Julio Alarcón y Meléndez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Julio Alarcón y Meléndez (Córdoba, 15 de junio de 1843Chamartín de la Rosa, Madrid, 21 de octubre de 1924) fue un sacerdote, músico, poeta y escritor español, miembro destacado de la Compañía de Jesús.

Trayectoria[editar]

Huérfano de madre desde niño y con el padre impedido, pasó la infancia y adolescencia en Córdoba, donde estudió seis años violín con un profesor de música local. Al mismo tiempo despertaron en Alarcón aficiones literarias, asistiendo a las tertulias de los literatos Javier Valdelomar y Pineda, barón de Fuente Quinto, y del conde de Torres Cabrera, en las que llegó entablar ligera relación con el duque de Rivas.

Todavía adolescente se trasladó a Madrid, tal vez para estudiar jurisprudencia,[1] continuando el aprendizaje de violín en el Conservatorio Nacional de Música y Declamación con el maestro Jesús de Monasterio, del que fue discípulo destacado. Recibió el primer premio de la especialidad en 1863[2] de manos de Isabel II,[3] y un acesit en 1861.[4]

Para atender en sus últimos días a su tío y tutor, el arquitecto y poeta Pedro Nolasco Meléndez, se trasladó primero a Cartagena y posteriormente a Córdoba, para volver a Madrid tras fallecer aquel en 1865.[5] Entró a formar parte de la orquesta del Teatro de la Zarzuela, donde tocó unos meses hasta que ingresó en la Compañía de Jesús el 23 de abril de 1866 en Loyola.

De esa primera época son sus obras de marcado acento romántico, algunas publicadas en Sentimientos, su primer libro, otras en la prensa[6] y otras, entre ellas las tragedias Racchat, Narcisa y Una ópera, que no llegaron a representarse ni a la imprenta o que fueron destruidas por el propio autor al considerarlas grotescas.[7]

Estudió humanidades, lengua y lieratura griega y española y retórica en Loyola y Amiens, filosofía entre 1869 y 1872, magisterio entre 1872 y 1875 y teología entre 1875 y 1879 en Poyanne, donde también fue ordenado sacertote en 1878. Tras pasar por Murcia y Toledo fue nombrado rector del colegio de Chamartín en Madrid, institución que dirigió entre 1882 y 1886.

Desde 1886 hasta 1900 residió en Bilbao, dirigiendo la publicación El Mensajero del Corazón de Jesús hasta 1890, cuando fue sustituido a causa de sus ideas integristas, y el movimiento Apostolado de la Oración para España hasta el año 1897 en que se suprimió ese cargo.[8] Residió en la «casa de escritores de Madrid» (1900-1905), en Sevilla (1905-1908), Córdoba (1908-1910), volviendo como direstor espiritual al colegio de Chamartín hasta su muerte en 1924.

En esta etapa generó el grueso de su obra, la constituida especialmente por escritos de carácter religioso.

Obra[editar]

Desde un talante integrista[9] y con estilo culto, ingenioso y festivo que aligera el calado de los conceptos expuestos, su amplia producción literaria abarca desde poemas hasta artículos apologéticos, pasando por estudios críticos, biográficos, sociológicos y religiosos.[10]

Son célebres y han alcanzado gran difusión sus versos que comienzan «Dulcísimo recuerdo de mi vida..», incluidos por el padre Coloma en el primer capítulo de Pequeñeces,[11] que se han recitado en los colegios de jesuitas de España hasta bien avanzado el siglo XX y aún en la actualidad.

Publicó gran parte de sus escritos bajo el seudónimo «SAJ».

Lista de obras:

Distinciones[editar]

Una calle de Córdoba, su ciudad natal, lleva el nombre «Julio Alarcón» en su honor.

Referencias y notas[editar]

  1. Eguía 1928: 10.
  2. La gaceta musical barcelonesa (106):  p. 2. 4 de octubre de 1863. 
  3. La correspondencia de España (2.007):  p. 1. 2 de diciembre de 1863. 
  4. «Variedades. Concursos públicos en el Conservatorio». La Iberia (2.142):  p. 4. 19 de julio de 1861. 
  5. Ramíres de Arellano, Teodomiro (2003). Paseos por Córdoba, ó sean, apuntes para su historia (Facsímil de la edición de 1873 por la Imprenta de D. Rafael Arroyo). Valladolid: Maxtor. ISBN 84-9761-062-8. 
  6. Por ejemplo la oda «A la venida del Espíritu-Santo» o los poemas «Adiós a la Mezquita de Córdoba» y «¡Ay!», composiciones publicadas en los semanarios El mundo pintoresco , números 34 de 21 de agosto de 1859 y 7 de 12 de febrero de 1860, y El ángel del hogar, número 20 de 31 de mayo de 1865, respectivamente.
  7. Eguía 1928: 17-18
  8. Revuelta González, Manuel (1984). La Compañía de Jesús en la España contemporánea. III. Madrid: UPCO. p. 421. 
  9. Félix Sardá y Salvany, amigo y admirador de Alarcón, denominaba a su integrismo «católico-católico» para distinguirlo de lo «católico-liberal». (Marín del Campo 1924: 1).
  10. O'Neill 2001: 32.
  11. Cf. pág. 8 y siguientes de la edición en línea: Coloma, Luis. Pequeñeces. Middlesex: The Echo Library. ISBN 978-1-40687-141-8. http://books.google.es/books?id=TbOeGzxQtzMC&lpg=PA1&pg=PA8#v=onepage&q&f=false. 

Bibliografía[editar]

  • Cejador y Frauca, Julio (1972). Historia de la lengua y literatura castellana. VIII y IX (Edición facsímil). Madrid: Gredos. pp. 379-380. 
  • Eguía Ruiz, Constancio (1928). Jesuitas insignes. P. Julio Alarcón y Meléndez (1843-1924). Bilbao: El Mensajero del Corazón de Jesús. 
  • Enciclopedia universal ilustrada europeo-americana. 4. ALAL-ALLY. Madrid: Espasa-Calpe. 1985 [Reimpresión de la edición original de J. Espasa e Hijos, Barcelona, 1909]. p. 32, sub voce Alarcón y Meléndez. ISBN 84-239-4504-9. 
  • Marín del Campo, J. (22-10-1924). «El padre Julio Alarcón, de la Compañía de Jesús». El siglo futuro (5364):  pp. 1-2. 
  • O'Neill, Charles E. (2001). Diccionario histórico de la Compañía de Jesús. Madrid: Universidad Pontificia Comillas. pp. 31-32.