Julio Escoto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Julio Escoto nació en San Pedro Sula el 28 de febrero de 1944. Cuentista y crítico literario, además de ensayista. Obras: "Los Guerreros de Hibueras" (cuento). Tegucigalpa, 1967. "La balada del herido pájaro" y otros cuentos. Tegucigalpa, 1969. "El árbol de los pañuelos". San José, 1972. "Antología de la poesía amorosa en Honduras", Tegucigalpa, 1975. "Casa del Agua". Tegucigalpa, 1975, "Días de ventisca, noches de huracán". San José, 1980. "Bajo el almendro… junto al volcán" (1988), "El ojo santo: la ideología en las religiones y la televisión" (1990); "José Cecilio del Valle: una ética contemporánea" (1990). "El general Morazán vuelve a marchar desde su tumba" (1992). "Rey del Albor, Madrugada" (1993); "Ecología para jóvenes de 10 a 19 años"; "Todos los cuentos" (1999).

Premio Nacional de Literatura “Ramón Rosa” (1975). De él se ha dicho que es “probablemente el primer escritor hondureño que ha abordado la novela con un sentido claro de técnica”, de acuerdo a Andrés Morris, mientras que Manuel Salinas lo considera “un narrador nato, ubicándose en la vanguardia de la moderna narrativa hondureña.” Escoto ha definido al escribir “como un hombre en introspección constante, en análisis continuo, en búsqueda de algo que quizás él mismo no ve con suficiente claridad.. es solo un tipo humano diferente, no mejor que el artesano, que el niño que juega en la arena, sino con diferencias, nada más. Sus características le dan una particular visión del mundo, desde luego”.

Dirige la revista literaria Imaginación y el Centro Editor, en San Pedro Sula. Máster con especialidad en Literatura Hispanoamericana por la Universidad de Costa Rica. Fue jefe de la Unidad de Comunicación de la FHIA en La Lima, Cortés, Jefe de la División Editorial y Técnica del Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas en Costa Rica. Fue Director Ejecutivo de la Revista Desarrollo Rural de las Américas; Director de la EPUCA. Premio Gabriel Miró, rama de cuento, en Alicante, España; Premio José Cecilio del Valle, rama de ensayo. Su obra El árbol de los pañuelos fue traducida parcialmente al inglés y al polaco y algunos de sus cuentos han sido en Alemania.

Galardonado durante el XII Recital de otoño (1994) en su ciudad natal. Columnista de diario El Heraldo. En su opinión, “el escritor… es en alguna forma el barómetro, el sismógrafo de la sociedad y debe aplicar su inteligencia en advertir sobre aquello que se ve o va mal para la nación. Es su función de orientador de opinión, si quiere ser honesto con sus principios, su creencia y su fe. Venderla al mejor postor es fácil, ha habido y hay tantos casos así en Honduras. Pero hacerlo es cruel, sobre todo en una comunidad tan ausente de luces, tan manipulada y prostituida, tan engañada por quienes buscan únicamente el usufructo del poder”.Resumen de Mario Argueta Sobre el intelectual más importante aun en vida en Honduras, opinion que es compartida por prestigiosdas universidades del mundo en donde Julio Escoto es invitado, com en alemani, Estaduos Unidos, Chile, Panama Venezuela, Colombia en dopnde ha sido jurado de premios mayores de literatura.

En opinión de Jorge Eduardo Arellano, Escoto es “el intelectual con mayor conciencia de la identidad hondureña… así lo ha demostrado en su obra tanto de creación como de pensamiento”.