Johann Schober

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Johann Schober
Johann Schober

21 de junio de 1921-26 de enero de 1922
Presidente Michael Hainisch
Predecesor Michael Mayr
Sucesor Walter Breisky

27 de enero de 1922-31 de mayo de 1922
Presidente Michael Hainisch
Predecesor Walter Breisky
Sucesor Ignaz Seipel

26 de septiembre de 1929-30 de septiembre de 1930
Presidente Wilhelm Miklas
Predecesor Ernst Streeruwitz
Sucesor Carl Vaugoin

Datos personales
Nacimiento 14 de noviembre de 1874
Perg, Bandera de Imperio austrohúngaro Imperio austrohúngaro
Fallecimiento 19 de agosto de 1932 (57 años)
Baden bei Wien, Bandera de Austria Austria
Profesión Policía

Johann Schober ( Perg, 14 de noviembre de 1874, - Baden bei Wien, 19 de agosto de 1932), oficial de policía austriaco que sirvió tres veces como Canciller de Austria (sus primeros dos gabinetes fueron prácticamente seguidos, separados tan sólo por dos días en los que ocupó el puesto de canciller Walter Breisky).

Inicios y primer gabinete[editar]

Schober trabajó en la policía austriaca antes de convertirse en presidente en 1918 inmediatamente antes de la caída del Imperio Austrohúngaro. Schober mantuvo su lealtad a Austria después de la ruptura del país y garantizó el exilio pacífico de la familia imperial, ganando elogios por su moderación y su papel en una transferencia pacífica del poder a los representantes de la nueva república.[1]

Considerado como un político fiable por la Entente, fue elegido para dirigir un gobierno de coalición en 1921 con el apoyo del Partido Socialcristiano y los Pangermanos.[1] a la vez que ocupaba la cartera de ministro de exteriores. Durante su gobierno se firmó el Tratado de Lány con Checoslovaquia, que causó la caída de su gobierno al considerar los pangermanos los acuerdos con Checoslovaquia como un impedimento para una futura unión con Alemania.[1]

También fue durante su gobierno se aprobó una ley, a propuesta de sus socios pangermanos, que impedía a los judíos del este europeo obtener la nacionalidad austriaca,[2] ley de la que los pangermanos se sentían orgullosos.[2]

Interpol[editar]

Schrober ganó reconocimiento internacional por su trabajo en la administración de policía, llegando a ser conocido como el "padre de la Interpol". En su papel como jefe de la policía de la ciudad de Viena, Schrober convocó en 1923 el segundo Congreso Internacional de Policía Criminal en esta ciudad,a la que asistieron representantes de diecinueve países. En la reunión se acordó que los participantes crearían un organismo que se conocería como Comisión Internacional de Policía Criminal (CIPC), redactaron una constitución de diez artículos para el organismo y se comprometieron a seguir trabajando para alcanzar los objetivos establecidos en el primer congreso que se había celebrado en Mónaco en 1914. Austria se había ofrecido tanto a celebrar como a financiar la reunión y así Viena fue elegida como sede del congreso. La policía austriaca disfrutaba de una sólida reputación por su dedicación en llevar registros de delincuentes internacionales en ese momento. Schorber fue elegido como Presidente del Comité Ejecutivo, mientras que su compatriota el doctor Oskar Dressler, un abogado destacado y en aquel momento jefe de la policía federal austriaca, se convirtió en Secretario del Congreso Internacional de Policía.[3]

La revuelta de julio[editar]

Al deshacerse su gobierno de coalición Schober regresó a su puesto como jefe de la policía de la capital. Su reputación de moderación sufrió un duro golpe en julio de 1927, cuando dio órdenes a la policía de disparar contra los manifestantes durante la "revuelta" de 1927 que causaron la muerte de 86 manifestantes.[1] El conocido humorista satírico Karl Kraus quedó tan enfurecido por la actuación policial que comenzó una campaña de carteles pidiendo la renuncia de Schober.[4]

Canciller en la Gran Depresión[editar]

Schober regresó como ministro de exteriores y canciller de septiembre de 1929 a septiembre de 1930 y más tarde pasó a ser vicecanciller, a la vez que se mantenía como ministro de exteriores, de diciembre de 1930 a enero de 1932, sirviendo sucesivamente en los gabinetes de Carl Vaugoin, Otto Ender y Karl Buresch.

Cambios constitucionales[editar]

Durante su mandato negoció con el Partido Socialdemócrata una serie de medidas que debían ayudar a paliar la crisis económica, reforzando los poderes del presidente y debilitando el parlamento, que acentuaron la crisis del sistema democrático austriaco.[5] Los cambios constitucionales, teolerados por los socialdemócratas y de carácter claramente antidemocrático y autoritario,[6] no satisficieron a la extrema derecha de la Heimwehr, que deseaba el establecimiento inmediato de un régimen fascista.[6] Mussolini que deseaba un cambio similar, ofreció un crédito al necesitado canciller austriaco si este realizaba reformas tendentes al fascismo.[6] La Heimwehr trató de impedir las negociaciones y Schober deportó a Alemania a uno de sus principales dirigente como muestra de firmeza.[7]

El intento de unión aduanera con Alemania y la crisis financiera[editar]

En septiembre de 1929 Schober fue nombrado canciller al frente de un gabinete apoyado por los sectores moderados de los partidos burgueses.[8] Schober decidió llevar a cabo una política exterior más favorable a Alemania y pronto se convenció de la conveniencia de establecer una unión aduanera con ese país, que llevaba seis años de crecimiento económico y podría aliviar la delicada situación económica austriaca, marcada por la crisis crónica y altos niveles de desempleo.[9]

En enero de 1930, negoció con el ministro de exteriores alemán Curtius la unión aduanera de su país con Alemania.[10] En febrero ambos países firmaron un acuerdo comercial y Schober se comprometió con los alemanes a sopesar la posibilidad de la unión aduanera.[11] Las negociaciones se sucedieron durante el verano pero se detuvieron al caer el gobierno de Schober en septiembre.[12] Se reanudaron, sin embargo, al regresar este al gobierno como vicecanciller y ministro de exteriores,[9] alcanzándose un acuerdo entre ambas partes en febrero de 1931.[13] Ante la oposición francesa al plan, Schober hubo de prometer no firmar ningún acuerdo con Alemania hasta que el Tribunal de La Haya se pronunciase sobre el mismo.[14] Para entonces (septiembre de 1931), la crisis financiera austriaca, simbolizada por la quiebra del mayor banco austriaco (el Creditanstalt), ofreció a Francia la oportunidad de frustrar la unión al condicionar la necesaria ayuda financiera al abandono de la misma.[15]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. a b c d Profile on Rulers
  2. a b Kitchen (1980), p. 47
  3. Brief History of Interpol
  4. Edward Timms, Karl Kraus, Apocalyptic Satirist: The Postwar Crisis and the Rise of the Swastika, 2005
  5. Kitchen (1980), p. 21
  6. a b c Kitchen (1980), p. 60
  7. Kitchen (1980), p. 62
  8. Gehl (1963), p. 5
  9. a b Gehl (1963), p. 6
  10. Kaiser, p. 15
  11. Kaiser, p. 28
  12. Kaiser, p. 28
  13. Kaiser, p. 28
  14. Kaiser, p. 35
  15. Kaiser, p. 35

Referencias[editar]

  • Gehl, Jurgen (1963). Austria, Germany, and the Anschluss, 1931-1938 (en inglés). Oxford University Press. 
  • Kaiser, David E. (1980). Economic Diplomacy and the Origins of the Second World War (en inglés). Princeton University Press. ISBN 9780691101019. 
  • Kitchen, Martin (1980). The coming of Austrian fascism (en inglés). Croom Helm. p. 299. ISBN 9780709901334. 

Enlaces externos[editar]