Línea Mason-Dixon

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Línea Mason-Dixon originaria.

La línea Mason–Dixon (en inglés: Mason–Dixon Line) es un límite de demarcación entre cuatro estados de Estados Unidos. Forma parte de las fronteras de Pensilvania, Virginia Occidental, Delaware y Maryland. El levantamiento de la línea de frontera se llevó a cabo cuando estos territorios eran todavía colonias británicas. Después de que Pensilvania empezara a abolir la esclavitud dentro de las colonias, en 1781, la parte oeste de esta línea y el río Ohio se convirtieron la frontera entre los estados esclavistas y los abolicionistas (Delaware, sin embargo, que se encuentra al este de esta línea, permaneció como estado esclavista). En lenguaje popular, y especialmente desde el llamado Compromiso de Misuri de 1820, se usa la línea Mason-Dixon simbólicamente como una frontera cultural que divide el norte de Estados Unidos y el sur.[1]

La línea Mason–Dixon fue trazada entre 1763 y 1767 para resolver un conflicto de fronteras en la Norteamérica colonial.[1] Tanto Maryland como Pensilvania reclamaban la tierra entre los paralelos 39 y 40 de acuerdo con las cartas que constituyeron cada colonia.

A mediados de los años 1730 estalló una guerra entre los colonos por trazar la frontera entre Pensilvania y Maryland. El tema no se resolvió hasta que intervino la corona en 1760, ordenando a Frederick Calvert, sexto barón Baltimore a que aceptara un acuerdo de 1732. Como parte del acuerdo, los Penn y los Calvert encargaron a un equipo inglés, formado por Charles Mason y Jeremiah Dixon,[1] el levantamiento topográfico de las fronteras recién establecidas entre la provincia de Pensilvania, la de Maryland, la colonia de Delaware y partes de la colonia y antiguo dominio de Virginia.

Referencias[editar]

  1. a b c «Un plano de la línea del oeste o paralelo de latitud» (1768). Consultado el 2013-06-30.

Coordenadas: 39°43′0″N 75°47′0″O / 39.71667, -75.78333