Jorge Eduardo Acosta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jorge Eduardo Acosta
CapitánFragataARA.PNGCapitán de Fragata
Apodo El Tigre
Lealtad Bandera de Argentina Argentina
Servicio/rama Armada de la República Argentina
Unidad Infantería de Marina

Estatus legal Destituido
Acusaciones Acusado por crímenes de lesa humanidad
Nacimiento 27 de mayo de 1941 (73 años)
Bandera de Argentina

Escudo armada argentina.cdr.svg

Armada de la República Argentina
[editar datos en Wikidata ]

Jorge Eduardo Acosta ( * 27 de mayo de 1941), conocido como "el Tigre", es un ex capitán de fragata jefe del Grupo de tareas 3.3.2 de la Escuela de Mecánica de la Armada (centro clandestino de detención). Era quien tomaba las decisiones sobre tortura y muerte en la ESMA. En particular fue quien tomó la decisión de arrojar al río al grupo de monjas francesas Duquet y Domon y las madres de Plaza de Mayo Villaflor, Ballestrino y Ponce, así como la muerte de Dagmar Hagelin. En 2011 la justicia argentina lo condenó por dichos crímenes a cadena perpetua y a inhabilitación absoluta y perpetua y en 2014 dicha condena quedó firme.[1] [2] [3] [4] Se retiró con el cargo de capitán de fragata.[5]

Biografía[editar]

Se le han descubierto al menos 82 delitos probables. Entre ellos los secuestros, desaparición y torturas de la familia Tarnopolsky, Nilda Noemí Actis Goretta, Lisandro Cubas, Carlos Alberto García y Ricardo Coquet, de la adolescente sueca-argentina Dagmar Hagelin, del grupo de Madres de Plaza de Mayo y activistas de derechos humanos secuestrados en la iglesia de la Santa Cruz entre el 8 y el 10 de diciembre de 1977 entre quienes estaban también la monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet.

Según relata la periodista Miriam Lewin, ex detenida desaparecida de la ESMA, fue uno de los oficiales que se dedicaba a torturar y violar a las prisioneras.[6]

En 1981 viajó a Sudáfrica para asesorar al gobierno del apartheid en lucha contrainsurgente.

En 1998 se descubrió que poseía una cuenta secreta en Suiza, que podría haberse usado para bienes sustraídos a los detenidos-desaparecidos.[7]

Juicios[editar]

Beneficiado por la Ley de Obediencia Debida, fue detenido nuevamente y puesto en arresto preventivo por su participación en el robo de niños nacidos en cautiverio.

Anuladas las leyes de Punto Final y Obediencia debida por el Congreso en 2003, se reabrieron las causas en las que estaba imputado. En agosto de 2006 el juez elevó a juicio oral la causa de la ESMA en la que Jorge Eduardo Acosta fue enjuiciado junto a Alfredo Astiz y Adolfo Miguel Donda[8] y el 26 de octubre de 2011, en el marco del primer juicio por los crímenes cometidos en la ESMA -uno de los centros clandestinos de detención y exterminio más grandes montados durante la última dictadura militar-, Jorge "el Tigre" Acosta fue condenado a cadena perpetua e inhabilitación absoluta,[9] por el Tribunal Oral Federal nº5 por sentencia que no se encuentra firme.[3]

El 5 de julio de 2012, Jorge Eduardo Acosta fue condenado a 30 años de prisión en la causa "Plan sistemático"[10] por ser coautor penalmente responsable de sustracción, retención y ocultamiento de menores de edad durante la dictadura militar por sentencia que no se encuentra firme.[3]

Juicios en España e Italia[editar]

En 1997 el juez español Baltasar Garzón solicitó la detención y extradición de 45 militares argentinos y un civil a quienes procesó por genocidio, terrorismo de Estado y someter a torturas a presos políticos durante el régimen de facto que gobernó en Argentina entre 1976 y 1983. Entre ellos se encuentra Rubén Franco.[11] El pedido fue rechazado varias veces por el gobierno argentino alegando el principio de territorialidad.

El 27 de julio de 2003 el presidente Néstor Kirchner mediante el Decreto 420/03 modificó el criterio de rechazo de las extradiciones sustentado hasta ese momento ordenando "obligatoriedad del trámite judicial" solicitado por la Justicia española, y abriendo así el camino a la extradición efectiva de los militares requeridos.[12]

En agosto de 2003 el entonces presidente de España José María Aznar ordenó no continuar con el proceso de extradición de los solicitados por crímenes durante el gobierno de facto en Argentina. Esta decisión fue anulada por la Corte Suprema de España en 2005,[13] ordenando continuar adelante con las extradiciones solicitadas por Garzón.

En Italia se lo acusa de crímenes cometidos contra ciudadanos italianos durante la dictadura.[14] [15]

El 23 de abril de 2014 la Cámara Federal de Casación Penal le confirmó la pena a prisión perpetua por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada durante la dictadura militar de la década del '70.[4]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]