustitución de enlaces carbono-hidrógeno por carbono-flúor
  • Sustitución de enlaces carbono-halógeno por carbono-flúor
  • Adición de átomos de flúor a enlaces múltiples carbono-carbono
  • Formación de enlaces carbono-carbono entre compuestos fluorados

El término fluoroso fue introducido por István T. Horvát en la década de 1990 por su analogía con los medios acuosos.

Entre las características de los líqudos fluorosos encontramos:

  • Son químicamente inertes, por lo que se evitan reacciones laterales (subproductos) y se facilita la purificación.
  • Son térmicamente estables, por lo que se pueden usar a altas temperaturas sin peligro.
  • No son inflamables ni tóxicos, por lo que no existe riesgo de incendios o explosiones con su uso.
  • Son inmiscibles con muchos disolventes orgánicos y con el agua, facilitando el uso de sistemas bifásicos.
  • Poseen un amplio intervalo de puntos de ebullición (de 50 a 200 ºC).

Actualmente los líquidos fluorosos se consideran compuestos que poseen un gran potencial de uso futuro como medio de reacción, en alternativa a los disolventes orgánicos convencionales que son, en algunos casos, altamente contaminantes. Se abre entonces la posibilidad de realizar la catálisis en líquidos fluorosos, la cual se encuentra en estudio constante, en pro de su optimización para su aplicación en procesos industriales que sean más generosos con el medio ambiente.