José de León Toral

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José de León Toral.
José de León Toral durante su juicio.

José de León Toral (Matehuala, San Luis Potosí; 23 de diciembre de 1900 - Ciudad de México; 9 de febrero de 1929). Asesino material del presidente electo de México Álvaro Obregón, en hechos acontecidos el 17 de julio de 1928.

Biografía[editar]

Hijo de una familia de mineros de Coahuila, Toral vivió desde muy temprana edad los efectos de la guerra civil que afectó a México: fué profundamente afectado por las profanaciones de templos practicadas de manera sistemática por las tropas al mando de Obregón y de Plutarco Elías Calles durante la Revolución mexicana. Paradójicamente será él quien abra la puerta de una serie de hechos que terminaron por fortalecer la posición política de Calles, pues al asesinar a Obregón fué posible para Calles iniciar el período del Maximato.

Antes de asesinar a Obregón, Toral perteneció a la ACJM y a la Liga Nacional para la Defensa de la Libertad Religiosa,(conocida también como: Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa).

Asesinato[editar]

León Toral logró su objetivo luego de que convenció a algunos de los diputados asistentes a la comida que se ofrecía a Obregón en el restaurante "La Bombilla" del barrio de San Ángel de la Ciudad de México, de sus habilidades como caricaturista. Cuando Toral logró acercarse a Obregón le disparó cinco o seis tiros con una pistola española de marca "Star" calibre.32 estando a la espalda de Aarón Sáenz.

Juicio[editar]

José de León Toral y la Madre Conchita (Concepción Acevedo de la Llata) fueron juzgados durante los siguientes meses. Hubo muchos presuntos involucrados, exculpados, alegatos, amparos y testigos. El escándalo en la opinión pública continuó durante el tiempo en que se celebraron las audiencias, sobre todo en el juicio popular que se celebró en San Ángel, cuyo resultado fué la sentencia ilegal (ya que fué hecha bajo presión) de parte de los diputados Obregonistas, de pena de muerte para Toral y la pena por 20 años a la Madre Conchita.

Se promovió un juicio de amparo para José de León Toral, alegando crimen político y su excepción para su penalidad según establecía el artículo 22 Constitucional, y le fué negado.

Confesión asesino solitario[editar]

El Lic. Demetrio Sodi, abogado defensor declaró en el juicio las palabras de Toral, que lo implican como asesino solitario: "yo descargué la pistola, no supe cómo hacían presión mis dedos sobre el gatillo; las detonaciones llegaban a mis oídos como ecos lejanos de ruido que se pierde; después, me dice León Toral: se me dieron golpes, golpes rudos; tal vez yo los percibía como si fuesen golpes dados con una almohada; así eran de suaves para mi cuerpo. Bajé los ojos, esperé tranquilamente ser muerto en aquellos momentos, y no me importaba, porque desde el primer paso que dí persiguiendo al señor general Obregón cuando me determiné a arrancarle la existencia, cuando creí que cumplía con el deber de salvar lo que para mí es un credo religioso, santo, no tuve oportunidad ninguna para poder reflexionar sobre cada uno de los hechos que ejecutaba en el momento de la perpetración del acto que deliberadamente había yo querido y resuelto ejecutar"

Teoría de conspiración[editar]

Recientemente el historiador mexicano Rius Facius redescubrió el testimonio de la revisión del cadáver de Obregón realizada por un médico donde consta que el cuerpo presentaba orificios de bala de diferentes calibres, lo que hace suponer que se utilizó más de un arma para asesinar a Obregón, con lo que se fortalece la tesis de que si bien José de León Toral indudablemente disparó en contra del manco de Celaya, no fué el único.

Obregón tenía muchos enemigos políticos, por lo que el atentado les dió la oportunidad de eliminarlo y echarle toda la culpa a Toral, aunque participaron más personas. Su muerte permitió a Calles consolidar su poder, extendiendo su dominio por 3 períodos presidenciales más en lo que se llamó el Maximato

Hay testimonios de personas que dijeron haber escuchado varios tiros después que disparó Toral, pero no sabían si efectivamente lo fueron o eran sonidos de la orquesta que siguió tocando por unos instantes la canción "El Limoncito" [cita requerida]

Ejecución[editar]

El sábado 9 de febrero de 1929, José de León Toral fué ejecutado por un pelotón en la Penitenciaría de Lecumberri. De inmediato se hizo mártir de la causa católica, como lo corroboraron sus funerales. Fué sepultado en el Panteón Español.

Juicio de José de León Toral con anotación hecha por el acusado.
  • SANCHEZ, AGUSTIN (AÑO 1993). El General en la Bombilla. México D.F. ISBN. 

Enlaces externos[editar]