Jorge Fernando Di Pascuale

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jorge Fernando Di Pascuale
Jorge Di Pascuale 2.jpg
Jorge Di Pascuale a comienzos de la década de 1970
Nacimiento 28 de diciembre de 1930
Flag of Argentina.svg Argentina Buenos Aires
Fallecimiento se ignora
Flag of Argentina.svg Argentina
Causa de muerte secuestro y asesinato
Nacionalidad argentino
Ocupación dirigente sindical
Título Secretario general de ADEF
Término 1957-1976
Predecesor Eduardo Vuletich
Sucesor Horacio Mujica
Partido político peronista

Jorge Fernando Di Pascuale (n. 28 de diciembre de 1930 en Buenos Aires (Argentina) - secuestrado-desaparecido el 29 de diciembre de 1976 en Buenos Aires) fue un dirigente sindical argentino que se destacó como líder de los trabajadores de farmacia y militante del peronismo.

Di Pascuale, miembro de la Asociación de Empleados de Farmacia (ADEF), pasó al primer plano del sindicalismo argentino luego del golpe de estado que derrocó al presidente Juan D. Perón en 1955, durante el período conocido como la Resistencia peronista, resultando elegido secretario general del sindicato en 1957. Integró el ala más combativa del sindicalismo peronista y resultó elegido diputado nacional en 1962, en elecciones que fueron anuladas por los militares. En 1968 fue elegido secretario adjunto de la CGT de los Argentinos.

El 29 de diciembre de 1976 fue secuestrado-desaparecido durante la dictadura militar. Sus restos fueron identificados en 2009 entre otros que se encontraban enterrados de manera irregular en el cementerio de Avellaneda, provincia de Buenos Aires.

Esto decía[editar]

"Si algo me llega a pasar no pidan por mí, pidan por todos" (Documental sobre Jorge Di Pascuale "Pidan por todos")


“el sindicalismo de liberación no muere cuando el régimen interviene una organización, proscribe una lista o despide a los integrantes de una comisión interna; muere cuando se renuncia a organizar a los trabajadores para el combate, cuando se los deja a merced de los patrones, el régimen y la represión. Vive cuando la lucha, da respuesta a cada una de las reivindicaciones populares” (Revista El trabajador de Farmacia diciembre 2001 Nº 48)


“no aceptamos otro tipo de verticalidad que no sea la lucha a favor de la clase trabajadora, no aceptamos otro tipo de verticalidad que no sea la clase trabajadora misma, no aceptamos otro tipo de verticalidad que no sea lo que los trabajadores nos digan” (Revista Con Todo año 1973 Número especial 2º época página 7)


…"que la defensa de los derechos obreros no se margine de la defensa del patrimonio nacional; que la denuncia de la explotación capitalista se dé juntamente con la denuncia de la opresión colonialista; que las movilizaciones por aumentos salariales no estén aisladas de la conquista del poder político; que los intereses de la clase trabajadora son los intereses de la nación y que los intereses de ésta son los de aquella; que cuando los trabajadores dicen liberación nacional, dicen su liberación social, cultural, económica y política”. (Revista El trabajador de Farmacia diciembre 2001 Nº 48)

Actividad sindical y política[editar]

Comenzó su carrera sindical como delegado del personal en la Farmacia Franco Inglesa, uno de los mayores establecimientos de ese ramo de Buenos Aires. En 1957, la dictadura militar que había derrocado en 1955 al gobierno democrático de Juan Domingo Perón permite elecciones en el intervenido Sindicato de Empleados de Farmacia. Se realizaron tres elecciones sucesivas, en mayo, julio y septiembre(la intervención se negaba a entregar el gremio a los vencedores por su filiación peronista), y en todos se impone la Agrupación “22 de diciembre” - Lista Blanca, fundada por Jorge Di Pascuale, Alfredo L. Ferraresi, Horacio Mujica y José Manuel Azcurra, llevando a aquel como Secretario General del gremio. En 1959 tuvo participación significativa en la huelga del Frigorífico Lisandro de la Torre. Al año siguiente fue nombrado Secretario de Prensa de las “62 Organizaciones Peronistas”.

En las elecciones de marzo de 1962 fue elegido diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires, resultando el más votado de los candidatos peronistas del distrito (la elección era nominal). En esas mismas elecciones el peronista Andrés Framini es elegido gobernador de la estratégica provincia de Buenos Aires. Bajo presión de los sectores militares, el presidente Arturo Frondizi anula las elecciones; no obstante, habría de sufrir un golpe de estado pocos meses después. Entre 1961 y 1964 fue Secretario del Consejo Coordinador y Supervisor del Peronismo. También en 1962 Di Pascuale tiene participación destacada en el Plenario de Huerta Grande, donde los sectores más combativos del movimiento obrero trazan un programa revolucionario de gobierno.

Jorge Di Pascuale con Perón en Madrid, 1963.

En 1963 fue designado por Juan Domingo Perón como su delegado personal ante los países socialistas. En marzo de 1963 viaja a Madrid, donde Perón se encontraba exiliado, junto con otros dirigentes sindicales. Por instrucciones de Perón se dirige luego a Cuba, donde se entrevista con dirigentes de la Revolución cubana, incluyendo al "Che" Guevara. En agosto de 1964 es encarcelado, acusado de "subversión".

Un nuevo golpe de estado derroca en 1966 al presidente Illia. Mientras que los sectores sindicales "colaboracionistas" encabezados por Augusto Timoteo Vandor apoyaron el golpe o permanecieron neutrales ante este, los sectores combativos encabezaron la lucha contra la nueva dictadura. En 1968 Di Pascuale participó activamente junto a Raymundo Ongaro (gráficos), Agustín Tosco (Luz y Fuerza, Córdoba), Amado Olmos (sanidad), Julio Guillán (telefónicos), Ricardo De Luca (navales), Atilio Santillán (trabajadores azucareros, Tucumán) y otros en la creación de la organización CGT de los Argentinos, que se oponía al sector "colaboracionista".[1] Di Pascuale fue secretario adjunto de la central, en tanto que Ongaro ocupó el cargo de secretario general.

Su participación en el surgimento del ala revolucionaria del peronismo fue fundamental: el Primer Plenario del Peronismo Revolucionario, en 1968, convocado por Alberte, Rearte y Cooke, se realizó en la sede del sindicato en Buenos Aires. En 1969 la lucha contra la dictadura se profundiza, y se producen el Cordobazo y otras numerosas insurrecciones populares en todo el país. El sindicato de empleados de farmacia es intervenido y Di Pascuale pasa casi todo el año 1969 en la cárcel. Sale en libertad al año siguiente, recuperando la conducción del sindicato. La dictadura militar cae finalmente en 1973, y el 25 de mayo de ese año asume la presidencia Héctor José Cámpora, elegido el 11 de marzo por abrumadora mayoría. Cámpora, un dirigente peronista que había sido presidente de la Cámara de Diputados en el primer gobierno de Perón, renunció al poco tiempo para dar lugar a nuevas elecciones (Perón no había podido presentarse como candidato en marzo por estar proscripto). En septiembre Perón se impone por abrumadora mayoría, asumiendo por tercera vez la presidencia argentina.

Después de la muerte de Perón el 1º de julio de 1974, los enfrentamientos entre los sectores de izquierda y derecha del peronismo se exacerbaron. Di Pascuale, que adhería a la corriente interna denominada Peronismo de Base, recibió múltiples amenazas de la organización terrorista de extrema derecha Triple A. Muchos dirigentes plíticos, sociales y sindicales de izquierda combativo, como Atilio López, fueron asesinados por la Triple A; otros, como Agustín Tosco, debieron permanecer en la clandestinidad o marcharon al exilio. A mediados de 1975 los compañeros de Di Pascuale lograron convencerlo de exiliarse en Venezuela.

Secuestro, desaparición y asesinato[editar]

Luego de permanecer tres meses en Venezuela, regresó a la Argentina a finales de 1975.[2] El 24 de marzo de 1976 se instala en la Argentina una nueva dictadura que impuso un régimen de terrorismo de estado.

Di Pascuale parmaneció al frente del sindicato, pero como medida de seguridad, dormía fuera de su casa. La represión se encontraba en su pico máximo y él mismo había dicho "no sé si llegó a diciembre, no sé si en cualquier momento desaparezco yo".[3] Su hijo Fernando cuenta que "él la veía venir; ya habían secuestrado a un amigo y a él lo buscaba por todos lados; un día me dijo: "si a mí me llega a pasar algo, quiero que sepas que yo ni peronista, ni radical, yo estoy con el trabajador y con el pueblo y con nadie más".[3]

Sin embargo el 28 de diciembre de 1976 era su cumpleaños por lo que decidió quedarse con su segunda esposa y su hijo menor, Jorge, quien tenía entonces 6 años. Ya en la madrugada del 29 de diciembre ingresó a su domicilio un grupo de tareas, quien luego de interrogarlo y robar el aguinaldo y una radio, se lo llevaron diciendo que iban a la comisiaría y lo largaban al día siguiente.

Pero Di Pascuale no volvió a aparecer. El 30 de septiembre de 1976 había sido secuestrado también José Maria Mujica, y al año siguiente sería secuestrada Dora Gambone, delegada de la Farmacia Roma, en el barrio del Once. Tanto desde el sindicato como desde la CLAT se enviaron telegramas y realizaron gestiones para su liberación, sin ningún resultado. Y luego se perdió todo rastro.

Memoria, verdad e identificación de sus restos[editar]

Di Pascuale dirigiéndose a una asamblea de trabajadores, ca. 1970.

Dos décadas después, su hijo Fernando, comenzó a develar la suerte corrida por su padre. En 1995 recibió la primera noticia de parte de una sobreviviente. A partir de ese momento Fernando comenzó a investigar qué le había sucedido a su padre y donde estaban sus restos, con la ayuda de la agrupación H.I.J.O.S. y del Equipo Argentino de Antropología Forense. En 1998, al cumplirse 22 años de la desaparición de su padre, Fernando relató ese momento:

Cuando salí del local de Antropólogos después de escuchar que a mi viejo lo tiraron ensangrentado y muerto de frío, lloré y lloré y no podía parar. Lloré dos días. Al tercero estaba de nuevo en la brecha. Es curioso, porque suelo empezar algo y dejarlo, pero con esto no. Me pincho porque es normal que me pinche y llore, pero después me pongo las pilas automáticamente y salgo a averiguar... Quiero encontrar los restos de mi padre y darle sepultura. No sé como voy a reaccionar si lo encuentro, hasta dónde me va a dar la cabeza. Lo velaré en el sindicato. Tenía pasión por el sindicato. Cuando se separó de mamá me venía a buscar los sábados y me llevaba al sindicato. Jugábamos a la pelota en el salón de actos, con cuatro sillas hacíamos los arcos, sacábamos afuera las demás y las mesas y nos matábamos a pelotazos. Él vivía en el sindicato. Fuéramos a donde fuéramos, el siempre tenía que pasar por el sindicato, entraba, miraba papeles, no sé que hacía, pero siempre tenía que pasar por el sindicato, sábados, domingos, feriados, todos los días. El sindicato era su morada, lo suyo, su pasión.

Fernando Di Pascuale (1998).[3]

A través de sus descripciones, fue posible saber que Di Pascuale fue llevado al centro clandestino de detención Proto Banco, también denominado Vesubio '76, dependiente del Primer Cuerpo de Ejército comandado por el ex general Guillermo Suarez Mason. Este predio se ubica en el Partido de La Matanza, en el cruce de la Avenida Richieri con el Camino de Cintura (Puente 12). Los sobrevivientes recuerdan a Di Pascuale muy torturado, pero al mismo tiempo solidario y proveyendo apoyo emocional a los demás detenidos.[3] Finalmente, el 3 febrero de 1977, Di Pascuale habría sido "trasladado", eufemismo que utilizaban los represores para referirse al asesinato de los detenidos.

En 2009 el Equipo Argentino de Antropología Forense identificó los restos de Jorge Di Pascuale, en el marco de una investigación que encabeza el camarista federal Horacio Cattani, por la búsqueda de la verdad y destino final de desaparecidos durante la dictadura. Los mismos habían sido exhumados entre 1988 y 1992, en tumbas del NN el Cementerio de Avellaneda, pero las limitaciones del Banco Nacional de Datos Genéticos demoraron su identificación. El cadáver presentaba lesiones de "impacto de -al menos tres- proyectiles de arma de fuego que afectaron cráneo, hombro y pelvis".[4]

Tal como había deseado su hijo cuando empezó la búsqueda, el 28 de diciembre de 2009 sus restos fueron velados en la sede del sindicato. Al día siguiente, Jorge Di Pascuale fue finalmente enterrado en el Cementerio de la Chacarita, el mismo día que se cumplieron los 33 años de su secuestro.

Homenajes[editar]

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires le brindó homenaje dándole su nombre a un pasaje peatonal ubicado en el Barrio San Martín y al espacio verde ubicado entre las calles Lacarra, Dellepiane, Eva Perón y autopista Perito Moreno, de esa ciudad.

En obras de ficción, Jorge Di Pascuale aparece como personaje secundario presidiendo una reunión de los sectores revolucionarios del peronismo en la madrugada siguiente al golpe de estado contra Frondizi en la novela Martina y los años de plomo.[5]

Referencias[editar]

  1. Muñoz, Laura; López Portillo, Felicitas (1995). Movimiento obrero en América Latina. Volumen 11 de Panoramas de nuestra América. México D. F.: UNAM. ISBN 9683641202. 
  2. Reportaje a Fernando Di Pascuale, su hijo, en Revista Zoom, 23 de diciembre de 2009
  3. a b c d Di Pascuale, Fernando (1998). «Jorge F. Di Pascuale a 22 años de su desaparición. El Testimonio de su hijo Fernando». Asociación de Empleados de Farmacia. Consultado el 15 de febrero de 2010.
  4. Boschi, Silvana. «Identificaron los restos de un histórico dirigente sindical» (en español). diario Clarín del 15-12-2009. Consultado el 15-12-2009.
  5. Fernández Rombi, C. (2006). Martina... y los Años de Plomo. Buenos Aires: Dunken. ISBN 9870217257. 

Bibliografía adicional[editar]

  • BASCHETTI, Roberto (1997). Documentos de la resistencia peronista, 1955-1970. La Plata: De la Campana. pp. 227, 352, 570 et passim. ISBN 987912510X. 
  • CAPARROS, ´Martín (2007). La Voluntad. Una historia de la militancia revolucionaria en la Argentina 1966-1978. Buenos Aires: Ediciones Booket. ISBN 978-987-580-071-7.  5 tomos junto con el periodista argentino Eduardo Anguita
  • TARCUS, Horacio; EHRLICH, Laura (2007). Diccionario biográfico de la izquierda argentina: de los anarquistas a la "nueva izquierda", 1870-1976. Buenos Aires: Emecé. ISBN 9500429144. 
  • LEVENSON, Gregorio; JAURETCHE, Ernesto (1998). Héroes: historias de la Argentina revolucionaria. Buenos Aires: Ediciones del Pensamiento Nacional. ISBN 9505818173. 
  • GARULLI, Liliana; CARABALLO, Liliana; CHARLIER, Noemí y CAFIERO, Mercedes (2000). Nomeolvides: Memoria de la Resistencia Peronista 1955-1972. prólogo de Antonio Cafiero. Buenos Aires: Editorial Biblos. ISBN 9507862609. 
  • BOSCHI, Silvana. «Identificaron los restos de un histórico dirigente sindical» (en español). diario Clarín del 15-12-2009. Consultado el 15-12-2009.
  • «Jorge F. Di PASCUALE a 22 años de su desaparición» (en español). Consultado el 15-12-2009.
  • KOIRA, Roberto (1º de mayo de 2008). «La CGT de los Argentinos: Sus dirigentes» (en español). Revista Zoom - política y actualidad en foco. Consultado el 15-12-2009.
  • «Identificaron a Di Pascuale» (en español). diario Página/12 del 15-12-2009. Consultado el 15-12-2009.

Enlaces externos[editar]