Karl Renner

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Karl Renner
Karl Renner 1905.jpg

Austria Bundesadler.svg
Presidente de Austria
20 de diciembre de 1945-31 de diciembre de 1950
Canciller Leopold Figl (1945-1953)
Predecesor Ninguno (El último presidente, Wilhelm Miklas, fue depuesto en 1938 cuando Alemania anexó Austria)
Sucesor Theodor Körner

Canciller de Austria
27 de abril de 1945-20 de diciembre de 1945
Predecesor Arthur Seyss-Inquart (El cargo de canciller fue abolido en 1938 cuando Alemania anexó Austria)
Sucesor Leopold Figl

30 de octubre de 1918-7 de julio de 1920
Predecesor Nuevo cargo
Sucesor Michael Mayr

Datos personales
Nacimiento 14 de diciembre de 1870
Bandera de Imperio austrohúngaro Unter-Tannowitz, Moravia, Imperio Austrohúngaro
Fallecimiento 31 de diciembre de 1950 (80 años)
Bandera de Austria Viena, Austria
Partido Partido Socialdemócrata de Austria (SPÖ)
Cónyuge Luise Renner
[editar datos en Wikidata]

Karl Renner (Unter-Tannowitz, 14 de diciembre de 1870 - Viena, 31 de diciembre de 1950) fue un político austríaco. Nació en Moravia (entonces parte del Imperio Austrohúngaro) y murió en Austria. Renner siempre estuvo interesado en política y llegó a ser bibliotecario en el parlamento y miembro del Partido Socialdemócrata de Austria (SPO) en 1896; empezó a representar el partido en el Reichsrat en 1907.

Biografía[editar]

Comienzos[editar]

Nació en una pequeña localidad morava, decimoctavo hijo de un viticultor y gemelo de su hermano Anton, que murió a las pocas semanas del parto.[1] A pesar de las penurias de su juventud, logró cursar estudios secundarios en un selecto gymnasium (donde recibió clases del filósofo Wilhelm Jerusalem) y más tarde realizó la carrera de Derecho en la Universidad de Viena.[1]

A cargo de gran parte de su familia tras la ruina de su padre por la crisis agraria de los años 1880, Renner logró un puesto de ayudante de bibliotecario en la biblioteca del parlamento austriaco en 1895, puesto que conservó hasta 1907,[1] cuando fue elegido diputado al primer parlamento elegido por sufragio universal masculino.[1]

Durante su época de bibliotecario del parlamento escribió tres destacados estudios sobre la reorganización del estado austrohúngaro, en los que se criticaba duramente las instituciones políticas estatales.[1] Para entonces Renner ya mantenía contactos con el movimiento socialista encabezado por Victor Adler.[1] En sus escritos Renner defendía la necesidad de eliminar el nacionalismo como obstáculo para el desarrollo económico y cultural, restringiéndolo a la cultura y la comunicación, defendiendo la creación de unidades administrativas y económicas que englobasen diversas nacionalidades, organizadas estas en en unidades culturas autónomas, coordinadas por un gobierno central.[2] Propuso además la idea de la nacionalidad personal, de manera que cada individuo formase parte de una nacionalidad por elección personal y no por su lugar de residencia, eliminando el concepto de minorías nacionales en los territorios y la necesidad de definir fronteras nacionales.[2] Sus teorías, sin embargo, no recibieron el apoyo de ningún partido, sino únicamente de personalidades aisladas.[2]

La Primera Guerra Mundial[editar]

Renner abandona el Palacio de Saint Germain junto con otros miembros de la delegación austriaca, donde se firmó el tratado de paz con Austria (1919).

Durante la Primera Guerra Mundial Renner, miembro ya de la dirección del partido socialdemócrata confió hasta el final en la capacidad de supervivencia del Imperio y se escoró cada vez más hacia el ala más conservadora del partido, manteniendo posturas (oposición a la entrega a Francia de Alsacia y Lorena, tregua política con los partidos de derecha, defensa condicional del concepto de Mitteleuropa...) a menudo criticadas incluso en su propio partido.[3]

Renner desarrolla una postura pragmática del marxismo, alejándose de las concepciones revolucionarias y adoptando la defensa de un cambio por evolución que trata de reconciliar al proletariado con los estados existentes en vez de promover una ruptura total con el pasado.[4]

Canciller de la república austriaca[editar]

Tras la derrota en la guerra mundial y el desmembramiento del imperio surge de los restos de las provincias occidentales, la república de Austria que agrupa la mayoría de los territorios con mayoría de cultura alemana. Renner es nombrado primer canciller de la república, en coalición con los partidos conservadores.[4] Renner logra mantener la unidad del partido, a pesar de tener que adoptar una política pragmática alejada de las teorías marxistas para mantener la coalición con sus socios conservadores, que se apoyan en el campesinado y las clases medias y altas de las ciudades.[4]

Excelente administrador, defendió la necesidad de cooperar entre todas las clases sociales y divisiones del nuevo país, postura que no logró el apoyo necesario, incluso en su propio partido.[5]

La década de 1920[editar]

Entre 1920 y 1931 fue presidente de la cámara baja austriaca, dirigente principal de la facción moderada del partido, minoritaria y defensora de la cooperación con los partidos de la derecha, y representante principal del movimiento cooperativista.[5]

La década de 1930[editar]

Tras el aplastamiento del partido en febrero de 1934 Renner fue detenido y pasó varios meses en prisión.[6] Tras su liberación se le prohibió ejercer cargo político alguno.[6]

Entre 1934 y 1938 escribió el primer tomo de su autobiografía.[6] Tras la anexión alemana de marzo de 1938 Renner fue chantajeado para que publicase su apoyo a la anexión a cambio de la liberación de un colega socialdemócrata de los campos de concentración.[6] Renner había sido uno de los más ardientes defensores de la unión con Alemania durante el periodo de la República de Weimar.[6]

Pasa los años de la guerra en la población alpina de Gloggnitz, ignorado por las autoridades nacionalsocialistas.[6] Alejado de cualquier actividad de resistencia a los nazis, se prepara para poder participar en la reconstrucción de la democracia tras la derrota alemana.[6]

Posguerra[editar]

Tras la ocupación soviética de Gloggnitz en la primavera de 1945 Renner forma un gobierno de coalición con antiguos políticos democráticos gracias a la cooperación soviética.[6] Poco después su gobierno es reconocido por los aliados occidentales.[6]

Elegido presidente en diciembre de 1945, desempeñó con talento su cargo hasta su muerte el 31 de diciembre de 1950.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f Kahn (1951), p. 243
  2. a b c Kahn (1951), p. 244
  3. Kahn (1951), p. 245
  4. a b c Kahn (1951), p. 246
  5. a b Kahn (1951), p. 247
  6. a b c d e f g h i Kahn (1951), p. 248
  7. Kahn (1951), p. 249

Referencias[editar]