José Ber Gelbard

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José Ber Gelbard
Gelbard2.JPG
José Ber Gelbard

Coat of arms of Argentina.svg
Ministro de Economía de Argentina
25 de mayo de 1973-21 de octubre de 1974
Presidente Héctor Cámpora
Juan Domingo Perón
María Estela Martínez de Perón
Predecesor Jorge Wehbe
Sucesor Alfredo Gómez Morales

Datos personales
Nacimiento 14 de abril de 1917
ciudad de Radomsko,
Polonia Bandera de Polonia
Fallecimiento 4 de octubre de 1977 (60 años).
ciudad de Washington D. C.,
Estados Unidos Bandera de los Estados Unidos
Otras afiliaciones políticas Partido Comunista
Profesión empresario
Ocupación Economista
Religión judío
Web http://www.josebergelbard.com.ar
[editar datos en Wikidata]

José Ber Gelbard (Radomsko, 14 de abril de 1917 - Washington, D. C., 4 de octubre de 1977) fue un empresario y activista comunista de la Argentina que llegó a ser ministro de Economía durante la tercera presidencia de Juan Domingo Perón y sus antecesores Héctor Cámpora y Raúl Lastiri.

Biografía y vida empresarial[editar]

De origen judeo-polaco, en los años treinta llegó a la Argentina (donde castellanizó su nombre como José). Fue vendedor ambulante en las provincias de Tucumán y Catamarca y con el tiempo tomó forma como líder de los empresarios nacionales.

Gelbard y el presidente Juan Domingo Perón.

Fundó la Confederación General Económica (CGE), en esta agrupó a pequeños y medianos comerciantes, industriales y productores agropecuarios. Estuvo aliado a las políticas económicas desarrollistas de Arturo Frondizi, de generales nacionalistas y del expresidente de facto, general Alejandro Agustín Lanusse; sin embargo fue seguidor incondicional de Juan Domingo Perón.

Fue enemigo de los terratenientes y líderes patronales agroganaderos nucleados en la Sociedad Rural Argentina y representados por José Alfredo Martínez de Hoz, quien había sido ministro de Economía de la dictadura de José María Guido y que también sería ministro de Economía durante el Proceso de Reorganización Nacional (responsable de la primera parte del plan de destrucción del aparato productivo nacional, entre 1976 y 1983).[1]

Gelbard realizó importantes negocios con los mayores empresarios industriales de la época, Manuel Madanes (de Fate), Julio Broner (de Wobron), el financista David Graiver y el periodista Jacobo Timerman. Estuvo enfrentado con la «derecha» peronista encabezada por José López Rega, supuesto líder de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina).

Ministerio de Economía[editar]

El 25 de mayo de 1973 asumió como ministro de economía de Héctor Cámpora (electo por el FREJULI) y continuó en su cargo luego de la renuncia de este y con el regreso de Juan Domingo Perón.

José Ber Gelbard puso en marcha un plan económico que consideraba central para el bienestar de los argentinos, contemplando el crecimiento del mercado interno (modelo llamado «mercadointernista»), con sueldos altos y desarrollo de la producción industrial y agropecuaria para abastecer el consumo.

Gelbard también fue ideólogo del denominado Plan 0, el cual implicaba que la inflación se mantuviese estable. Lo logró durante cierto período, manteniendo más de 300 productos de la canasta básica a precios estables, y también acordando la estabilidad en los sueldos de miles de trabajadores. Mientras duró, el plan parecía ambicioso, pero por diversas razones no perduró y el país ya entraba en una etapa de inestabilidad sociopolítica.

El plan económico de Gelbard[editar]

José Ber Gelbard fue ministro de Economía de cuatro presidentes peronistas en poco más de un año y medio (entre mayo de 1973 y octubre de 1974). Él fue quien le dio algo de continuidad a la política económica frente al cambiante y extremadamente conflictivo rumbo político institucional. La primera y principal tarea que buscaba el ministro Gelbard era restablecer la alianza social que había fundado al peronismo en los años 40, las PyMEs nacionales y el Movimiento obrero argentino, nucleado en la Confederación General del Trabajo de la República Argentina. Al igual que en 1945, Perón había apostado a un hombre empresario del establishment nacional para dirigir la economía. Gelbard buscaba impulsar un programa de Reconstrucción y Liberación Nacional, que consistía en 20 leyes:

  1. Ley de inversiones extranjeras.
  2. Proyecto de Ley de Recomercialización de Granos y Carnes.
  3. Ley de fomento agrario.
  4. Ley de corporación de empresas nacionales.
  5. Ley de promoción industrial.
  6. Ley de suspensión de desalojos.
  7. Ley de representantes de empresas extranjeras.
  8. Proyecto de condonación de sanciones, multas, recargos e intereses por infracciones impositivas.
  9. Ley de represión penal para las defraudaciones fiscales.
  10. Ley de promoción minera.
  11. Ley de creación de la corporación para el desarrollo de la pequeña y mediana empresa.
  12. Impuesto a la renta potencial de la tierra.
  13. Ley de regionalización de los directorios del Banco de la Nación Argentina y del Banco Nacional de Desarrollo.
  14. Modificación de la Ley de Bosques.
  15. Ley de creación del Instituto Nacional de la Vivienda, de interés social.
  16. Ley de uso de tierras aptas para la explotación agropecuaria.
  17. Ley de defensa del trabajo y la producción nacional.
  18. Ley de nacionalización de los depósitos bancarios.
  19. Régimen de financieras parabancarias.
  20. Renacionalización de los bancos desnacionalizados en los últimos años.

Estas leyes no eran nuevas individualmente pero sí era novedoso un plan que las impulsara de manera conjunta. La aplicación de este plan hubiera significado un cambio profundo de la configuración económica del país.

El Pacto Social[editar]

El presidente Héctor Cámpora (con la banda presidencial, en el centro) con su gabinete. Gelbard es el segundo a la izquierda (el primero es el expolicía José López Rega, líder de la Triple A).

El pacto social fue firmado por los miembros de la CGT (Confederación General del Trabajo) y la CGE el 8 de junio de 1973; los contenidos del pacto social tenían como objetivo concertar los objetivos de la economía, pero lo más alentador del mismo era que había reunido después de mucho tiempo en la misma mesa al Gobierno, la industria y los sindicatos en pos de conseguir la recuperación económica del país.

Los puntos principales de este pacto fueron:

  • congelamiento de los precios (para detener el principio de hiperinflación que amenazaba al país).
  • alza general de sueldos (200 pesos mensuales), para que cesaran los conflictos laborales.
  • suspensión de la negociación colectiva sobre el salario durante dos años.

Plan económico, últimas medidas[editar]

Los problemas en el plan económico se iniciaron en diciembre de 1973. El empresariado argentino ―con la excusa del aumento de sueldos― empezó a aumentar indiscriminadamente los precios de los productos, lo que disparó la inflación. Además la crisis del petróleo generó mas dificultades en el control de la inflación. El Mercado Común Europeo se cerró para las carnes argentinas.[2] Tras la muerte de Juan Domingo Perón, y el arribo al gobierno de María Estela de Perón, el pacto social se derrumbó rápidamente. Los comerciantes argentinos cometieron agio (desabastecimiento de productos esenciales, para especular con un aumento de precios); desaparecieron de los estantes de almacenes y góndolas de almacenes y supermercados productos básicos como el aceite y el azúcar. Los empresarios desarrollaron un mercado negro de productos.[3]

Los trabajadores y el plan[editar]

Así, pues la política de ingresos del ministro peronista, a través de la influencia de Perón llevó a la CGT (Confederación General del Trabajo) a aceptar aumentos salariales por debajo de las verdadera demanda de los trabajadores, y abandonar, por lo menos por un tiempo, la voluntad de alcanzar reivindicaciones salariales. La CGT buscaba algo más que sólo la reivindicación salarial, buscaba la reivindicación de poder (sobre todo ante la Juventud Peronista en el ámbito político). La base obrera creyó ver en el sólo ascenso de Héctor Cámpora al poder la oportunidad para pedir sus reivindicaciones con lo que se agravó la lucha obrera, hubo tomas de fábricas y muchos reclamos de exactivistas y dirigentes anteriores.

Durante la segunda campaña presidencial de 1973, los sindicatos se acercaron más a Perón, y la Juventud Peronista (JP) comenzó a estar más relegada en el planteo político del líder justicialista, pero el asesinato de José Ignacio Rucci (líder de la CGT), rompió la unión entre los trabajadores peronistas, dejando en evidencia la fractura interna del partido en el peronismo de derecha ―que dirigía José López Rega― y el peronismo de izquierda revolucionaria ―que podía verse en los Montoneros y en las FAP (Fuerzas Armadas Peronistas)―.

Relaciones internacionales y críticas[editar]

Gelbard tuvo una buena relación tanto con el Partido Demócrata de los Estados Unidos como con el líder comunista cubano Fidel Castro. Así abrió un nuevo gran mercado para las importaciones: la Unión Soviética y Cuba, las mecas del socialismo de Estado.

Su plan no pudo llevarse a cabo ya que fue odiado tanto por la derecha ―por hacer hincapié en la distribución del ingreso―, como por la izquierda ―por su participación en políticas capitalistas―.

Fue sospechado de sobornar a varios militares y de apoyar el Gran Acuerdo Nacional de Lanusse para ser beneficiado en la licitación de la empresa Aluar, que finalmente ganaría su emprendimiento, en sociedad con Javier Madanes (con quien ya compartía la propiedad de Fate).[cita requerida]

Luego de las presidencias peronistas[editar]

José Ber Gelbard fue perseguido durante la dictadura cívico-militar en 1976, que le quitó la nacionalidad argentina. Tuvo que exiliarse en Estados Unidos, donde falleció en el año siguiente, el 4 de octubre de 1977). Diez años después, en 1987, el Gobierno democrático de Raúl Alfonsín le devolvió póstumamente la ciudadanía.

Filmografía[editar]

  • Gelbard: Historia secreta del último burgués nacional (2006).[4] [5]

Enlaces externos[editar]

Bibliografía complementaria[editar]

  • María Seoane (1998). El burgués maldito. Buenos Aires: Planeta. ISBN-13: 9789507429026, ISBN 950-742-902-6. 

Referencias[editar]

  1. La segunda parte del plan de destrucción del aparato productivo nacional la perpetró Domingo Cavallo, ministro de Economía de Carlos Saúl Menem entre 1991 y 1996.
  2. Artículo en el sitio web Siempre Historia.
  3. «El recuerdo del plan de Gelbard», artículo en el diario La Nación (Buenos Aires).
  4. «Gelbard: historia secreta del último burgués nacional», ficha en el sitio web IMDb (Internet Movie DataBase).
  5. «Gelbard: historia secreta del último burgués nacional», ficha en el sitio web Cine Nacional.


Predecesor:
Jorge Wehbe
Ministro de Economía de Argentina
25 de mayo de 1973 - 21 de octubre de 1974
Sucesor:
Alfredo Gómez Morales