Klein-Venedig

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapa diacrónico de las colonias de estados alemanes, en amarillo el territorio de Klein Venedig.
Localización del Klein Venedig.

Klein-Venedig (en alemán Pequeña Venecia) fue el nombre de un territorio parte de la actual Venezuela, que les fue arrendado por Carlos V a la familia alemana de banqueros Welser. Este territorio no constituyó nunca una adquisición ni una colonia, sino parte de la Provincia de Tierra Firme.

Historia previa[editar]

En 1519, el rey Carlos I de España (más tarde Carlos V), con el fin de acceder al trono imperial del Sacro Imperio Romano Germánico, obtuvo de las familias augsburguesas de Welser y Fugger altos niveles de créditos. Según las estimaciones, Carlos V, les debía a estas familias de banqueros entre 143.000 y 158.000 florines, gracias a los cuales pudo afirmarse sobre el trono en lugar de su rival Francisco I de Francia. Los años pasaron sin que Carlos V pudiese reparar más que una pequeña parte de su deuda. Se acordó entonces ceder en forma de arriendo una parte del Nuevo Mundo a los Welser como forma de pago, convirtiéndose la provincia de Venezuela en un feudo en su poder.

El Contrato de Venezuela[editar]

Carlos V y los Welser acordaron en el "Contrato de Venezuela" (hoy "Contrato de Madrid") las condiciones del acuerdo. Los Welser podrían utilizar gobernadores y empleados y fueron liberados del impuesto de sal y de todos los demás impuestos. Podrían esclavizar a los indios hostiles e introducir aproximadamente 4.000 esclavos africanos. Los inmigrantes que llegaran a la colonia obtendrían tierra arable.

Los Welser debían crear 2 ciudades y construir 3 fortalezas. El rey español se quedaba con un décimo del oro, plata o piedras preciosas que se encontrasen; más tarde esta fracción se aumentó a un quinto.

La Casa de la Contratación fijó los límites del territorio arrendado: al oeste el cabo de la Vela y al este el cabo de Maracapana, cada uno distante del otro aproximadamente 900 kilómetros. También la costa, llamada costa de perla, y las islas pertinentes quedaban disponibles a la explotación de los Welser, a excepción de Curaçao, Bonaire y las Islas Gigantes). El límite por el sur no fue fijado.

Véase también[editar]