Josefa Ortiz de Domínguez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Josefa Ortiz de Domínguez
Josefa Ortiz de Domínguez

Escudo Querétaro.png
Corregidora de Querétaro
07 de febrero de 1801-14 de enero de 1811
Monarca Carlos IV
Fernando VII
Junto a Miguel Domínguez
Predecesor María Francisca Gámez de Ruiz Calado
Sucesor María Dolores Enríquez de García Rebollo

Datos personales
Nacimiento 08 de septiembre de 1768
Valladolid (hoy Morelia)
Fallecimiento 2 de marzo de 1829 (56 años)
Padres José Ortiz
Manuela Téllez-Girón
Cónyuge Miguel Domínguez
Hijos José Domínguez Ortiz
Mariano Domínguez Ortiz
Miguel Domínguez Ortiz
Ignacia Domínguez Ortiz
Micela Domínguez Ortiz
Dolores Domínguez Ortiz
Manuela Domínguez Ortiz
Magdalena Domínguez Ortiz
Camila Domínguez Ortiz
Mariana Domínguez Ortiz
José Domínguez Ortiz
Ocupación Insurgente
Religión Católica
Residencia Casa de la Corregidora

María Josefa Crescencia Ortiz Téllez- Girón mejor conocida como Josefa Ortiz de Domínguez o la Corregidora, (Irapuato, Guanajuato[1] , 8 de septiembre de 1768[2] [3] - Ciudad de México, 2 de marzo de 1829), fue insurgente de la Independencia de México y esposa del corregidor de Querétaro, Miguel Domínguez.

Semblanza biográfica[editar]

Después de contraer matrimonio con el Corregidor Miguel Domínguez ellos no tenian ni para comer y vivir en Querétaro fue una pieza clave para el inicio de la lucha de Independencia de México que encabezó el cura Miguel Hidalgo y Costilla en Dolores.

Fue una de las participantes en la conspiración de Querétaro. Sus padres fueron Pedro Ortiz, capitán del regimiento de Los Verdes, y Manuela Téllez-Girón y Calderón, de una antigua y noble familia española. No se ha podido determinar jurídicamente el lugar exacto de su nacimiento, se cuenta solamente con el acta de bautizo (o una copia original) que refiere su registro en Irapuato, Guanajuato, aunque se cree que pudo haber nacido en Valladolid (hoy Morelia). Su padre fue asesinado en su deber, cuando Josefa era apenas una niña. Su madre murió poco tiempo después. De esta suerte, la que sería Corregidora de Querétaro quedó a cargo de su hermana mayor, María Sotero Ortiz, quien apoyó a Josefa para ingresar al prestigiado Colegio de las Vizcaínas en la ciudad de México. Se casó con Miguel Domínguez, visitante frecuente del colegio, en el año de 1791. En 1802 Miguel Domínguez fue promovido por el virrey de Nueva España al cargo de Corregidor de la ciudad de Santiago de Querétaro.

Doña Josefa se identificaba con el abuso sufrido por la comunidad de criollos por parte de los gachupines, tal como llamaban a los españoles nacidos en la península: ella misma era una criolla. Los criollos eran considerados como ciudadanos de segunda clase por el régimen colonial, en virtud de haber nacido en la Nueva España (una colonia) y no en la metrópoli. Por ello, eran relegados a puestos de segundo nivel en la administración pública del virreinato. Este hecho creó un gran descontento con el paso de los años, y los criollos comenzaron a organizarse en grupos literarios donde se difundían las ideas de la Ilustración, prohibidas por la Iglesia Católica. Doña Josefa se integró en una de estas sociedades, y convenció a su esposo tiempo después de integrarse también. Miguel Domínguez, esposo de Doña Josefa, cometería posteriormente varios errores estratégicos con respecto a la planificación de los conspiradores.

Los rebeldes estaban listos para levantarse en armas el primero de octubre de 1810. Sin embargo, el 13 de septiembre fueron descubiertos por un infiltrado, que informó a las autoridades del virreinato de las actividades del grupo literario de Querétaro. El corregidor Miguel Domínguez fue obligado a conducir un cateo en las casas de la ciudad, con el propósito de capturar a los líderes insurgentes. Para protegerla, encerró a la corregidora en un cuarto bajo llave. No obstante lo anterior, Josefa Ortiz de Domínguez pudo advertir al cura de Dolores Miguel Hidalgo y Costilla, haciendo sonar uno de sus zapatos contra el suelo y bailando polca, el alcalde Ignacio Pérez escuchó el llamado y bajo mandato de ella advirtió al cura del pueblo de Dolores, en Guanajuato, que la conspiración había sido descubierta, razón por lo cual Miguel Hidalgo y Costilla, el párroco de Dolores, convocó al pueblo a levantarse en armas durante la misa patronal del pueblo, en la madrugada del 16 de septiembre de 1810, con lo que dio inicio la guerra por la Independencia de México.

Según el historiador Alejandro Villaseñor, en su libro Biografía de los héroes y caudillos de la independencia, Julián Villagrán apresó al oidor Collado que regresaba a México después de haber dado causa a los conspiradores, entre los presos se encontraba Doña Josefa, que quedó libre en cumplimiento a lo pactado entre Julián Villagrán y el oidor del rey Collado[cita requerida]. Falleció en la Ciudad de México el 2 de marzo de 1829, víctima de una pleuresía. Por sus acciones y su influencia en el desarrollo de los hechos previos al inicio de la Guerra de Independencia y sobre todo por ser el personaje fundamental quien propició el inicio de esta gesta, se le ha llegado a considerar como Madre de la Patria.[4] Actualmente sus restos mortales descansan en el Panteón de los Queretanos Ilustres, en la ciudad de Santiago de Querétaro.

Galería[editar]

Referencias[editar]

  1. {http://www.oem.com.mx/elsoldeirapuato/notas/n1780766.htm el sol de irapuato}
  2. inehrm.gob.mx. «Josefa Ortiz de Domínguez (1773-1829)» (en español). Consultado el 27 de julio de 2012.
  3. bicentenario.gob.mx. «Josefa Ortiz 1773-1829» (en español). Consultado el 27 de julio de 2012.
  4. Notimex (2 de marzo de 2011). «Josefa Ortiz, la 'Madre de la Patria'». Zócalo Saltillo. Consultado el 3 de marzo de 2011.

Enlaces externos[editar]