José María Rodríguez Rodríguez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

José María Rodríguez Rodríguez, también conocido como Mayía, (13 de junio de 1849, Santiago de Cuba, CubaLa Habana, 25 de mayo de 1903) fue un militar cubano que participó en la Guerra de la Independencia cubana en el bando libertador.

Se alzó en Santiago de Cuba a finales de 1868, incorporándose al EM del Mayor General Donato Mármol, de quien fue ayudante y posteriormente jefe de los ayudantes.

Trayectoria[editar]

Al morir Mármol se subordinó al entonces Teniente Coronel Policardo Pineda Rustán. Combatió en Hato del Medio y Cayo Rey. Durante la campaña de Guantánamo se destacó en el combate de Cafetal de La Indiana. En el combate de Naranjo-Mojacasabe, 10 de febrero de 1874, una bala se le alojó en la rodilla y lo dejó lisiado. No obstante participó en en la Batalla de Las Guásimas del 15 al 19 de marzo de 1874.

El 26 de agosto de 1874 lo ascendieron a Teniente Coronel, llevó a cabo la acción de Sabanas de Bío, donde obligó a una columna española a dispersarse y no continuar la persecución del Mayor General Antonio Maceo, quien estaba gravemente herido. En febrero de 1878 tuvo destacada participación en el combate del camino de San Ulpiano, junto a Maceo. Participó en la Protesta de Baraguá.

Tomó parte en la preparación de la Guerra Chiquita; pero fue detenido en marzo de 1879 y enviado a la cárcel del castillo de Mahón, España, donde permaneció 3 años. Ya en libertad se estableció en Santo Domingo, República Dominicana.

El 26 de junio e 1895 partió de Santo Domingo al frente de una expedición, en el vapor Geo W. Childs. El mal tiempo y las pésimas condiciones de la embarcación para navegar lo obligaron a dirigirse a Pine Key, Florida, donde se unió a los expedicionarios del vapor James Woodall, bajo el mando de Carlos Roloff. Desembarcaron por Tayabacoa, límite entre Trinidad y Sancti Spíritus, el 24 de julio de 1895.

El 1 de septiembre de 1896 fue sometido a un consejo de guerra acusado de incumplir la orden del Mayor General Antonio Maceo de que reforzara el occidente de la isla al frente de 200 hombres. En ese juicio resultó absuelto. Años más tarde el Consejo de Gobierno le confirió el grado de Mayor General. Acompañó a Gómez en su entrada en la Habana el 24 de febrero de 1899.

Se licenció el 1 de junio de 1899 y ocupó el cargo de director de la Casa de Beneficencia y Maternidad. Participó en la política en los primeros años de paz. Murió de tuberculosis en la Habana, el 25 de mayo de 1903. José Martí lo calificó como "el más virtuoso de los compañeros".