Julia Gonzaga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Julia Gonzaga, retratada por Sebastiano del Piombo c. 1535.

Giulia Gonzaga, en español Julia Gonzaga (Gazzuolo, 1513 -Nápoles, 1556), fue hija del príncipe Luis de Sabbioneta, duquesa de Trajeto, esposa del duque Vespasiano Colonna y condesa de Fondi.

Biografía[editar]

Se casó a los 14 años con Vespasiano Conde de Fondi y queda viuda a los 3 años de su matrimonio. No vuelve a casarse. Funda en su palacio un centro de cultura. En la Historia de los Heterodoxos Españoles, Menéndez y Pelayo dice que se conservó fiel y dedicada a la caridad y a la devoción. Lo cierto es que toda esta situación prepararía el terreno para su encuentro con quien cambiaría su vida radicalmente.

Poco se dice sobre esta dama y su aporte para el avance del protestantismo español. Sus datos se reducen a una serie de eventos, casi todos relacionados con Juan de Valdés, por un lado, de quien se dice fue su “discípula querida… la que inspiró casi todos sus escritos religiosos.”[1] Pero por el otro, se le exalta por ser una mujer de insigne y aristocrática belleza. Prueba de ello es un retrato pintado por Bartolomé de Piompo y que aún se conserva en el Museo Británico. Dicho trabajo fue encargado por Hipólito de Médicis, con quien tuviera alguna relación y de quien tuvo un hijo llamado Asdrúbal, quien llegó a ser Condotiero y caballero de la orden de Malta.[2]

Asociado con esa belleza está un acontecimiento que no ha sido pasado por alto en la historia. Se cuenta que fue objeto de un intento de rapto por el pirata Barbarroja: Éste atacó la ciudad de Fondi con la firme idea de raptar a la condesa. Con ello pretendía cumplir con un encargo del sultán Solimán el Magnífico en 1534,[3] quien atraído por su belleza, quiso sumarla a su harén.

Julia Gonzaga tuvo amistad con Juan de Valdés. Éste ya la había tenido con el cardenal Ercole Gonzaga (hermano de Julia), pero con Julia fue mucho más estrecha de quien en 1536 se convierte en su confidente y consejero. Menéndez y Pelayo se expresó de aquella relación diciendo que “Entonces tuvo la desgracia de encontrarse con nuestro paisano, que fue para ella a modo de un director espiritual, cuyos consejos siguió ciegamente”[4]

Importante fue la ocasión propiciada por uno de los sermones predicados por Bernardino Ochino en 1535. Esto dio lugar a un diálogo entre Julia Gonzaga y Juan de Valdés. Dicho diálogo fue escrito aquella noche por petición de la condesa y se convirtió en su obra Alfabeto Cristiano (1536). En el mismo Valdés expone el camino de la perfección cristiana. Asimismo le escribiría la dedicatoria de los Comentarios a las Epístolas de San Pablo.

Julia Gonzaga formó parte igualmente de un coventículo protestante clandestino. Ya esto hace suponer la firmeza de su fe y su capacidad inspiradora. De esto Williams señala que “era su espíritu el que presidía el círculo evangélico en que entró Valdés al convertirse, en 1536, en consejero espiritual de Julia”.[5] Entre sus adeptos se contaban unos cuantos miembros importantes de aquella sociedad napolitana, atormentados también con sus crisis religiosas. Entre ellos estaba, Isabel Briceño (Isabella Bresegna)1510-1567, esposa del Gobernador de Parma y Piacenza, Don Garcia Manrique Hurtado de Mendoza de Lara, era hija de Cristobal Briceño (Cristoforo Bresegna) y Isabel de la Caprona; Victoria Colonna, que era la viuda de Fernando de Ávalos, Marqués de Pescara, Miguel Ángel Buonarroti y el monje Benedetto de Mantua, autor del libro Del beneficio de Cristo. A los tales Valdés les dedicó sus últimos seis años traduciéndoles textos bíblicos y escribiéndoles consejos, tratados y “consideraciones piadosas”.[6]

El aporte de Julia Gonzaga al movimiento reformado fue valioso. Esto se muestra en la siguiente cita de D’Agostino: “A su muerte (1541) [la de Valdés], continuó difundiendo sus ideas el círculo animado por Julia Gonzaga, condesa de Fondi, convencida de que el valdesianismo podría renovar desde el interior el catolicismo.”.[7]

Referencias[editar]

  1. Menéndez y Pelayo. «[www. Iglesia reformada.com Historia de los Heterodoxos Españoles]».
  2. «[. http://themaskedlady.blogspot.com/2012/02/el-primer-amor-de-catalina-de-medicis_14.html. De Reyes, Dioses y héroes.]».
  3. Menéndez y Pelayo señala como fecha el año siguiente. Williams en su Reforma Radical en 1534.
  4. Menéndez y Pelayo. «[www. Iglesia reformada.com Historia de los Heterodoxos Españoles]».
  5. Williams. La Reforma Radical. p. 454. 
  6. «Precursores 1».
  7. Guido D'agostino. «Italia, Historia De La Iglesia: C. De Trento Al Risorgimento, El Reino De Nápoles».