José María Bueno Monreal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José María Bueno Monreal
Cardenal de la Iglesia católica
Ordenación 19 de marzo de 1927 por Rafael Merry del Val
Consagración episcopal 19 de marzo de 1946 por Leopoldo Eijo y Garay
Proclamación cardenalicia 15 de diciembre de 1958 por Juan XXIII
Información personal
Nombre secular José María Bueno Monreal
Títulos Cardenal presbítero de Santos Vito, Modesto y Crescencia
Arzobispo emérito de Sevilla
Nacimiento 11 de septiembre de 1904 en Zaragoza
Fallecimiento 20 de agosto de 1987 en Pamplona
Alma máter Pontificia Universidad Gregoriana
Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino

CardinalCoA PioM.svg
Escudo de José María Bueno Monreal

Ficha en catholic-hierarchy.org
[editar datos en Wikidata ]

José María Bueno y Monreal (Zaragoza, 11 de septiembre de 1904 - Pamplona, 20 de agosto de 1987), cardenal arzobispo de Sevilla desde 1957 a 1982 y obispo de Vitoria entre 1950 y 1954.

Biografía[editar]

Primeros años[editar]

Nacido en Zaragoza, José María Bueno Monreal estudió en el seminario de Madrid y posteriormente en la Pontificia Universidad Gregoriana y la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino de Roma. Fue ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1927, en Roma por el cardenal Rafael Merry del Val. Fue profesor de Teología, Derecho Canónico y Teología Moral en el Seminario de Madrid (1927-1945); Profesor de Derecho Público Eclesiástico en el Instituto Central de Cultura Superior Religiosa (1923-1945); Profesor de Ética Periodista en la Escuela de Periodismo "El Debate" en 1935; canónigo doctoral de la catedral de Madrid; fiscal general de la diócesis y Tribumal Eclesiástico de Madrid (1935-1945). En marzo de 1972 fue elegido vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española.

Obispo y arzobispo[editar]

El 1 de diciembre de 1945 fue designado obispo de Jaca por el papa Pío XII. Monreal recibió su consagración episcopal el 19 de marzo de 1946 del obispo de Madrid Leopoldo Eijo y Garay, del entonces obispo auxiliar de Madrid Casimiro Morcillo González y del obispo de Sigüenza, Luis Alonso Muñoyerro, en la catedral de Madrid. El 13 de mayo de 1950 fue nombrado obispo de Vitoria, el 27 de octubre de 1954, obispo coadjutor de la archidiócesis de Sevilla y el 7 de abril de 1957 arzobispo de Sevilla. En esta ciudad el obispo titular, el cardenal Pedro Segura mantenía una situación de continua tensión con el jefe del estado, general Franco, por lo que el Vaticano, ante las presiones de Franco, decidió rebajar bastantes los poderes al cardenal Segura y nombrar como obispo coadjutor de la ciudad a Bueno Monreal, por lo que de facto, hasta el fallecimiento de Segura en 1957, coexistieron dos obispos en la ciudad.[1] [2]

Cardenal[editar]

El 8 de abril, después de la muerte del cardenal Segura, es nombrado arzobispo de Sevilla y nombrado cardenal en el consistorio de 15 de diciembre de 1958, por el papa Juan XXIII. Es cardenal de la Iglesia católica desde el 23 de noviembre de 1958. Era Prelado de Honor de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalen en el grado de Gran Collar.

Monumento en Jerez de la Frontera

Viajó por América Latina en 1949; asistió a los Congresos Eucarísticos Nacionales de Perú (Cuzco) y Ecuador (Quito), en representación del Episcopado Español. Pronunció conferencias en: Argentina, Chile, Bolivia y Panamá. Fue el precursor del Seminario Menor de Pilas, inaugurado y bendecido el 3 de Mayo de 1961.

De 1962 a 1965, Monreal acudió al Concilio Vaticano II. Participó en los cónclaves de elección del papa Pablo VI en 1963, del papa Juan Pablo I en agosto de 1978 y de Juan Pablo II, en octubre de 1978. Renunció al arzobispado de Sevilla el 22 de mayo de 1982 tras sufrir un infarto. Murió en Pamplona en 1987. Sus funerales se celebraron el 24 de agosto en la catedral de Sevilla, donde fue enterrado.

Como anécdota, conviene destacar que en cierta ocasión se dirigió al Papa de entonces, Juan Pablo II a propósito de la escasez de vocaciones sacerdotales y la necesidad de revisar el problema del celibato. El dialogo fue el siguiente: «Santidad, mi conciencia de obispo me impone hacerle presente que existen problemas como los del celibato, la escasez del clero y la cantidad de sacerdotes que siguen esperando la dispensa de Roma» a lo que Juan Pablo II respondió: «Y mi conciencia de Papa me impone echar a su eminencia de mi despacho[cita requerida]


Predecesor:
Juan Villar y Sanz
Obispo de Jaca
1945 - 1950
Sucesor:
Angel Hidalgo Ibáñez
Predecesor:
Carmelo Ballester Nieto
Obispo de Vitoria
1950 - 1954
Sucesor:
Francisco Peralta Ballabriga
Predecesor:
---
Obispo coadjutor de Sevilla
1954 - 1957
Sucesor:
---
Predecesor:
Pedro Segura
Arzobispo de Sevilla
1957 - 1982
Sucesor:
Carlos Amigo Vallejo

Bibliografía[editar]

  • Las relaciones entre la Iglesia y el Estado en los modernos concordatos, Madrid, 1936.
  • Principios fundamentales de Derecho Público Eclesiástico, Madrid, 1943.
  • Carlos Ros Carballar, José María Bueno Monreal. Semblanza de un cardenal bueno, Editorial San Pablo, Madrid 2012.

Referencias[editar]

  1. TIME Magazine. The New Cardinals 22 de diciembre de 1958
  2. Paul Preston, Franco, caudillo de España pág 626 ISBN 84-9759-477-0

Enlaces externos[editar]