l·l

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Cella-cat.png

La ele geminada (<l·l>) es un «grupo de letras modificado» del catalán, que representa el sonido (siempre intervocálico) de la ele doble o ele prolongada, pronunciado en dos sílabas diferentes —en realidad, se trata de dos sonidos: [ɫ.ɫ], que en AFI también se pueden representar como [ɫː]—. Este signo también se usa en belsetano, una variedad dialectal del aragonés.

La introducción del punto medio (también llamado punto alzado) fue prescrita, a propuesta de Antoni Maria Alcover, por la regla número 7 de las Normes ortogràfiques de 1913 aprobadas por el Institut d'Estudis Catalans. Tenía cierta extensión de uso a comienzos del siglo XX y, en Baleares, ya en el siglo XIX. Su finalidad es diferenciar este grupo de letras respecto del dígrafo <ll>, que representa el fonema lateral palatal /ʎ/. Aunque a veces el signo <l·l> ha sido calificado de dígrafo, en puridad no lo es, ya que este grupo de letras no representa un solo fonema, sino dos fonemas heterosilábicos (si bien iguales). De aquí que el esbozo de la nueva gramática normativa del IEC diga que es un «grupo de letras modificado» y no lo incluya en la lista de dígrafos del catalán.

El signo <l·l> se aplica, sobre todo, en aquellos cultismos procedentes del latín o del griego que ya tenían doble ele (por ejemplo: pel·lícula, novel·la, col·laborar, goril·la, intel·ligència, pàl·lida, excel·lència, il·luminar, metàl·lic...), y también en el sufijo diminutivo -el·lo (y variantes). Ahora bien, en catalán, el sonido de la ele geminada o prolongada no es exclusivo de este signo, sino que también se encuentra en palabras patrimoniales con <tl>, como ametla, batle, espatla, guatla, motle, rotle, vetlar, etc.

Su pronunciación se ha relajado mucho y se han castellanizado las palabras en las que se utilizaba, a excepción del dialecto balear, donde es fuerte y característico, y donde se denomina parlar bleda al hecho de dejar de pronunciarlo. Las secesionistas Normas del Puig rechazan el signo <l·l>, si bien no es cierto que en el dialecto valenciano no se pronuncie la ele doble o, al menos, no en menor medida que en el catalán oriental central.

La escritura correcta de la ele geminada exige el uso del punto medio (·) entre las dos eles, que está incluido en el teclado español en la tecla del 3. Las escrituras <l.l> o <l-l> se consideran incorrectas. En informática, podría utilizarse el carácter unicode Ŀ (U+013F representado &#319; en HTML) para la mayúscula y ŀ (U+0140 representado &#320; en HTML) para la minúscula; aun así, la dificultad de usar estos caracteres hace que sea preferible el uso del carácter · (U+00B7 representado &#183; o &middot; en HTML) entre dos eles. En cambio, se considera incorrecto el uso del carácter (U+2022 &#8226; o &bull; en HTML), ya que se considera poco estético y está reservado a la función de separador de listas.

Según la normativa ortográfica, en caso de haberse de dividir una palabra en dos líneas diferentes, el guion se coloca en sustitución del punto.