Kraft durch Freude

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Propaganda de un espectáculo de variedades celebrado con motivo del VIII aniversario de la KdF.
Emblema de KdF

Kraft durch Freude (KdF, literalmente "Fuerza a través de la alegría") fue una organización política nazi que existió entre 1933 y 1945 dedicada a la tarea de estructurar, vigilar y uniformar el tiempo libre de la población alemana en tiempos del III Reich, parte de la Deutsche Arbeitsfront ("Frente Alemán del Trabajo"), sindicato unificado dependiente del estado nacionalsocialista. La KdF, concebida como medio propagandístico para exaltar las virtudes del Nazismo, con la autoridad estatal de viajes, excursiones y vacaciones que organizaba viajes terrestres y marítimos, era al mismo tiempo la agencia de viajes más importante durante el Tercer Reich y pronto se convirtió en la más grande del mundo en los años 30.[1]

Objetivos[editar]

La organización defendía el principio de crear una "Volksgemeinschaft nacionalsocialista"[2] y "el perfeccionamiento y refinamiento del pueblo alemán". Buscaba conseguir tal objetivo organizando programas de ocio estrictamente estructurados. Robert Ley, uno de los fundadores de la KdF, citaba a Hitler:

Deseo que a cada trabajador se le conceda un periodo de vacaciones suficiente y que todo sea dispuesto de tal manera que su tiempo libre sea realmente de ocio. Deseo esto porque quiero un pueblo con determinación y nervios de acero, pues la única manera de hacer grande la política es teniendo un pueblo que mantiene los nervios.

Un objetivo declarado fue la preservación de la "paz laboral" y evitar así la aparición de un sindicalismo hostil al régimen, mediante el "apaciguamiento" de los trabajadores.[3] Se buscaba asegurar la paz interna con la promesa a los trabajadores de que podrían permitirse lujos que hasta entonces pertenecían sólo a las clases altas, practicar deportes costosos como equitación, navegar a vela o jugar tenis y tener la posibilidad de viajar al extranjero así como de acudir a balnearios de la costa báltica o del Mar del Norte a precios muy bajos.

El objetivo oficial fue la creación de un nuevo pueblo y sociedad alemanes. Según los teóricos nazis, al nuevo orden político y económico debía seguir "la comunidad socio-cultural del pueblo alemán".[4] Se buscaba así, el fortalecimiento del orgullo nacional y del espíritu comunitario, con medidas destinadas a llenar a los trabajadores de energía para el trabajo, aumentar el rendimiento laboral y la productividad. La prioridad de todos los programas era en principio eliminar las desigualdades sociales para crear una gran comunidad alemana en la que todos debían tener, independientemente de sus ingresos, las mismas posibilidades de recreación. Este sentimiento era alimentado por la propaganda del régimen y constituía un elemento necesario para llevar a cabo los ambiciosos objetivos de Hitler.[5] El gobierno nazi consideraba especialmente aptos y motivados para ir a la guerra a los individuos sanos y saludables, para lo cual era necesario impulsar entre el proletariado la recreación, además de controlar el tiempo de ocio de los trabajadores. Otro objetivo era impulsar la economía alemana estimulando la producción de las fábricas de armamentos. Poco antes del estallido de la guerra estos objetivos también fueron anunciados oficialmente.

Otro objetivo era impulsar la economía alemana estimulando la industria del turismo y sacarla de la depresión de los años 20. Se esperaba que los alemanes, cuando viajaran al extranjero pudieran comparar su país con otros países en beneficio de Alemania. También debía mejorar la imagen de Alemania en el extranjero, y mediante la edición de vistosos folletos la KdF tuvo bastante éxito en este aspecto hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Kraft durch Freude fue, en última instancia, una preparación para la guerra. En 1934, más de dos millones de alemanes habían participado en algún viaje de la KdF; hacia 1939 el número de afiliados era oficialmente de alrededor de 25 millones de individuos en tanto todos los trabajadores alemanes tenían la obligación de afiliarse y abonar las cuotas.

Actividades[editar]

A partir de 1933 la KdF ofrecía alternativas de ocio asequibles, como conciertos de música clásica y folklórica, excursiones de un día y vacaciones a balnearios o a los Alpes alemanes. Algunas embarcaciones de gran tamaño, como el Wilhelm Gustloff, fueron construidos específicamente para los cruceros organizados por la KdF. La KdF pretendía minimizar la diferencia entre clases sociales ofreciendo al pueblo llano actividades de ocio propias de la clase media, a costo muy reducido o inclusive gratis.

Inspirada en la organización de la Italia fascista Opera Nazionale Dopolavoro ("después del trabajo"), pero extendiendo también su influencia al ámbito laboral, la KdF amplió rápidamente su abanico de actividades y creció vertiginosamente para convertirse una de las organizaciones más grandes del III Reich. Las estadísticas oficiales mostraban que en 1934, 2,3 millones de personas se habían beneficiado de las vacaciones organizadas por la KdF. En 1938, este número había crecido a 10,3 millones.[6] En 1939 la KdF tenía más de 7.000 empleados a sueldo y más de 135.000 voluntarios, organizados en divisiones por áreas temáticas como deportes, educación o turismo, con supervisores en cada fábrica y taller con más de 20 trabajadores.

Los nazis también intentaron atraer el turismo extranjero. Esta tarea era responsabilidad de Hermann Esser, un secretario del Ministerio de Propaganda. Se editó una serie de panfletos a todo color y en varios idiomas titulada Deutschland, que mostraba Alemania como una nación pacífica e idílica, llegando a mostrar fotos de un sonriente Joseph Goebbels en plena celebración del Carnaval de Colonia, aunque la veracidad de tales imágenes de Goebbels es discutida.

La KdF también consiguió poner en marcha la fabricación de un coche a un precio popular, el KdF-Wagen, que posteriormente se haría famoso con el nombre de Volkswagen Escarabajo. La KdF recibió en 1939 la Copa Olímpica, galardón otorgado por el Comité Olímpico Internacional.[7]

Las actividades de la KdF quedaron en la práctica suspendidas desde fines de 1939 debido a las urgencias financieras causadas por la Segunda Guerra Mundial y varios proyectos nunca llegaron a completarse, como fue el caso del gigantesco balneario de Prora en la costa báltica, mientras las embarcaciones de recreo de la KdF eran reconvertidas para usos militares y las autoridades nazis imponían al proletariado condiciones laborales más severas (y con muy pocos descansos) debido a las exigencias de la guerra. El modelo sería copiado con éxito en otros países, como Portugal, con la Fundación Nacional para la Alegría en el Trabajo, dependiente de la Secretaría de Estado de las Corporaciones y Asuntos Sociales, o España, con la Organización Educación y Descanso, dependiente de la Organización Sindical Española.

Referencias y notas[editar]

  1. Bienestar bajo la cruz gamada (en alemán) - Spiegel Online, jueves 19 de julio de 2007
  2. Volksgemeinschaft ("comunidad popular") fue un término ampliamente usado durante el III Reich para referirse a una conciencia nacional de pertenencia a la raza aria.
  3. Hasso Spode (1991). «Die NS-Gemeinschaft, Kraft durch Freude, ein Volk auf Reisen?». Zur Sonne, zur Freiheit! Beiträge zur Tourismusgeschichte. ISBN 3-928077-10-4. 
  4. Bruno Frommann (1992). Reisen im Dienste politischer Zielsetzungen. Arbeiter-Reisen und "Kraft-durch-Freude"-Fahrten, pp 106. OCLC 46206497. 
  5. Schneider, Claudia. «Die NS-Gemeinschaft "Kraft durch Freude"». Consultado el 5 de marzo de 2012.
  6. Social Policy in the Third Reich. The Working Class and the 'National Community - Mason, T.W., Oxford: Berg. 1993, página 160 (en inglés)
  7. Copa Olímpica (en inglés) en la página del Comité Olímpico Internacional.

Enlaces externos[editar]