Jorge de Cambridge

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
No confundir con Príncipe Jorge de Cambridge (nacido en 2013).
Príncipe Jorge
Duque de Cambridge
George 2nd Cambridge.png
El Duque de Cambridge.
Predecesor Príncipe Adolfo, duque de Cambridge
Información personal
Descendencia
Nombre completo George William Frederick Charles
Casa real Casa de Hanover
Padre Príncipe Adolfo, duque de Cambridge
Madre Augusta de Hesse-Kassel
Nacimiento 16 de marzo de 1819
Flag of Hanover 1837-1866.svg Cambridge House,
Reino de Hanóver
Fallecimiento 17 de marzo de 1904
(84 años)
Bandera del Reino Unido Gloucester House, Piccadilly, Reino Unido
Entierro Cementerio de Green Kensal, Londres

Príncipe Jorge, duque de Cambridge (Jorge Guillermo Federico Carlos, 26 de marzo de 1819 - 17 de marzo de 1904) fue miembro de la Familia Real Británica, nieto en línea paterna del rey Jorge III. El duque fue oficial del Ejército y sirvió como Comandante en Jefe del Ejército Británico desde 1856 hasta 1895. Se convirtió en Duque de Cambridge en 1850.

Primeros años[editar]

El príncipe Jorge nació en Cambridge House en Hannover, Alemania. Su padre era el príncipe Adolfo, duque de Cambridge, el décimo hijo y séptimo varón del rey Jorge III y Carlota de Mecklemburgo-Strelitz. Su madre era la duquesa de Cambridge (nacida princesa Augusta de Hesse-Kassel), hija del príncipe Federico de Hesse, señor de Rumpenheim y Carolina Polyxena de Nassau-Usingen.

Fue bautizado en Cambridge House el 11 de mayo de 1819, por el reverendo John Sanford. Sus padrinos fueron el Príncipe Regente (representado por el duque de Clarence y St. Andrews), el duque de Clarence y de St. Andrews (representada por el conde de Mayo ) y la reina viuda de Württemberg (representado por la condesa de Mayo).

Sucedió a su padre como II Duque de Cambridge, Conde de Tipperary y Barón Culloden en 1850.

Carrera militar[editar]

El príncipe Jorge de Cambridge fue educado en Hanover por el Rev. JR Wood, un canónigo de Worcester. Como su padre, siguió la carrera militar. En noviembre de 1837, después de haber servido por un corto tiempo en el ejército de Hannover, recibió el grado de coronel en el Ejército Británico. Estuvo ligado con el personal de Gibraltar. Después de servir el el N.º 12 de Lanceros Reales (del Príncipe de Gales), fue nombrado Coronel del N.º 17 de Dragones Ligeros (ahora Lanceros), en abril de 1842. Desde 1843 hasta 1845, sirvió como coronel en el personal de las Islas Jónicas, y luego fue promovido a Mayor-General el 7 de mayo de 1845.

El duque de Cambridge se convirtió en Inspector de la Caballería en 1852. Mantuvo el cargo hasta 1854, cuando, tras el estallido de la Guerra de Crimea, recibió el mando de la 1ª División (Guardia y brigadas de Montaña) del Ejército Británico en el Oriente. En junio de 1854, fue ascendido al rango de Teniente General. Estuvo presente en las batallas del Alma, Balaclava e Inkerman, y en el Sitio de Sebastopol. Su estado de salud le exigió regresar primero a Malta y luego a Gran Bretaña antes de la conclusión de la campaña.

El 5 de julio de 1856, el duque fue nombrado Comandante General en Jefe del Ejército Británico, puesto que fue retitulado como Comandante en Jefe de las Fuerzas por Carta patente en 1887. En esa calidad se desempeñó como el principal asesor militar del Secretario de Estado de Guerra, con la responsabilidad de la administración del Ejército y el comando de las fuerzas en el campo. Sin embargo, el Comandante en Jefe no estaba subordinado a la Secretaria de Estado. Fue ascendido al rango de mariscal de campo, el 9 de noviembre de 1862.

El duque de Cambridge se desempeñó como Comandante en Jefe durante 39 años. A pesar de que estaba profundamente preocupado por el bienestar de los soldados, se ganó la reputación de ser resistente al cambio doctrinal y hacer promociones basadas en la posición social de un oficial, en lugar de sus méritos. Bajo su mando, el Ejército Británico se convirtió en una institución moribunda y estancada, con respecto a sus homólogos continentales. En el siglo XIX, mientras que el 50 por ciento de toda la literatura militar era escrita en Alemania y el 25 por ciento en Francia, sólo el uno por ciento provenía de Gran Bretaña. Se dice que reprendió a uno de sus subordinados más inteligentes con las palabras: "¿Cerebros? ¡No creo en cerebros! Usted no tiene ninguno, lo sé, señor". Fue igualmente franco en su renuencia a adoptar el cambio: "Hay un tiempo para todo, y el momento del cambio es cuando usted ya no puede evitarlo".

A pesar de su reputación de rígido tradicionalista, el duque tuvo gran interés en la reforma del ejército. Bajo su influencia, el ejército probó varias carabinas de retrocarga para la caballería, una de las cuales -la Westley Richards- fue tan eficaz que se decidió investigar la posibilidad de producir una versión para la infantería. En 1861, 100 se expidieron a cinco batallones de infantería, en 1863, una orden de 2000 fue puesto a ensayos adicionales. También estuvo implicado en la creación de la Staff College, la Real Escuela Militar de Música, y se convirtió en gobernador de la Real Academia Militar de Woolwich: Trató de mejorar la eficiencia del ejército mediante la promoción de un plan de maniobras militares anuales. En 1860, introdujo un nuevo sistema para restringir el castigo corporal: Los soldados ahora tenían derecho a la flagelación sólo en caso de conducta de amotinamiento agravado en tiempo de guerra, a menos que se cometiera una infracción lo suficientemente grave como para degradarlos a segunda clase y hacerlos una vez objeto de los castigos corporales. Un año de buen comportamiento los devolvería a primera clase, lo que significaba que sólo un fuerte núcleo de infractores incorregibles tendrían que ser azotados: el número de azotes se redujo de 218, en 1858, a 126, en 1862.

A raíz de la victoria de Prusia en la Guerra Franco-prusiana, el gobierno del Partido Liberal del primer ministro William Ewart Gladstone y el Secretario de Estado de Guerra, Edward Cardwell, pidieron mayores reformas en el Ejército. El duque estuvo extremadamente preocupado por la naturaleza de estas reformas, ya que se produjeron en el centro de su punto de vista del Ejército. Temía que la fuerza de la reciente creación de reservistas sería de poca utilidad en un conflicto colonial, y que las fuerzas expedicionarias tendrían a los hombres más experimentados de los batallones de base con el fin de llenar los vacíos en sus filas. Sus temores parecieron confirmarse en 1873, cuando Wolseley allanó batallones para la expedición contra los Ashanti: En 1879, los 59 batallones que permanecían en base tuvieron dificultades para enviar reemplazos para los 83 en el extranjero. En 1881, cuando los históricos números de los regimientos fueron abolidos y estandarizados los colores distintivos para los regimientos ingleses, galeses, escoceses e irlandeses, el duque protestó ya que el espíritu del regimiento se vería afectado: La mayoría de los colores distintivos fueron restaurados en la Primera Guerra Mundial.

El impulso de la reforma, sin embargo, continuó. La War Office Act, que el Parlamento aprobó en 1870, formalmente subordinaba el cargo del Comandante en Jefe del Ejército a la Secretaria de Estado. El duque de Cambridge resintió fuertemente este cambio, un sentimiento compartido por la mayoría de los funcionarios, muchos de los cuales no habían ganado sus puestos por sus méritos. En virtud de la Orden del Consejo de febrero de 1888, toda la responsabilidad de los asuntos militares fue investida en el cargo de Comandante en Jefe. Un 1890, la Comisión Real dirigida por Lord Hartington (después, el octavo duque de Devonshire) criticó la administración de la Oficina de Guerra y recomendó la devolución de la autoridad del Comandante en Jefe a los militares subordinados. El duque de Cambridge se vio obligado a renunciar a su cargo el 1 de noviembre de 1895, y fue sucedido por Lord Wolseley, cuyas funciones se modificaron considerablemente.

Matrimonio y amante[editar]

El duque de Cambridge no ocultó su opinión de que "los matrimonios arreglados estaban condenados al fracaso". Se casó en privado y en contravención con el Acta de Matrimonios Reales de 1772, en la Iglesia de St. John, Clerkenwell, Londres, el 8 de enero de 1847, con Sarah Fairbrother (1816-12 enero 1890), hija de John Fairbrother, un funcionario de Westminster, y Mary Tucker cuyo nombre de soltera puede haber sido Phillips, con quien ya había tenido dos hijos ilegítimos, y que anteriormente había tenido dos hijos con otros hombres. Sarah Fairbrother habría sido actriz desde 1827, actuando en Drury Lane, el Lyceum, y el Covent Garden Theatre. Como el matrimonio era contrario al Acta de Matrimonios Reales, la "esposa" del duque no fue titulada Duquesa de Cambridge y no se le concedió el tratamiento de Su Alteza Real, ni los hijos habidos de ese "matrimonio" podrían suceder a los títulos del duque. De hecho, la existencia misma de Sarah fue ignorada por la Reina. En su lugar, Sarah se hizo llamar "Señora Fairbrother" y más tarde "Señora Fitzgeorge".

Años después[editar]

El duque de Cambrige sirvió como Coronel en Jefe del N.º 17 de Lanceros, la Artillería Real, los Ingenieros Reales, el Regimiento Middlesex y del Real Cuerpo de Fusileros del Rey, Coronel de la Guardia de Granaderos y Coronel Honorario de N.º 10 Lanceros Propiedad del Duque de Cambridge, Real Artillería de Malta.

La resistencia del duque empezó a decaer en sus últimos años. No fue capaz de montar en el funeral de la reina Victoria y tuvo que asistir en carruaje. Hizo su última visita a Alemania en agosto de 1903. Murió de una hemorragia del estómago en 1904 en Gloucester House, Piccadilly, Londres. Sus restos fueron depositados cinco días después junto a los de la señora Fitzgeorge en el Cementerio de Kensal Green, Londres. Con su muerte, la creación del Ducado de Cambridge de 1801 se extinguió.

Seis años después de su muerte, su sobrina María, hija de su hermana María Adelaida, se convirtió en reina consorte.

En 1904, sus bienes fueron legalizado en menos de 121.000 libras esterlinas.

El duque fue conmemorado por una estatua ecuestre en Whitehall, en el centro de Londres, esta, irónicamente, situada enfrente de la puerta de la Oficina de Guerra que tan fuertemente resistió.

Su Alteza Real fue nombrado Caballero Gran Cruz de la Real Orden Hannoveriana (GCH) en Consejo Privado en 1856.

Su título de Duque de Cambridge se extinguió después de su muerte. No fue restablecido hasta 107 años después, cuando Isabel II concedió el título a su nieto el príncipe Guillermo, el 29 de abril de 2011, el día que se casó con Catherine Elizabeth Middleton, quien a su vez se convirtió en la Duquesa de Cambridge.

Títulos, estilos y honores[editar]

Títulos y estilos[editar]

  • 26 de marzo de 1819 – 8 de julio de 1850: Su Alteza Real el príncipe Jorge de Cambridge.
  • 8 de julio de 1850 – 17 de marzo de 1904: Su Alteza Real el Duque de Cambridge.

Como nieto en línea paterna de un rey de Hannover, el príncipe Jorge de Cambridge también ostentaba los títulos de Príncipe de Hannover y Duque de Brunswick y Lunenburgo.

Honores[editar]

Descendencia[editar]

El duque de Cambridge y la señora Fitzgeorge tuvieron tres hijos, dos de los cuales nacieron antes del matrimonio, los cuales siguieron la carrera militar.

  • George FitzGeorge (24 de agosto de 1843-02 de septiembre de 1907), casado con Rosa Baring.
  • Adolphus FitzGeorge (30 de enero de1846-17 de diciembre de 1922), casado con Sofia Holden; en segundas nupcias con Margaret Watson.
  • Coronel Sir Augustus FitzGeorge, KCVO, CB (12 de junio 1847-30 de octubre de 1933).