Kiril Moskalenko

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Kiril Moskalenko.

Kiril Semiónovich Moskalenko (11 de mayo de 190217 de junio de 1985) fue un comandante militar soviético, Comandante en Jefe de las Tropas de Misiles Estratégicos, Inspector General del Ministerio de Defensa y Mariscal de la Unión Soviética.

Biografía[editar]

Moskalenko nació en la aldea de Grishino, cerca de Donetsk, en Ucrania, entonces parte del Imperio ruso. Ingresó en el Ejército Rojo en 1920, combatiendo en varios frentes durante la Guerra Civil Rusa. Estudió en varias Academias Militares Soviéticas. Durante la Guerra de Invierno (1939) fue Comandante de artillería de la 51.ª División.

Al comenzar la Operación Barbarroja en junio de 1941, Moskalenko era comandante de una brigada anti-tanque. Entre esa fecha y marzo de 1942 dirigió las siguientes unidades, en este orden: 1.ª Brigada Anti-Tanque, 15º Cuerpo de Rifles, 6º Ejército y 6º Cuerpo de Caballería. Entre marzo y julio de 1942 fue comandante del recién reformado 38º Ejército. Fue así mismo comandante del 1.er Ejército de Tanques (julio-agosto de 1942) y del 1.er Ejército de Guardias (agosto-octubre de 1942), antes de recibir el mando del 40º Ejército (ya lejos del Frente de Voronezh), puesto que mantuvo hasta octubre de 1943. Moskalenko dirigió sus tropas durante la contraofensiva de invierno y durante la Batalla de Kursk. Debido a sus contribuciones a lo largo de buen número de las batallas clave, como Moscú, Stalingrado y Kursk, fue galardonado con la Estrella Dorada de Héroe de la Unión Soviética.

Desde octubre de 1943 hasta el final de la guerra, Moskalenko fue comandante del 38º Ejército. Dirigió esta unidad expulsando a los alemanes de Ucrania, Polonia y Checoslovaquia. Tras el conflicto sirvió en varios puestos del Distrito Militar de Moscú, antes de ser nombrado Comandante en Jefe del mismo en 1953.

El 25 de julio de 1953, Nikita Jrushchov le ordenó secretamente el arresto del jefe del NKVD, Lavrenti Beria, lo que fue realizado el día siguiente durante una reunión del Politburó con la ayuda del Mariscal Gueorgui Zhúkov. Debido a temor del Gobierno soviético acerca de la creciente popularidad de Zhúkov, no podía llevar pistola dentro del Kremlin. Moskalenko entró en el Kremlin armado para arrestar a Beria. Durante los siguientes 6 meses él y Román Rudenko investigaron el Caso Beria. En diciembre de 1953 el tribunal del Soviet Supremo le juzgó culpable tras un proceso de cinco días de duración. El 23 de diciembre Beria fue ejecutado.

El 11 de marzo de 1955, junto a otros cinco generales soviéticos de reconocido prestigio durante la Segunda Guerra Mundial, Moskalenko fue ascendido al rango de Mariscal de la Unión Soviética. Permaneció en el Distrito Militar de Moscú hasta 1960, cuando fue nombrado Comandante en Jefe de las Tropas de Misiles Estratégicos. En 1962 fue nombrado Inspector General del Ministerio de Defensa. Falleció el 17 de junio de 1985 y fue enterrado en el Cementerio Novodévichi de Moscú.