Línea de sucesión al Trono de España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Salón del Trono del Palacio Real de Madrid

La jefatura del Estado en España está configurada en un órgano constitucional denominado Corona, cuyo poseedor recibe el título de Rey o Reina de España. La titularidad de la Corona se trasmite hereditariamente, conforme a las reglas sucesorias recogidas en el artículo 57º de la Constitución española de 1978.

Reglas sucesorias[editar]

La Constitución española establece en su artículo 57.1. que «la Corona de España es hereditaria en los sucesores del Rey Juan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica. (...)».

El orden de sucesión[editar]

«(...) La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos». (del art. 57.1 de la Constitución española).

Este orden sucesorio significa que la Corona corresponde, sucesivamente, a los hijos varones del Rey y a sus descendientes, a las hijas del Rey y sus descendientes, a los hermanos y hermanas del Rey y a los demás parientes, siempre en orden de edad y con preferencia de los varones sobre las mujeres entre las personas con igual grado de parentesco.

Alteraciones en el orden sucesorio[editar]

El orden de sucesión en el Trono puede alterarse bien por renuncia o matrimonio prohibido o por abdicar una persona que se ha convertido en Rey o Reina.

Pérdida de derechos sucesorios[editar]

Una persona con derecho a suceder en la Corona puede renunciar a este derecho, en cuyo caso quedaría excluida de la línea sucesoria, o perderlo por contraer matrimonio contra la expresa prohibición del Rey y de las Cortes Generales.

La prohibición del matrimonio debe ser expresa, es decir, manifestada de forma fehaciente, y conjunta, esto es, tanto proveniente del Rey como de las Cortes Generales; ni el Rey ni las Cortes Generales pueden por sí solos prohibir un matrimonio real de forma que se produzca la exclusión de la línea de sucesión.

La Constitución no prevé la renuncia para uno y sus descendientes. Por ello, en caso de producirse una renuncia de ese tipo, habría una duda sobre el derecho de los descendientes a seguir integrando el orden sucesorio, a falta de la necesaria legislación sobre la Corona que la propia Constitución establece.

Abdicaciones y renuncias[editar]

El Titular de la Corona puede abdicar del Trono y dejar de ser Rey o Reina (este caso legislativo no está regulado), abriéndose en este caso la sucesión conforme al orden regular previsto por la Constitución. Más que una alteración del orden sucesorio, cabe hablar de una anticipación en el mismo por voluntad del Titular de la Corona, que renuncia a ella y deja así paso a la sucesión.

Han existido varias abdicaciones de monarcas en España:

Previsiones constitucionales[editar]

La Constitución señala que las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión serán resueltas mediante Ley Orgánica. Una Ley Orgánica requiere el voto favorable de la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados para su aprobación, con lo que se trata así de asegurar un mayor consenso al resolver el delicado tema de la sucesión en la Jefatura del Estado. Sin embargo, dado que las distintas Cortes españolas elegidas desde la aprobación de la Constitución en 1978 no han cumplido con su deber de aprobar dicha Ley, cuando se produjo la abdicación de Juan Carlos I se aprobó un texto con rango de Ley Orgánica cuyo contenido carecía del sentido jurídico que requería la Constitución para convertirse en una especie de refrendo de dicha abdicación.

Línea de sucesión[editar]

La línea de sucesión al trono de España está dispuesta, tras la proclamación de Felipe VI de la siguiente manera:

Actual titular de la Corona: Corona Real Cerrada 2.svg Felipe VI (Felipe de Borbón y Grecia, n. 1968).

  1. Leonor de Borbón y Ortiz (n. 2005), princesa de Asturias, hija primogénita del rey de España.
  2. Sofía de Borbón y Ortiz (n. 2007), infanta de España, segunda hija de los reyes de España.
  3. Elena de Borbón y Grecia (n. 1963), infanta de España y duquesa de Lugo, mayor de las hermanas del rey.
  4. Froilán de Marichalar y Borbón (n. 1998), grande de España, hijo primogénito de la infanta Elena
  5. Victoria de Marichalar y Borbón (n. 2000), grande de España, segunda hija de la infanta Elena.
  6. Cristina de Borbón y Grecia (n. 1965), infanta de España y duquesa de Palma de Mallorca, segunda hermana del rey.
  7. Juan Valentín Urdangarin y Borbón (n. 1999), grande de España, hijo primogénito de la infanta Cristina.
  8. Pablo Nicolás Sebastián Urdangarin y Borbón (n. 2000), grande de España, segundo hijo de la infanta Cristina.
  9. Miguel Urdangarin y Borbón (n. 2002), grande de España, tercer hijo de la infanta Cristina.
  10. Irene Urdangarin y Borbón (n. 2005), grande de España, cuarta hija de la infanta Cristina.

Línea de sucesión fuera de la Familia del Rey[editar]

Debido a la endogamia entre las casas reales europeas (entre los reyes españoles, solo José I Bonaparte, Amadeo I de Saboya y Felipe VI se casaron con mujeres que no pertenecían a la realeza), la línea de sucesión fuera de los miembros de la familia real española está compuesta en su mayoría por miembros de la realeza. Los primeros con derechos sucesorios son los hijos y los nietos del infante don Carlos (nieto de la princesa María de las Mercedes, princesa de Asturias, quien era hija de Alfonso XII y hermana de Alfonso XIII), primo del rey Juan Carlos I de España y tío en segundo grado del actual rey Felipe VI.

Le siguen los herederos de la infanta Luisa Fernanda de Borbón, segunda hija del rey Fernando VII de España y hermana menor de la reina Isabel II de España (quien era madre de Alfonso XII de España); entre estos se encuentran Amadeo de Saboya-Aosta y Grecia, jefe de la casa ducal de Aosta. También se destacan Enrique de Orleans y Orleans-Braganza quien reclama el trono de Francia, y su familia.

Luego prosiguen los herederos de la infanta Carlota Joaquina de Borbón, reina consorte de Portugal e hija de Carlos IV de España, de quien su heredero inmediato es don Eduardo Pío de Braganza y Orleans-Braganza, jefe de la casa real de Portugal. Luego don Luis Gastón María de Orleans-Braganza y Wittelsbach, jefe de la casa imperial del Brasil, por ser tataranieto de Pedro II de Brasil (quien era nieto de la infanta Carlota Joaquina de Borbón y, por ende, bisnieto del rey Carlos IV de España); tras la familia imperial brasileña sigue el príncipe soberano Juan Adán II de Liechtenstein y su familia; luego el rey Felipe de Bélgica y su familia; luego el gran duque Enrique de Luxemburgo y su familia; luego Víctor Manuel de Saboya (1937), jefe de la casa real italiana, y su familia; también doña Alicia de Borbón-Parma, infanta de España y duquesa viuda de Calabria (madre del Infante Don Carlos); tras esta está Carlos Hugo de Borbón-Parma, jefe de la casa ducal de Parma, y su familia; y luego Carlos de Habsburgo-Lorena (n. 1961), jefe de la casa imperial de Austria y real de Hungría y de Bohemia.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]