José Antonio Manso de Velasco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José Antonio Manso de Velasco
''I Conde de Superunda''
Conde de Superunda.jpg
Información personal
Nacimiento 1688
Torrecilla en Cameros
Fallecimiento 6 de mayo de 1767
Granada
Profesión Militar
Gobernador de Chile
Virrey del Perú
Sucesor Diego Antonio Manso de Velasco y Crespo
Familia
Dinastía Casa de Velasco

José Antonio Manso de Velasco y Sánchez de Samaniego (Torrecilla en Cameros, 1688- Granada, 1767), conde de Superunda, fue un militar y político español, XXX Virrey del Perú. Fue Gobernador de Chile entre 1737 y 1744. Virrey del Perú durante el reinado de Fernando VI, gobernó el Virreinato del Perú entre los años 1745 y 1761.

Firma de José Antonio Manso de Velasco

Biografía[editar]

Fueron sus padres Diego Sáenz Manso de Velasco y Ambrosia Sánchez de Samaniego, pertenecientes a la aristocracia riojano-alavesa. Se incorporó al ejército en 1705, participando en la Guerra de Sucesión hasta 1714. Posteriormente lo hizo en las expediciones a Cerdeña en 1717, a Ceuta en 1720, en sitio de Gibraltar en 1727, en la reconquista de Orán en 1732, y en las guerras de Italia desde 1733 a 1736. Obtuvo al final de su carrera, el grado de Brigadier general y el título de Caballero de la Orden de Santiago.

Gobernador de Chile[editar]

En octubre de 1736 se le otorgó el cargo de Gobernador de Chile, llegando a Santiago de Chile el 15 de noviembre de 1737, donde asumió como Gobernador, Capitán general y Presidente de la Real Audiencia del reino. Ocupó el cargo hasta junio de 1744. Se destacó por la fundación de nueve ciudades:

Gobernador Manso de Velasco.
  • Talca (San Agustín de Talca), 1742
  • Melipilla (San José de Logroño), 1742
  • Curicó (San José de Buena Vista), 1743
  • Rancagua (Santa Cruz de Triana), 1743
  • Copiapó (San Francisco de la Selva), 1744

También se preocupó del desarrollo urbanístico de Santiago de Chile, iniciando la construcción de los tajamares del rio Mapocho, para evitar las frecuentes inundaciones que sufría la ciudad. Su gestión es reconocida como una de las más eficientes del reino. Recibió en 1741 el grado de Mariscal de campo, y en 1743 el grado de Teniente general. El 24 de diciembre de 1744 el rey le ordenó asumir el cargo de Virrey del Perú,

Virrey del Perú[editar]

El 12 de julio de 1745 sucedió al virrey José Antonio de Mendoza Caamaño y Sotomayor, Marqués de Villagarcía.

El terremoto de Lima de 1746[editar]

El 28 de octubre de 1746, a las 22:30 se produjo uno de los más grandes terremotos que azotaron Lima y Callao; al menos, el que más muertes produjo. Los testigos difieren en cuanto a la duración del evento, pues unos dicen que fue de tres minutos y otros que hasta seis. Se calcula que su intensidad fue de 10 u 11 en la Escala de Mercalli. Las réplicas, por centenares, continuaron en los dos meses siguientes. En Lima, de 60.000 habitantes, perecieron 1.141; y en el Callao, un tsunami con una enorme ola de 17 metros de altura que penetró cinco kilómetros tierra adentro, mató aproximadamente 5.000 personas, pues apenas se salvaron 200. En Lima sólo quedaron 25 casas en pie. La nocturnidad del sismo, al sorprender a la población en sus casas, contribuyó a aumentar las muertes. Las secuelas de este terrible terremoto fueron el hambre y el miedo.

El terremoto de 1746 es tal vez, al que mayor cantidad de estudios y atención le han dedicado los historiadores y especialistas. Pero sobre todo sigue siendo el paradigma del triunfo de la ciudad sobre la destrucción y la muerte.

El virrey José Antonio Manso de Velasco decidió vencer la desolación y tomar cartas en el asunto, emprendiendo la reconstrucción de Lima. Hizo tan magna obra que mereció el reconocimiento de sus habitantes y del propio rey que lo premió en 1748 con un título nobiliario que lo dice todo y que él mismo eligió: Conde de Superunda, que quiere decir "sobre las olas".

Viejo y cansado, a los 71 años de edad, solicita autorización a Fernando VI para regresar a España, lo cual le es concedido. Fue reemplazado por el virrey Manuel de Amat y Juniet.

Estatua a José Antonio Manso de Velasco en la ciudad de Rancagua.
Retrato ecuestre José Antonio Manso de Velasco, 1760.

Últimos días[editar]

Retrato en el Museo Histórico Nacional de Chile.

Encontrábase de paso en 1762 por el puerto de La Habana en la Capitanía General de Cuba cuando le sorprende un conflicto armado con Inglaterra que implica el sitio de la isla. Por ser el militar de más alto rango en ese momento en el territorio, el Conde de Superunda es nombrado por el Gobernador de Cuba con título de «Presidente de la Junta Consultiva de Guerra», es así como el viejo conde de 74 años encabezó la resistencia de la plaza artillada de La Habana con tropas mal entrenadas y con peor equipamiento, la cual sólo duró 67 días debiendo rendirse ante los ingleses.

Apresado por los ingleses es llevado a Cádiz en España, donde en su calidad de Presidente de la Junta Consultiva de Guerra fue llevado ante la justicia marcial por el oprobio causado a la corona española por los términos de la rendición de Cuba, siendo condenado a la pena de "suspensión por 100 años de todo empleo militar" y confinamiento en la ciudad de Granada, muriendo finalmente en Priego de Córdoba, donde se encuentran sepultados sus restos en la Iglesia de San Pedro.

Retratos[editar]

Los retratos más conocidos de Manso de Velasco son los realizados por el pintor peruano Cristóbal Lozano durante su gobierno en el Perú. El primero, realizado en 1749 y actualmente ubicado en el Palacio de Gobierno del Perú, fue comisionado por las madres capuchinas del monasterio de María y José en agradecimiento a la ayuda del virrey tras el terremoto de 1746. El segundo, realizado en 1758 y actualmente ubicado en el Museo de la Catedral de Lima, fue comisionado en agradecimiento por la reconstrucción de la Catedral (escena que se aprecia en el fondo) tras el mismo terremoto. El tercero, realizado hacia 1760 y actualmente ubicado en el Museo de América, es un retrato ecuestre muy poco conocido.

Otro retrato es el realizado en por el también peruano José Joaquín Bermejo. El cuadro es exacto al realizado por Lozano en 1749 con excepción del fondo, que muestra el puerto del Callao reconstruido tras el terremoto de 1746. Actualmente, se encuentra en el Museo de Arqueología, Antropología e Historia del Perú.


Bibliografía[editar]

Véase también[editar]

Precedido por:
Manuel Silvestre de Salamanca Cano
Gobernador del Reino de Chile
1737-1744
Sucedido por:
Francisco José de Ovando
Precedido por:
José Antonio de Mendoza Caamaño y Sotomayor
Virrey del Perú
1745-1761
Sucedido por:
Manuel de Amat y Junyent

Enlaces externos[editar]