John Bull

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cartel de reclutamiento durante la Primera Guerra Mundial
John Bull con la cabeza de Napoleón Bonaparte en una caricatura de 1803, por James Gillray.
Caricatura editorial de 1897. John Bull y Tío Sam con un periódico en el bolsillo, acompañados por un perro que satiriza a Japón. El animal sigue el periódico arrollado en forma de salchicha. Viñeta extraída de la Hawaiian Gazette
Caricatura alemana (1904) publicada en el Entente cordiale. John Bull junto a Marianne dando la espalda a un soldado, representación de Alemania.

John Bull es la personificación nacional del Reino Unido y, en particular, de Inglaterra, especialmente en el humor gráfico político. Habitualmente, se representa como un hombre de mediana edad, rechoncho y vestido con atuendo propio de la clase media en el período georgiano británico.

Una anterior personificación nacional del Reino Unido fue dada por Sir Roger de Coverley en la obra The Spectator (El espectador, en español), editada en 1711.


Orígenes[editar]

John Bull es un personaje creado por el Dr. John Arbuthnot en 1712 y popularizado por los impresores británicos coetáneos. El autor dibujó por primera vez a John Bull en un panfleto titulado Law is a Bottomless Pit (La ley es un pozo sin fondo, en español), donde ridiculizaba a William Hogarth y otros escritores británicos, satirizados en la figura de un toro (bull, en inglés). El apellido Bull también recuerda, parece ser, al gusto culinario inglés por la ternera; sin olvidar que este animal representa la virilidad, hombría y tenacidad.

John Arbuthnot eligió a este animal también por ser el arquetipo heroico de los ingleses nacidos libres.

Más tarde, la sátira fue difundida en el extranjero por otros ilustradores y escritores como el caricaturista estadounidense Thomas Nast y el escritor irlandés George Bernard Shaw, autor de John Bull's Other Island, publicada en castellano con el título "La otra isla de John Bull".

A partir de 1760, John Bull es caracterizado como un anglosajón de clase media y en la mayoría de las ocasiones, vestido con un chaleco castaño claro y una sencilla levita que primero es de color azul marino y posteriormente muestra el motivo de la bandera del Reino Unido.

Como figura literaria, John Bull es el perfecto inglés: simpático, descontento y con un gran sentido del humor. A diferencia del Tío Sam, personificación nacional de los Estados Unidos de América, John Bull no es un personaje autoritario; más bien es un granjero que prefiere una cerveza y la tranquilidad de su hogar, carente tanto de una actitud desafiante como de carisma. Más tarde, John Arbuthnot incorpora a la historieta a Peg, hermana de John Bull, sátira del filósofo escocés David Hume, y a su tradicional adversario Louis Baboon, mordaz alusión a la Casa de Borbón.

Terminado el siglo XVIII, las historietas continuaron únicamente con el personaje de Peg.

La imagen de John Bull como personaje impasible, rechoncho, conservador, bienintencionado y vestido como un terrateniente inglés contrasta claramente con la figura escuálida del revolucionario francés jacobino de los años 1790 dibujada por los artistas satíricos británicos James Gillray, Thomas Rowlandson y George Cruikshank.

Evolución de la caracterización[editar]

John Bull es caracterizado como un personaje rechoncho vestido con frac, pantalones claros y sombrero de copa baja, indicativo de la clase media.

Durante la época georgiana, que transcurre entre 1714 y 1830, muestra un chaleco rojo y un frac de color azul real, que junto con su pantalón blanco o castaño claro (según las viñetas) conformaban los colores típicos del, por entonces, Partido Liberal británico, objeto de la sátira que pretendía su autor, John Arbuthnot.

Ya en el siglo XX, el chaleco casi siempre se representa con la bandera del Reino Unido, mientras que su chaqueta vuelve a ser azul marino, reminiscencia de la moda imperante en el Período Regencia, entre los años 1811 y 1820. En esta etapa, además, lo acompaña un perro de la raza bulldog.

Utilización de la imagen de John Bull[editar]

Además de su uso por el propio autor, el personaje ha sido empleado en diferentes campañas publicitarias a través de los años y fue caricatura editorial durante los siglos XIX y XX.

En las viñetas del movimiento sufragista de 1912, John Bull es caracterizado mirando hacia afuera por la ventana de una casa con un portón donde se puede leer "Franchise Villa". La esposa de John Bull está en ese momento llamando al portón y se abre un diálogo entre ellos.

John Bull: —¿Cuánto tiempo vas a estarte ahí llamando?
Mrs Bull: —Hasta que me dejes entrar, John.

Aunque ya a comienzos del siglo XX John Bull no representaba el modelo de hombre británico, durante la Primera Guerra Mundial su figura fue usada en la caracterización de Tommy Atkins, personificación del soldado británico durante esta contienda.

En 1966, el diario The Times hizo una crítica al Gobierno unionista de Irlanda del Norte, tildándolo como «la provincia barriobajera de John Bull».

Más recientemente, el cantante David Bowie utilizó su estilo de vestir en algunas giras y actos públicos.

John Bull en la literatura[editar]

Caricatura en la que se observa a John Bull expeliendo una flatulencia por su ano sobre un cartel de Jorge III del Reino Unido. Obra de Richard Newton.

En la literatura, Washington Irving describe a John Bull en el capítulo homónimo de su obra The Sketch Book of Geoffrey Crayon, Gent (1820), publicada en español con el título "Libro de apuntes".

Años después, en el capítulo segundo de la obra Un verano en los lagos (1843) de Margaret Fuller cita a John Bull.

Es frecuente el uso del término en las obras de Julio Verne. Un buen ejemplo de esto lo encontramos en la novela La isla misteriosa (1874-75), donde el marinero norteamericano Pencroff utiliza la expresión "hijo de John Bull" a modo de grave insulto o en El rayo verde al describir el patriotismo escocés de Helen con la frase "Mejor cedía el paso al más ínfimo Awney, que al más importante de los John Bull".

John Bull aparece en el primer tomo de The League of Extraordinary Gentlemen (1999,) escrito por Alan Moore e ilustrado por Kevin O'Neill, y que ha sido publicado en España con el título de La liga de los hombres extraordinarios y en Hispanoamérica como La liga extraordinaria.

Referencias[editar]