Juan de Mandeville

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El emperador de Constantinopla sosteniendo la Lanza Sagrada. Miniatura de un manuscrito (siglo XV) de Juan de Mandeville, Biblioteca Británica, MS add. 24189 fol. 10.

Juan de Mandeville (Jehan de Mandeville) Es el personaje ficticio de una obra titulada "Viajes de Juan de Mandeville '(o Viajes). En el libro, Mandeville era un caballero inglés que durante treinta y cuatro años se dedicó a viajar por el mundo y a relatar cuanto veía. En el libro se describen lugares como Egipto, y diferentes partes de Asia y China . Su título evoca el famoso' Libro de las maravillas' de Marco Polo.

Se desconoce quien fue el autor de la obra, por lo que a pesar de su carácter totalmente ficticio, cuando el libro fue publicado muchos creyeron que de verdad existiá Mandeville, y el libro era considerado una verdadera referencia geográfica.[1]

Su viaje[editar]

Juan de Mandeville partió hacia Egipto el día de San Miguel de 1322. Afirma, a su regreso, que fue un mercenario al servicio del sultán, entonces en lucha con los beduinos. De Egipto fue a Palestina, siguió la ruta de la seda y visitó la India, el interior de Asia y China. Dijo haber servido durante quince años en el ejército del gran jan.

Después de una ausencia de 34 años, regresó en 1356, años posteriores a la peste negra del siglo XIV, que implicó una sangría demográfica en Europa durante los años 1347-1350.

El relato de su viaje[editar]

A su regreso, decidió, con la ayuda de un médico de Lieja, poner en papel las historias que había pasado. Su relato se convirtió en una de las obras más célebres de la Edad Media, y probablemente más que las de sus contemporáneos Cristina de Pizán o Juan sin Miedo, duque de Borgoña.

Describe el mundo conocido en su época, de forma notable el extremo oriental de Asia, que era entonces poco conocido de los occidentales: sólo los franciscanos y los dominicos, así como Marco Polo, se atrevieron a aventurarse en regiones tan lejanas. El relato de los primeros misioneros (Guillermo de Rubrouck) o de exploradores como Marco Polo estaban poco difundidos en Occidente en aquella época.

Juan de Mandeville describe sus itinerarios, inserta historias y leyendas fabulosas en un relato de variadas referencias bíblicas y consideraciones religiosas.

La obra es así una compilación y una síntesis de un conjunto de viajes, incluyendo:

  • Los viajes del autor por Egipto (fruto de observaciones personales, que después de un estudio profundo del texto, una parte significativa de los críticos está de acuerdo en afirmar que proceden de un viajero sobre el terreno), India, interior de Asia, y en China.
  • Los viajes anteriores efectuados por misioneros franciscanos y dominicos. Habría descrito por tanto las tierras no vistas, e introducido las deformaciones habituales de los geógrafos de la Edad Media, la compilación de obras de viajeros dominicos o franciscanos tales como Guillermo de Boldensele, Guillermo de Trípoli o uncluso Odoric de Pordenone.
  • Referencias a los grandes clásicos de la literatura antigua como Flavio Josefo, Plinio el Joven o Solinus.
  • Referencias al "Speculum Historiale" de Vincent de Beauvais, que era una enciclopedia reconocida por la época.

Se reprodujo en más de 250 ejemplares en diez idiomas, lo que es considerable para la época, y divulgó en gran número de personas occidentales, que la tierra era esférica.

El estudio crítico de la obra, hecho por Christiane Deluz, muestra que hay tres versiones:

  • la versión insular, en anglo-normando (25 manuscritos),
  • la versión continental, en habla continental,
  • la versión Ogier con interpolación de textos introduciendo en escena a Ogier el Danés.

La versión insular sería la más antigua. Estas tres versiones fueron traducidas a diversas lenguas vernáculas.


Influencia[editar]

Posiblemente las reflexiones de Juan de Mandeville en cuanto a las posibilidades de una "circunnavegación" del mundo hayan influído en el joven Cristóbal Colón [cita requerida].

El libro de Los Viajes de Mandeville fue uno de los libros que Menocchio, un molinero friulado quemado en la hoguera por la Inquisición de Venecia, admitió haber leído, y culpó al libro de haberlo transtornado, así como de haber sembrado en él ideas "disparatadas y peligrosas". Menocchio afirmó a los inquisidores que el libro le hizo darse cuenta de que en el mundo existían demasiadas maneras de pensar, por lo que no podíamos saber cual era la cierta, sino que todos abogarían por la propia.[2]

Ediciones recientes[editar]

  • Mandeville, J. de, Libros de maravillas : el viaje de San Brandán. El libro de las maravillas del mundo, traducción de Marie-José Lemarchand Malantain, Ediciones Siruela, Madrid, 2002. ISBN 84-7844-607-9.
  • Mandeville, J. de, Libro de las maravillas del mundo, Editores de Facsímiles Vicent García, S.L., 2002. ISBN 84-923358-6-6

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Guinzburg, Carlo,"El Queso y los Gusanos".
  2. Guinzburg, Carlo, "El Queso y los Gusanos"