Johann Friedrich Struensee

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Johan Friedrich von Struensee»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Johann Friedrich Struensee, Regente (de facto) de Dinamarca.

Conde Johann Friedrich Struensee (5 de agosto de 1737 – 28 de abril de 1772) fue un doctor alemán y ministro de Dinamarca. Fue médico real del rey Christian VII de Dinamarca que sufría de problemas mentales y fue ministro del gobierno de Dinamarca. Ascendió a posiciones de poder llegando a ser el regente "de facto" del país, donde intentó implementar una serie de profundas reformas. Sus amoríos con la reina Carolina Matilde fueron motivo de escándalo, especialmente luego del nacimiento de una hija, la Princesa Luisa Augusta, y fue la catálisis de las intrigas y luchas de poder que causaron su caída y muerte dramática. Falleció soltero.


En control del gobierno[editar]

Inicialmente, Struensee tuvo un perfil bajo mientras fue interiorizándose y tomando control de la maquinaria política. Sin embargo en diciembre se puso impaciente, y el 10 de diciembre abole el Consejo de Estado. Una semana más tarde se designa a si mismo maître des requêtes. Su tarea oficial era presentar informes al rey de los diversos departamentos del estado. Pero dado que el rey Christian apenas era responsable por sus actos, Struensee determinaba las respuestas que consideraba apropiadas a su gusto.

Luego, despide a todos los jefes de departamentos y abole el virrey de Noruega. Por lo tanto el gabinete, con él como su líder, se constituye en la autoridad suprema del estado. Struensee tuvo poder absoluto durante trece meses, entre el 18 de diciembre de 1770 y el 16 de enero de 1772. Durante este período emite más de 1000 órdenes del gabinete, a un ritmo de más de tres órdenes por día.

Las reformas iniciadas por Struensee incluyeron:

  • abolición de la tortura[1]
  • abolición del trabajo cautivo (corvée)[1]
  • abolición de la censura de la prensa[1]
  • abolición de la practica de preferir a los nobles para cargos del estado[1]
  • abolición de los privilegios nobiliarios[1]
  • abolición de los ingresos que no corresponden de los nobles[1]
  • abolición de las reglas de etiquette en la Corte Real[1]
  • abolición de la aristocracia de la Corte Real[1]
  • abolición del financiamiento por parte del estado de los fabricantes inproductivos[1]
  • abolición de varios días de fiesta[1]
  • creación de un impuesto al juego y al lujo para financiar el cuidado de niños abandonados[1]
  • prohibición del comercio de esclavos en las colonias danesas[1]
  • premiar solo los logros con títulos feudales y distinciones[1]
  • criminalización y castigo del soborno[1]
  • re-organización de las instituciones judiciales para minimizar la corrupción[1]
  • creación de almacenes de grano del estado para regular el precio del grano[1]
  • asignación de tierras a los campesinos[1]
  • re-organización y reducción del ejercito[1]
  • reformas de la universidad[1]
  • reforma de las instituciones médicas propiedad del estado[1]

Otras reformas incluyeron la abolición de la pena de muerte por robo, la eliminación de abusos desmoralizantes tales como prerequisitos, y lacayismo en la designación de personal domestico de hombres poderosos en lucrativos puestos públicos.

Los críticos de Struensee consideraban que no respetaba las costumbres danesas y noruegas, considerándolas prejuicios y queriendo eliminarlas en favor de principios abstractos. Además él no hablaba danés, por lo que se manejaba en idioma alemán. Para asegurarse obediencia, mandó despedir a numerosos oficiales de los departamentos del gobierno, sin pensiones o compensaciones, y los substituyó con personas que él designó. Estos nuevos oficiales en muchos casos eran hombres sin experiencia que tenían muy escaso conocimiento del país que supuestamente debían gobernar.

Mientras que inicialmente el pueblo danés estuvo a favor de sus reformas, luego comenzaron a oponerse a ellas. Cuando Struensee abole la censura de la prensa, aparecen numerosos panfletos anti-Struensee.[2]

Durante un lapso corto, a pesar de todas sus acciones, la opinión de la clase media le fue favorable. Si hubiera sido un poco más hábil, tal vez hubiera podido evitar la hostilidad e impedir los cambios caóticos que seguirían. Lo que más hizo para poner al pueblo en su contra fue la forma en que hizo a un lado en forma amplia al rey; y este sentimiento se reforzó, en la medida que con excepción de un pequeño circulo de la corte, nadie parecía haber creído que Christian VII estaba loco, sino que su voluntad estaba un poco debilitada; y esta opinión era confirmada por la emisión de la orden del gabinete del 14 de julio de 1771, que designaba a Struensee "gehejme kabinetsminister" o "Geheimekabinetsminister", con autoridad para emitir ordenes del gabinete que tendrían la fuerza de decretos reales, aun cuando no tuvieran el sello real.

Tampoco eran las relaciones de Struensee con la reina menos ofensivas en una nación que tradicionalmente había tenido una veneración con la casa real de Oldenburgo, mientras que la desvergonzada conducta de Carolina Matilde en público ponía a la corte en ridículo. La sociedad que diariamente se reunía en torno al rey y la reina . El rey era poco menos que un elemnto decorativo, pero ocasionalmente el rey se obstinaba y se negaba a obedecer las órdenes de Brandt o Struensee. Y una vez, cuando se rebela contra su cuidador Brandt, amenazando con unos azotes por cierta impertinencia, Brandt termina peleando con el rey, y a consecuencia le pega al rey en la cara.

Referencias[editar]

  1. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Birkner286
  2. John Christian Laursen, "Luxdorph's Press Freedom Writings: Before the Fall of Struensee in Early 1770s Denmark-Norway", pp. 61–77 in: The European Legacy, vol. 7, no. 1, 2002.

Bibliografía[editar]

  • H. Arnold Barton, Scandinavia in the Revolutionary Era 1760–1815, University of Minnesota Press, 1986. ISBN 0-8166-1393-1.
  • (en danés) Amdisen, Asser. Til nytte og fornøjelse Johann Friedrich Struensee (1737–1772). Denmark. Akademisk Forlag, 2002. ISBN 87-500-3730-7.
  • (en danés) Barz, Paul. Doktor Struensee – rebel blandt hofsnoge Trans. I. Christensen. Lynge. Bogans forlag, 1986. ISBN 87-7466-083-7.
  • (en danés) Bech, Svend Cedergreen. Struensee og hans tid. 2nd ed. Viborg. Forlaget Cicero, 1989. ISBN 87-7714-038-9
  • (en danés) Lars Bisgaard, Claus Bjørn, Michael Bregnsbo, Merete Harding, Kurt Villads Jensen, Knud J. V. Jespersen, Danmarks Konger og Dronninger (Copenhagen, 2004)
  • (en danés) Bregnsbo, Michael. Caroline Mathilde – Magt og Skæbne. Denmark. Aschehoug Dansk Forlag, 2007. ISBN 978-87-11-11856-6
  • (en danés) Gether, Christian (editor), Kronprins og Menneskebarn (Sorø, 1988)
  • (en danés) Glebe-Møller. Struensees vej til skafottet – Fornuft og åbenbaring i oplysningstiden. Copenhagen. Museum Tusculanums Forlag, 2007. ISBN 978-87-635-0513-0
  • (en danés) Thiedecke, Johnny. For Folket. Oplysning, Magt og vanvid i Struensee-tidens Danmark. Viborg. Forlaget Pantheon, 2004. ISBN 87-90108-29-9
  • Tilliyard, Stella. A Royal Affair: George III and his Scandalous Siblings. Chatto & Windus, 2006. ISBN 978-0-7011-7306-7
  • (en alemán) Winkle, Stefan: Johann Friedrich Struensee. Arzt – Aufklärer – Staatsmann, Stuttgart: Fischer 1989 (2nd ed.). Online excerpt (Ärztekammer Hamburg).

Enlaces externos[editar]