Joaquín Milans del Bosch

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Joaquín León Milans del Bosch y Carrió; fotografía de Kaulak publicada en 1916.

Joaquín León Milans del Bosch y Carrió (Barcelona, 1854 - Madrid, 1936) fue un militar español. Con Joaquín, culminó la orientación ideológica de la familia Milans del Bosch. Tradicionalmente habían sido militares liberales, pero durante el siglo XX se alinearon con los sectores más reaccionarios.

Huérfano de padre a los tres años, creció bajo la protección de su tío Lorenzo. Ingresó muy joven en el arma de Caballería y vivió la restauración borbónica, abrazando la causa alfonsina. Luchó en la Tercera Guerra Carlista, en Melilla (1893) y en las Filipinas (1897-1898), donde coincidió con Miguel Primo de Rivera, el futuro dictador. Tras la firma del pacto de Biak-na-Bato regresó a la península, donde, después de ocupar algunos destinos militares y diplomáticos, fue nombrado ayudante del rey Alfonso XIII y Gentilhombre de cámara con ejercicio. Muy ligado siempre al monarca, tuvo posteriormente destinos en Madrid y Marruecos, en donde fue ascendido a teniente general.

Capitán General de Cataluña[editar]

Tras el fin de la Primera Guerra Mundial (1918), fue nombrado capitán general de Cataluña. La situación del territorio era entonces muy tensa debido a la crisis económica que provocó el cese de exportaciones a los países en guerra, y a las subidas de precios. El obrerismo, liderado por la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) se había organizado y luchaba contra los pistoleros de la patronal.

Ignorando las órdenes del gobierno Joaquín Milans del Bosch se puso al lado de los patronos y aplicó métodos militares en la represión de los conflictos sociales, al tiempo que los pistoleros patronales actuaban con total impunidad. Para reprimir la huelga de La Canadiense, incluso llegó a autorizar la creación de un somatén, pagado por los patronos, que puso al servicio del general Martínez Anido, gobernador militar de Barcelona. Milans del Bosch se sentía apoyado por las clases altas de la sociedad catalana, y hasta que no llegaron órdenes directas del rey Alfonso XIII, empujado por las Cortes, no dimitió (1920). De hecho, fue invitado a ceremonias y bodas de la aristocracia barcelonesa.

El rey, para recompensar su obediencia y sus años de servicio, lo nombró jefe de la Casa Militar de la Casa Real.

1928 Derribo de las cuatro columnas de Montjuic, símbolo del catalanismo actualmente recuperadas.

Gobernador civil de Barcelona[editar]

Tras dejar la jefatura de la Casa Militar del rey en junio de 1924 por haber pasado a la reserva, tres meses después fue llamado por su amigo Miguel Primo de Rivera para ser gobernador civil de Barcelona (1924-1929).

Conjuntamente con el ministro de Gobernación y el capitán general de Cataluña, llevó a cabo una intensa campaña anticatalanista. Clausuró el campo del Fútbol Club Barcelona y el Orfeón Catalán (1925), prohibió entidades excursionistas y culturales y suspendió y multó a diarios y revistas. Tras la caída del dictador fue destituido, retirándose a Madrid. Entre octubre de 1927 y febrero de 1930 había sido miembro de la Asamblea Nacional Consultiva, "por derecho propio", esto es, por designación directa del dictador.

Tras la sublevación militar del 18 de julio de 1936, que dio origen a la Guerra Civil, Joaquín Milans del Bosch no quiso abandonar Madrid, aún habiendo tenido la ocasión de refugiarse en la embajada de Turquía, al estar su hijo Mariano detenido. El 30 de agosto fue detenido por milicianos, siendo fusilado sin juicio alguno en las tapias del cementerio del Este al día siguiente.

Enlaces externos[editar]