Justicia en el Antiguo Egipto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Justicia, en el Antiguo Egipto, estaba bajo la advocación de Maat, que representaba el orden cósmico que hacía posible la vida. Es por ello que tanto el chaty, magistrado supremo, como el resto de magistrados y los presidentes de los distintos tribunales eran sacerdotes de la diosa, y todos ellos ocupaban la más alta jerarquía en la administración, eran los primeros después del faraón.[1] La misión principal del monarca, representación viva de Ra en la tierra, era hacer reinar la justicia para que el orden imperase y el país fuese próspero.

Maat[editar]

Juicio de los muertos: Anubis compara del corazón de Ani con la pluma de la Justicia. (Papiro de Ani).

Maat encarnaba la verdad, el orden y la justicia, y hacía girar la rueda de la vida que solo era posible si imperaba el orden establecido. Sobre esta idea se fundaron las bases y los estatutos de la ley en el Antiguo Egipto, con leyes que habían sido dictadas por los dioses y cuyo intérprete y juez supremo era el Faraón, encarnación de Maat. Como consecuencia, Maat era la patrona de los jueces. Se representaba como una mujer de pie o sentada sobre sus talones con una gran pluma de avestruz sobre la cabeza y portando en una mano el cedro y en la otra el anj, el cetro del poder. Su pluma se empleaba para pesar el corazón de los muertos en el juicio final.[2]

En el Antiguo Egipto todo lo que afectaba al hombre estaba relacionado: sociedad, economía, religión, ciencia. La justicia, el orden, tenía como finalidad permitir una vida llena de abundancia, felicidad y salud, tanto en este mundo como en el Duat. No había un sistema jurídico similar al Derecho Romano y apenas se han encontrado textos jurídicos, aunque todos los existentes y las inscripciones hablan de la justicia.[3]

Según Bernadette Menu, la función de juzgar, crear y conservar el derecho viene definida por el título sAb, tAy.ty, título que a veces puede ser completado o reemplazado por el de "Sacerdote de Maat" o el de "Sacerdote de Thot", y por dos actividades: hacer el derecho (ir mAat), es decir, crear la jurisprudencia, y separar a los litigantes una vez satisfechos.[4]

Ordenamiento[editar]

El juez supremo era el Faraón, aunque actuaba como tal solo en ocasiones, como en juicios por alta traición. Desde la tercera dinastía este papel de juez supremo estaba encomendado al chaty, que a su vez delegaba en magistrados locales que eran ayudados por escribas de alto rango. Durante la cuarta dinastía comienzan a proliferar en los distintos nomos las salas de audiencias (llamadas Morada Venerable), en donde los nomarcas actuaban, por lo general, como magistrados locales.

El chaty, gran sacerdote de Maat, daba audiencia en la sala de columnas del palacio de Tebas, vestido con lino blanco y un cetro en la mano. Ante él se extendía los cuarenta rollos de pergamino en los que estaban transcritas las leyes. Junto a él se encontraban sus consejeros y los escribas encargados de levantar las actas. Acabada la audiencia, el chaty rendía cuentas de ella al faraón. Este era el Hwt wrt, el tribunal en el que el chaty impartía justicia y solucionaba otros asuntos legales.[5] El conjunto de órganos judiciales de todo el país dependía del Departamento de la Balanza, en la sede del gobierno central. Estaba presidido por un miembro del Consejo de los Diez que dirigía la totalidad de los servicios administrativos y del que dependían los jueces y demás funcionarios de justicia. Este consejo estaba formado por altos funcionarios con gran experiencia, que integraban el Tribunal Supremo y redactaban las leyes bajo la dirección del chaty.

Jerarquía judicial[editar]

  • El Faraón, dios viviente y garante del orden y la justicia.
  • El chaty, primer ministro, mano derecha del faraón.
  • El haty, gobernador de un nomo.
  • El wpyw, tribunal.
  • El dedet consejo local de funcionarios.
  • El seb juez de primera instancia.
  • El sr escriba adscrito a la administración de justicia.

Fuentes jurídicas[editar]

No se ha encontrado ningún código de leyes egipcio, aunque existen referencias indirectas de la existencia de normas, así como se conoce variadas formas de juramento (por un dios, por varios, por el faraón...).
Los documentos legales se dividen en:

  • Los relativos a cuestiones familiares o particulares: competen al derecho privado, salvo cuando se trata de la herencia de un cargo oficial dentro de la familia que se regula por el derecho oficial. Existía y estaba regulado el divorcio o la adopción, así como se juzgaba los malos tratos o el adulterio.
  • Los contratos comerciales y los préstamos.
  • Derecho criminal: El primer paso era la denuncia y colocación del criminal ante el poder. Se han documentado casos de abuso de poder de funcionarios que eran vigilados, investigados e interrogados. Hay tribunales de justicia locales en algunas ciudades documentados desde el 2600 a. C.
  • Contratos con el palacio o templo: son oficiales. Se regula en ellos los títulos nobiliarios, el censo, las reclutas de soldados u obreros, notas de impuestos, inventarios y diarios. Los sacerdotes intervenían en el derecho y las leyes, ya que en todas las épocas los sacerdotes ejercieron funciones de magistrados y los templos eran palacios de justicia.

Las sentencias podían declarar inocencia, culpabilidad y está atestiguada la privación de la libertad, requisa de propiedades, condena a trabajos forzados, castigos corporales y la condena de muerte. Los trabajos forzados podían ser en las minas, y la condena de muerte, en caso de extrema gravedad del delito, podía ser por ahogamiento e incluso se llegaba a quemar el cadáver para impedirle al condenado la vida eterna.

Fuentes conocidas[editar]

Estela de Guiza (Museo del Cairo, IE 42.787)
Descubierta por Steindorff en 1910 y realizada durante la cuarta o quinta dinastía, es el documento jurídico más antiguo de los conocidos. Contiene un contrato de compra-venta que incluye una inscripción en un registro, testigos y demás formalidades, lo que demuestra la existencia de una legislación civil.[6]
Decreto de Neferirkara
Regula la protección de los sacerdotes frente a las levas de trabajadores.
Decretos de Neferkara Pepy
Mencionados en el papiro de Ipuur, demuestran la existencia de normas jurídicas durante la sexta dinastía, circa el año 2200 a. C.
Decretos de Coptos
Entre ellos están los del faraón de la dinastía VIII Neferkauhor nombrando a su chaty Shemay como gobernador del Alto Egipto, en un intento de arrebatar los nomos del sur a sus gobernadores.
Decreto de Horemheb
Fue grabado hacia el 1300 a. C. en el pilono X del templo de Karnak, y consta de nueve partes que se han considerado la base de sistemas legales posteriores. Su finalidad era frenar los abusos de los funcionarios corruptos reformando el sistema judicial vigente: hubo problemas de prevaricación en distintas épocas, ya que en tiempos de escasez los recaudadores oprimieron en exceso a los agricultores con el apoyo de jueces sobornados. El magistrado convicto de abusos sería condenado a que le cortaran la nariz y deportado a Silé, en Suez.[7] Horemheb ordena la inspección periódica de la gestión de todos los funcionarios adscritos a los tribunales y la creación de dos tribunales de justicia con competencia en las dos tierras:

Se castigará con implacable rigor a los funcionarios que, abusando de su poder, roben cosechas o ganado de los campesinos bajo el pretexto de cobrar impuestos. El castigo consistirá en cien bastonazos y hasta el corte de la nariz. Si el involucrado fuera un juez que se hace cómplice de un recaudador de impuestos para compartir sus rapiñas, la pena será de muerte.

Los jueces no se deben dejar influir por nadie y no pueden aceptar pagos ni regalos de otra persona que el rey, a cuyo servicio se deben. El delito más grave es el del juez que se deja comprar: su castigo será la muerte.[8]
Código de Hermópolis
Recogido en escritura demótica en un papiro encontrado en la necrópolis de Hermópolis. Es una recopilación sobre derecho civil para uso de magistrados y escribas.[9]
Papiro Abbott
Recoge una investigación realizada durante el reinado de Ramsés IX sobre saqueadores de tumbas del Valle de los Reyes.[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Pirenne, Jacques (1934). Histoire des institutions et du droit prive de l'ancienne Egypte, Vol. II. Fondation Egyptologique Reine Elisabeth. 
  2. Tribunal Superior de Justicia de Madrid. «Educando en Justicia». Consultado el 15, 07 de 2008.
  3. Mancini, Anna; op. cit. pp. 7 y ss.
  4. Menu, Bernadette; traducción de Soria Trastoy, Teresa (1995). «Le tombeau de Pétosiris (2). Maât, Thot et le droit». Bulletin de l'Institut francais d'archeologie orientale. pp. 281-295. 
  5. Que el Hwt wrt era la oficina donde se tomaban las decisiones administrativas y gubernamentales de importancia es evidente a la luz de los textos del Imperio Antiguo... era la oficina central del visir que controlaba las actividades gubernamentales y administrativas del reino y que supervisaba al personal administrativo de Egipto... figura como una institución encargada de los archivos y vinculada al consejo del rey en el palacio. Moreno García, J. C.; op. cit. pp. 50, 52 y 53. traducción de Soria Trastoy, Teresa
  6. Fernández del Pozo, Luis. «La propiedad inmueble y el Registro de la Propiedad en el Egipto faraónico». Anales de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba, pág. 139. 
  7. Gastón Maspero. op. cit. pág. 347
  8. transcripción de Félix Alonso Royano
  9. Mattha y Hughes (1975). «Annuity and inheritance laws» (en inglés). The Demotic Legal Code of Hermopolis West. Consultado el 15, 07 de 2008.
  10. Pierre Montert, op. cit. pp. 307 y ss.

Bibliografía[editar]

  • Mancini, Anna (2004). El misterio de Maat, diosa de la justicia en el antiguo Egipto. Buenos Books America Llc. ISBN 1-932848-06-1. 
  • Moreno Garcia, Juan Carlos (1997). Hwt et le milieu rural égyptien du IIIe millénaire. Économie, administration et organisation territoriale. H. Champion. 
  • Mattha, Girgis; Hughes, George Robert (1975). The Demotic Legal Code of Hermopolis West. Institut français d’archéologie orientale du Cairo. 
  • Montet, Pierre; traductora: Crespo, Cristina (1993). La vida cotidiana en Egipto en tiempos de los Ramsés. Temas de hoy. ISBN 84-7880-281-9. 
  • Maspero, Gastón (1895). Histoire ancienne des peuples de l'Orient classique. Hachette. 

Enlaces externos[editar]