Kurt Zeitzler

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Kurt Zeitzler.

Kurt Zeitzler (Gossmar bei Luckau, Brandenburgo, 9 de junio de 1895Hohenaschau, Alta Baviera, 25 de septiembre de 1963) fue un militar alemán del Reichswehr y la Wehrmacht, que destacó durante la Segunda Guerra Mundial en su carga en calidad de Jefe del Estado Mayor General de 1942 a 1944.

Biografía[editar]

Primeros años y carrera militar[editar]

Nació en Gossmar bei Luckau, Brandenburgo, Zeitzler era hijo de un pastor protestante. Se unió al Reichswehr el 23 de marzo de 1914 y combatió en la Primera Guerra Mundial. Debido a su destacada actuación en la contienda, fue ascendido a oficial y se le situó como comandante de un batallón de infantería. Entre 1919 y 1937, sirvió en el ejército del Reichswehr como oficial del Estado Mayor. En 1937, se encontró trabajando como Jefe de Estado Mayor del Oberkommando des Heeres o OKH (Alto Mando del Ejército).

En septiembre de 1939, durante la invasión germana de Polonia, fue nombrado Jefe de Estado Mayor para servir en el 14º Ejército del XXII Grupo de Ejércitos bajo el mando del General Siegmund List. En marzo de 1940 fue nombrado, de nuevo, Jefe de Estado Mayor del Panzergruppe A, prestando servicio junto al General Von Kleist durante la invasión de Francia. Zeitzler, permaneció con Von Kleist durante las campañas de 1941, las invasiones germanas de Yugoslavia, Grecia y de la Unión Soviética. El 18 de mayo de 1941 fue condecorado con la Cruz de Caballero para su Cruz de Hierro.

Durante el ejercicio como Jefe de Estado Mayor del Grupo de Ejércitos D, bajo el mando del General Gerd von Rundstedt, en Francia, en 1942, participó de forma activa y extraordinaria en el frente alemán, durante el intento de invasión de las fuerzas canadienses en Dieppe, el 19 de agosto de 1942. Tras esto, fue ascendido a Coronel General.

Jefe de Estado Mayor del OKH[editar]

Tras una pequeña etapa como Jefe de Estado Mayor del Grupo de Ejércitos D, bajo el mando del General von Rundstedt, fue ascendido a General de Infantería, a la vez que el 24 de septiembre de 1942 fue nombrado Jefe del Estado Mayor General (Oberkommando des Heeres, OKH) para reemplazar al General Franz Halder. A Hitler, le causó muy buena impresión el trabajo meticuloso de Zeitzler, quien le presentaba informes muy profesionales y elaborados al detalle, junto con sus resúmenes. A pesar de que Zeitzler estaba lejos de encabezar la lista de postulantes al cargo de Mayor General, fue elegido. De hecho, era menos destacado que Halder, pero es probable que Hitler creyera que Zeitzler podría ser bastante más flexible y podría obtener de él más apoyo a sus decisiones para conducir la guerra, como Jefe del OKH, que su antecesor. También se le consideró un experto en logística militar, en cuanto al movimiento y aprovisionamiento de las tropas, debido a sus sólidas aptitudes de organización.

Zeitzler nunca fue considerado un comandante brillante, aunque su actuación al frente como General Mayor fue bastante respetable. Sus decisiones e iniciativas fueron habitualmente frenadas por las frecuentes exigencias de Hitler, cada vez más injustificadas. Zeitzler defendió el aislamiento y retirada del 6.º Ejército del General Paulus, después de que hubiera intentado conquistar Stalingrado. Tras la Guerra, tan pronto como vio lo que estaba sucediendo, Zeitzler, solicitó con urgencia a Hitler la orden de retirada del 6º Ejército de Stalingrado hacia la Don bend, donde el frente que estaba descompuesto podría ser reestructurado. La más mínima insinuación provocaba una rabieta al Führer:

«¡No voy a abandonar el Volga! ¡No voy a retroceder!»

Hitler, "William L. Shirer, The Rise and Fall of the Third Reich"

El Führer ordenó personalmente al 6º Ejército a permanecer firme y con resistencia alrededor de Stalingrado:

«Stalingrado simplemente debe ser ocupada. Tiene que serlo; es una posición clave. Obstruyendo el tráfico por el Volga, a esta altura, podemos causar a los rusos inmensos problemas»

Hitler, "Albert Speer, Inside the Third Reich"

Los compañeros de ejército animaban a Zeitzler a que diera la orden de retirada por sí mismo pero se negó a hacerlo, en obediencia a la autoridad de Hitler como Comandante en jefe. Después de que escuchara que Goering le había comentado a Hitler que la situación de las provisiones y de los pertrechos en Stalingrado “no era tan mala”, Zeitzler escribió en sus memorias:

«[...] sólo me queda asumir que no se están leyendo ninguno de mis informes o que no tienen credibilidad alguna»

Zeitzler, "Cita necesaria"

En un gesto de solidaridad con las tropas hambrientas de Stalingrado, Zeitzler, redujo su racionamiento al mismo nivel que ellos. Tras haber perdido 26 libras (aproximadamente 12 kg) en dos semanas, Hitler, tras consultarle sobre la alimentación a Martin Bormann, ordenó a Zeitlzter a que dejara la dieta y que volviera a tener el racionamiento normal. Hitler, mientras tanto, se negaba incluso a considerar la idea de retirada del 6.º Ejército alemán, que finalmente fue rodeado y aniquilado.

Tras los aniquilamientos del 6º Ejército en Stalingrado, la relación de Zeitzler con Hitler se volvió cada vez más tirante. Después de la cascada de derrotas de las Wehrmacht en Túnez, Kursk o Cherkassy, y también de una serie de violentas disputas con Hitler, el 1 de julio de 1944 abandonó de forma repentina Berghof. Fue reemplazado por el General Heinz Guderian el 10 de julio del mismo año. Por su parte, Hitler nunca le volvió a dirigir la palabra e incluso una vez que dejó de prestar servicios al ejército en enero de 1945, le negó el derecho de llevar el uniforme.

Últimos años[editar]

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial permaneció en un campo de prisioneros en Inglaterra hasta finales de febrero de 1947. Kurt Zeitzler murió el 25 de septiembre de 1963 en Chiemgau, Alta Baviera.

Biografía[editar]

  • Zeitzler, Kurt (2007); Batallas decisivas de la segunda guerra mundial.
  • Shirer, William L. (1959); The Rise and Fall of the Third Reich.

Enlaces exeternos[editar]