Julita y Quirico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Julita y San Quirico
Santa Julita y Quirico.JPG
Santa Julita y San Quirico, imaginería de iglesia parroquial de Villanueva de la Sierra (Cáceres), España.

Julita (o Julieta) y su hijo Quirico (o Quirce) eran cristianos naturales de Licaonia (Asia Menor) que emigraron a Tarso huyendo de la persecución decretada por el emperador Diocleciano. La tradición cristiana relata que en el año 303 fueron detenidos por el gobernador Domiciano, y que el pequeño Quirce murió por llorar durante el martirio de su madre, asesinado con brutalidad por el propio juez que vigilaba el cumplimiento de la sentencia. Ambos cadáveres fueron arrojados a una fosa común, de donde unos cristianos, según tradición, los sacaron para darles sepultura venerable. Son considerados abogados de los pobres y de los niños y su fiesta se celebra el 16 de junio.

Patronazgos[editar]

Son varias las localidades en España que veneran a Julita y Quirico.

Además de Villanueva de la Sierra (en la provincia de Cáceres), son patronos de Valdeolivas y Landete en la Cuenca y de Cilleruelo de Arriba (en la provincia de Burgos).

En Matute, población de La Rioja, celebran la romería hasta la ermita situada en el monte de San Quiles (o Quirico) portando la imagen del titular, ya que la de su madre Santa Julita es de estancia permanente.

En Palacios del Alcor y en Castrillo de Villavega (Palencia), sus imágenes patronales se conservan, como en Villanueva de la Sierra, en la iglesia de la Asunción.

En la provincia de Soria hay dos localidades que celebran sus fiestas patronales en honor a estos dos santos: Madruédano -al sur- y Covaleda -al norte-.

La localidad catalana de San Quirze (o Quirico) del Vallés toma su nombre de la abadía consagrada en 1050 por el obispo de Barcelona. En Durro (Lérida) hay una iglesia románica dedicada a los santos; en ella figuraban unas pinturas del siglo XII alusivas al martirio y fueron llevadas, por su calidad, al Museo de Arte de Cataluña, en Barcelona.

En Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real) la Ermita del Siglo XVI de los Santos Mártires o popularmente "Los Santitos", como allí se les conoce a estos dos santos, da nombre a todo un barrio de la localidad; además de la tradicional festividad el 16 de junio, también se les rinde culto el 29 de enero cuando se celebra el "Santo Voto", comida popular compuesta de un guiso de patatas y bacalao, vinculada con los votos o promesas en ruego de protección y agradecimiento de los supervivientes de la Peste Negra que asoló Europa en el Siglo XIV.

En Pueyo (Navarra) se reconstruyó la ermita Julita y Quirico, abandonada desde los años sesenta, y se recuperó la romería; y en otra localidad navarra, Navascués, hay también una ermita dedicada a ellos.

En la provincia de Álava, en Ulíbarri de Cuartango hay una iglesia dedicada a los santos, y en Lagrán hubo una ermita dedicada en la sierra y se arruinó en el siglo XIX pero se conserva una cueva llamada de San Quirico o San Kiliz.

En Parada de Rubiales, en la provincia de Salamanca, celebran el mismo patronazago, con imágenes veneradas en la iglesia de la Asunción.

En el Museo Diocesano de Palencia, se exhibe una tabla de autor anónimo del siglo XVI que representa el martirio de Santa Julita y San Quirico. En el retablo mayor de la iglesia parroquial de la Asunción, en la localidad palentina de Villamelendro, hay cuatro lienzos con escenas del martirio.

Enlaces externos[editar]