José María Castellano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

José María Castellano Ríos (La Coruña, 1947) es el presidente de la compañía de telecomunicaciones Ono. Fue presidente de NCG Banco desde 2011 hasta su destitución por parte del FROB en enero de 2014.

Formación[editar]

José María Castellano es licenciado en Económicas y Empresariales por la Universidad de Santiago de Compostela, doctor por la Universidad de Madrid y catedrático en la Universidad de La Coruña.[1]

Trayectoria[editar]

Su trayectoria profesional parte como responsable de Tecnologías de la Información en la aseguradora Aegon. Anteriormente, entre 1974 y 1984, ocupó los puestos de director financiero y director general del grupo de procesos cárnicos Conagra España, además de ser consejero delegado de la fusionada Argentaria. Gracias a su estrecha amistad con Amancio Ortega, en 1984 pasó a formar parte del grupo textil Inditex, donde permancece 20 años y llega a ocupar, en 1997, los cargos de consejero delegado y de vicepresidente.[2]

En Septiembre de 2005 anuncia su dimisión de la vicepresidentcia de Inditex debido a las diferencias surgidas con Amancio Ortega tras una operación fallida para entrar en el capital de Unión Fenosa y un amago de ser promovido a la presidencia de la eléctrica a espaldas de Ortega.[3]

En noviembre de 2008 es nombrado presidente de Ono, en sustitución de Eugenio Galdón.

En 2011 es promovido por Alberto Nuñez Feijoo, presidente de la Junta de Galicia, para conseguir capital para el recién creado NCG Banco, prometiendo obtener 700 millones de euros provenientes de inversores privados a cambio de hacerse con la dirección ejecutiva de la entidad. En ese momento cesa como vicepresidente de La Voz de Galicia, pero no renuncia a la presidencia de Ono.

En Junio de 2011 se anuncia que a partir de Agosto será presidente ejecutivo de la nueva entidad, realizando una reestructuración de la cúpula directiva que supone la salida de varios directivos procedentes de Caixanova con cuantiosas prejubilaciones, y fijándose un salario de 900.000 euros al año, que posteriormente sería obligado a reducir a 300.000 euros por un cambio legislativo.[8] .En Marzo de 2014 vende la empresa ONO a Vodafone por la inasequible cantidad de 7.200 millones de euros. [4] [5] [6] [7] , .[8]

Véase también[editar]

Referencias[editar]