Juan José Valle

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Juan José Valle
Teniente General.PNG Teniente General (P.M.)
Lealtad Bandera de Argentina República Argentina
Servicio/rama Ejército Argentino
Unidad Cuerpo de Ingenieros

Nacimiento 15 de marzo de 1904
Ciudad de Buenos Aires, Flag of Argentina.svg Argentina
Fallecimiento 12 de junio de 1956 (52 años)
Ciudad de Buenos Aires, Flag of Argentina.svg Argentina

Ejercito Argentino Escudo.png

Ejército Argentino
[editar datos en Wikidata]

El Teniente General post mortem Juan José Valle (n. Buenos Aires 15 de marzo de 1904 - 12 de junio de 1956, Buenos Aires)[1] fue un militar argentino que en 1956 encabezó una fallida sublevación cívico-militar contra la dictadura militar autodenominada Revolución Libertadora del Teniente General Pedro Eugenio Aramburu. Derrotado el movimiento, Valle fue fusilado por orden de Aramburu, junto a otras personas que adhirieron al levantamiento. Por este acto algunos sectores han denominado a aquel régimen militar como "la Fusiladora".

Biografía[editar]

Se casó con Dora Cristina Prieto -quien pertenecía a una familia tradicional de Buenos Aires- y tuvieron una sola hija: Susana Cristina (1936-2006).

Fue ingeniero militar a los 22 años. Su capacidad profesional e inteligencia le permitieron desarrollar su carrera militar en los más prestigiosos destinos. Antes del movimiento del 9 de junio de 1956 nunca había participado en política.

Revistó en el Colegio Militar de la Nación como jefe de sección y comandante de la Compañía de Ingenieros Zapadores Pontoneros. Su inteligencia y contracción al estudio motivaron que fuera profesor de la Escuela Superior Técnica.

Fue miembro de la Comisión de Adquisiciones en el exterior, en París, Francia, tiempo que aprovechó para continuar su capacitación profesional.

Sus sobresalientes aptitudes profesionales lo llevaron a ser nombrado jefe del Batallón 4 de Zapadores Pontoneros en Concepción del Uruguay y luego subdirector de la Escuela de Zapadores (hoy Escuela de Ingenieros), la misma que a partir de 2006 lleva su nombre, Inspector de Ingenieros y Director General de Ingenieros hasta la finalización de su carrera con el golpe de estado de septiembre de 1955.

Golpe militar de 1955[editar]

El 16 de septiembre de 1955 comenzó una insurrección militar, autodenominada "Revolución Libertadora", contra el gobierno constitucional del presidente Juan Domingo Perón. El 18 de septiembre el Ministro de Guerra Franklin Lucero solicitó por radio un parlamento entre los bandos opuestos y Perón envió una confusa carta al Ejército ofreciéndoles entregar su mando. En base a esta carta se constituyó una Junta Militar integrada por 17 generales entre los cuales estaba el general Valle, la cual inició negociaciones con los rebeldes y el 21 de septiembre conviene con ellos los puntos de acuerdo en base a los cuales se entregaría el poder, lo que se realizó el 23 de ese mismo mes.[2]

El poder fue asumido por un gobierno militar dirigido inicialmente por el General de División Eduardo Lonardi, removido poco después por Pedro Eugenio Aramburu quien asumió el poder el 13 de noviembre de 1955. Como parte de la política de ilegalización del peronismo, el gobierno militar dio de baja al general Valle.

Levantamiento de 1956[editar]

En la noche del 9 de junio de 1956 comenzó una insurrección cívico-militar peronista comandada por el General Juan José Valle. El movimiento se desplegó en varias partes del país, pero fue rápidamente desbaratado. En los enfrentamientos los sublevados mataron a tres personas -Blas Closs, Rafael Fernández y Bernardino Rodríguez- y tuvieron a su vez dos muertos -Carlos Yrigoyen y Rolando Zanera- sin contar, por supuesto, los que fueron luego fusilados.[3]

Respecto del propósito de los rebeldes dice Page:

"El manifiesto que delineaba los objetivos del movimiento era un tanto vago; llamaba a elecciones a la brevedad posible y exigía la preservación del patrimonio nacional pero no decía nada respecto a Perón. Aunque un grupo de peronistas, individualmente, se unieron a la conspiración y las bases del partido la consideraban como un intento de entronizar nuevamente al conductor, la resistencia peronista se mantuvo a la distancia"[4]

El gobierno militar decidió efectuar un castigo ejemplificador y completamente inusual para la historia argentina en el siglo XX disponiendo el fusilamiento de los sublevados. Entre el 9 y el 12 de junio de 1956 27 civiles y militares fueron fusilados, algunos de ellos en fusilamientos clandestinos realizados en José León Suárez, antes de la orden de ley marcial, relatados en un clásico libro de Rodolfo Walsh titulado Operación Masacre.

Valle, muy deprimido por los fusilamientos que ya se conocían, se había refugiado en casa de un amigo, Andrés Gabrielli. Como insistía en presentarse Gabrielli se entrevistó con el capitán Francisco Manrique en la Casa de Gobierno y obtuvo la promesa de que se respetaría su vida. El 12 de junio Valle esperó que Manrique lo fuera a buscar y lo llevara al Regimiento de Palermo, donde lo interrogaron y condenaron a muerte. Manrique fue a ver al general Aramburu y éste se negó a conmutarle la pena aduciendo que después que se fusiló a suboficiales y civiles no se podía dejar de aplicar la misma pena al cabecilla del movimiento. A las 8 de la noche avisaron a su familia que a las 10 sería fusilado. Su hija Susana que tenía entonces 18 años corrió a ver a Monseñor Tato, que había sido expulsado por Perón en 1955, quien por intermedio del Nuncio Apostólico obtuvo que el Papa telegrafiara un pedido de clemencia a Aramburu, sin resultado.[5]

Juan José Valle fue fusilado el 12 de junio de 1956 en la Penitenciaría Nacional de la Ciudad de Buenos Aires, actual parque Las Heras (en las calles Coronel Díaz y Las Heras) donde se encuentra una placa colocada en su memoria y la de los demás fusilados. Antes de morir entregó varias cartas a su hija Susana, entre ellas una a Aramburu expresándole su perdón.

Respecto de la reacción de Perón cuenta Miguel Bonasso:

"En carta a Cooke, Perón criticó acerbamente "el golpe militar frustrado", que atribuyó a "la falta de prudencia que caracteriza a los militares". Después, los acusó de haberlo traicionado y conjeturó que, de no haberse ido del país, lo hubieran asesinado "para hacer méritos con los vencedores".[6]

Por su parte el historiador Joseph A. Page dice sobre el episodio:

"En una carta que Perón envió a John William Cooke el mismo día del levantamiento de Valle, no había la más mínima traza de compasión por los militares rebeldes. El conductor criticaba su apresuramiento y falta de prudencia y aseguraba que sólo su ira por haber debido sufrir el retiro involuntario los había motivado a actuar".[7]

Homenajes[editar]

En homenaje al General Valle, una calle de la ciudad de Buenos Aires lleva su nombre. También en Mar del Plata, en el barrio Alfar una calle lleva su nombre, la 407 ex 28.

El 12 de junio de 2006 en homenaje a Valle se dio el nombre de “Tte. Grl. Juan José Valle” a la Escuela de Ingenieros del Ejército Argentino.[8]

Fue bautizado además con su nombre el cruce de la Ruta Nacional 9 (Autopista Buenos Aires - Rosario) y la Ruta Nacional 188, en San Nicolás de los Arroyos.

Referencias[editar]

  1. Cominsión de Cuerpo de Ingenieros
  2. Page, Joseph A.: Perón. Segunda parte (1952-1971) pág. 77 y sgtes., 1983, Buenos Aires. Javier Vergara Editor ISBN 950-15-0316-X
  3. Gambini, Hugo: Historia del peronismo. La violencia (1956-1983) pág. 79, 2008, Buenos Aires. Javier Vergara Editor ISBB 978-950-15-2433-8
  4. Page, Joseph A. p. 108
  5. Gambini, Hugo, pág. 73
  6. Bonasso, Miguel: El presidente que no fue. Los archivos ocultos del peronismo pág. 97, 1997, Buenos Aires. Editorial Planeta ISBN 950-742-796-1
  7. Page, Joseph A., pág. 110
  8. TteGrl VALLE.htm

Bibliografía[editar]

  • Ferla, Salvador (1972). Mártires y verdugos. Revelación:Buenos Aires. [1] fragmento consultado el 1/10/2006. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]