João Gonçalves Zarco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estatua de Zarco en Funchal, por el escultor Francisco Franco.
Monumento y estatua de João Gonçalves Zarco en el centro de Funchal

João Gonçalves Zarco o Zargo (Portugal Continental, ca. 1394Funchal, 21 de noviembre de 1471[1] ) fue un navegante, explorador y caballero portugués de la Casa del Infante D. Henrique. Comandante de carabelas, exploró la isla de Porto Santo en 1418 y después la isla de Madeira en 1419. Fue elegido por el Infante para organizar y administrar el asentamiento de la isla de Madeira, en la parte de Funchal, alrededor de 1425, siendo el primer capitán del Donatário de Funchal hasta su muerte. En 1437 participó en el fallido intento de conquistar Tánger.

Antecedentes y origen del nombre[editar]

Poco o nada se sabe en concreto sobre los antecedentes de Zarco, siendo probable que haya estado en la conquista de Ceuta en 1415, y que los buenos servicios prestados hayan sido decisivos en su elección por el Infante D. Henrique para liderar su proyecto de colonización del archipiélago de Madeira, ya conocido desde mediados del siglo XIV,[2] pero hasta entonces deshabitado, y apenas utilizado de manera esporádica para la aguada y descanso de las tripulaciones de los barcos que llegaban allí eventualmente. Zarco, hasta 1460, aparece documentado como João Gonçalves Zargo, firmando Zargo.[3] Zargo o Zarco seria finalmente su apellido.

Zarco uso el nombre y siempre firmó con él,[3] y es posible que en realidad fuera su apellido. En 1460 el rey Afonso V le asignó armas y el apellido Câmara de Lobos a João Gonçalves Zarco,[4] que en adelante tomará el nombre de João Gonçalves de Câmara, no usando nunca, sin embargo, el apellido compuesto en su forma original. El intercambio, desde 1460, del nombre de «Zargo» por el de «Câmara» es una fuerte evidencia de que Zargo sería, de hecho, su nombre de familia.

Biografía[editar]

Participó en la conquista de Ceuta en 1415, ya al servicio del Infante D. Henrique, tras lo cual sería nombrado comandante de una embarcación cuya misión era patrullar la costa sur de Portugal, ya que eran frecuentes en aquella costa las razzias de los piratas de Berbería. Así, se convirtió pronto en maestro en el arte de la navegación, reconociendo, en 1418, la isla de Porto Santo y al año siguiente (1419), la isla principal del archipiélago, Madeira, que ahora da nombre a todo el archipiélago.

João Gonçalves Zarco e Tristão Vaz Teixeira reconocieron el archipiélago de Madeira en 1418, suponiendo que habían sido arrastrados a la isla de Porto Santo, cuando se preparaban para explorar la costa de África y alcanzar Guinea, en un viaje a instancias del Infante. De regreso a Portugal, los navegantes convencieron a D. Henrique de las ventajas de establecer en la isla recién descubierta una colonia permanente, y regresaron a ella, esta vez acompañados por Bartolomeu Perestrelo, llevando cereales y conejos. Estos últimos proliferaron hasta el punto de convertirse en una plaga.

De Porto Santo, el navegante paso a la isla de Madeira, a cuya colonización el Infante D. Henrique dio inicio en 1425. Confirmando una situación de hecho, el Infante le concedió a João Gonçalves, en 1450, la capitanía de Funchal. En calidad de hombre de la casa del Infante, Zarco participó en el asedio de Tánger, donde fue nombrado caballero en 1437.

El 4 de julio de 1460, con la concesión de D. Alfonso V (1438-81) en Santarém, Zarco paso a ostentar el apellido Câmara, derivado de Câmara de Lobos, designación otorgada por el navegante a un sitio en la isla de Madeira, donde descubrió una gran cantidad de esos animales.

Se casó con Constança Rodrigues, con quien tuvo siete hijos (tres varones y damas cuatro). Sus descendientes mantuvieron el apellido de Câmara y suprimieron el de Lobo. Dice el cronista que:

(...) Siguió desde nuevo la carrera marítima, ejerciendo el mando de las carabelas que estaban patrullando las costas del Algarve. Cuando D. Henrique se embarcó en el camino de las exploraciones, fue el primero que se ofreció a ayudarle. D. Henrique, en 1418, mando preparar un barco, y lo entregó a Zarco y a Tristán Vaz Teixeira, ordenándoles demandar tierras desconocidas o buscar islas que aparecían en los mapas, a las que habrían contribuido durante 50 o 60 años otros navegantes. Zarco llegó después de días de viaje a la isla que llamó Porto Santo, regresando a Portugal para informar de los resultados. El Infante quedó satisfecho y trato luego de colonizar la isla. Le ordenó a él y a Vaz Teixeira volver a Porto Santo, dándoles por compañero otro criado de su casa, Bartolomeu Perestrelo. En este viaje descubrirán o demandarán la isla de Madeira, dejando Tristão Vaz y Gonçalves Zarco Porto Santo en el día 1º de julio de 1419, y yendo a Madeira en el punto al que llamaran São Lourenço, por ser «S. Lourenço» el nombre del navío que les conducía. Hicieron alrededor de la isla el viaje de circunnavegación, y fueron poniendo nombres a los diferentes accidentes de la costa. La principal bahía recibió el nombre de la bahía de Funchal; una gran cueva donde se escondían muchos lobos que cazaron, el nombre de Câmara de Lobos, tomando de ese sitio Zarco y sus descendientes el apellido de Câmara. De regreso a Portugal, recibieron el premio. El Infante confirmó a Zarco el apellido de Cámara, y le dio por armas «un escudo en campo verde, y en el una torre de homenaje con cruz de oro, y dos lobos recostados en la torre con paquife y follajes bermejas y verdes; y por timbre otro lobo encima del paquife». Por otra parte, dividiendo la isla en dos capitanías, hizo merced de una, la de Funchal, a Zarco. Partió este para su isla, después de haberse casado, y se entregó a la colonización de sus propiedades. No se olvidó de los deberes de un caballero, ni de la gratitud que le debía al Infante. Cuando D. Henrique quiso intentar una expedición a Tánger, se puso a su disposición. En el sitio de Tánger fue nombrado caballero por el Infante, y habiendo escapado con vida a esta desastrosa expedición, tornó para Madeira, donde, aprovechando sus ricos bosques, hizo construir navíos con los que de vez en cuando auxilió al Infante en sus expediciones de descubrimiento más allá del cabo Bojador. Parece haber sido el 1º en poner artillería a bordo. Estos instrumentos guerreros eran imperfectos y servían de muy poco. Los navíos de Zarco figuraron en los descubrimientos más allá del cabo Bojador. Un sobrino, Álvaro Fernandes, fue uno de los exploradores más audaces. La rama principal de su casa está ahora representada por los descendientes de los condes y marqueses de Ribeira Grande. (...) seguiu desde novo a carreira marítima, exercendo o comando das caravelas que vigiavam as costas do Algarve. Quando D. Henrique se lançou no caminho das explorações, foi o primeiro que se ofereceu para o coadjuvar. D. Henrique, em 1418, mandou preparar um barco, e entregando-o a João Gonçalves Zarco e a Tristão Vaz Teixeira, mandou-os demandar terras desconhecidas ou procurar ilhas que apareciam nos mapas, a que teriam aportado há 50 ou 60 anos outros navegadores port. Zarco chegou depois de dias de viagem à ilha que batizou Porto Santo, voltando a Portugal dar conta do resultado. O infante ficou satisfeito e tratou logo de colonizar a ilha. Ordenou a ele e a Vaz Teixeira voltar a Porto Santo, dando-lhes por companheiro outro criado da sua casa, Bartolomeu Perestrelo. Nessa viagem descobriram ou demandaram a ilha da Madeira, saindo Tristão Vaz e Gonçalves Zarco do Porto Santo no dia 1º de julho de 1419, e indo aportar à Madeira no ponto a que chamaram de São Lourenço, por ser «S. Lourenço» nome do navio que os conduzia. Fizeram ao redor da ilha viagem de circumnavegação, e foram pondo nomes aos diferentes acidentes da costa. A principal baía recebeu nome de Baía do Funchal; uma grande lapa onde se escondiam muitos lobos que caçaram, o nome de Câmara de Lobos, tomando desse sitio Zarco e os seus descendentes o apelido de Câmara. Voltando a Portugal, receberam o premio. O infante confirmou a Zarco o apelido de Câmara, e deu-lhe por armas um escudo em campo verde, e nele uma torre de menagem com cruz de ouro, e dois lobos encostados à torre com paquife e folhagens vermelhas e verdes; e por timbre outro lobo em cima do paquife. Além disso, dividindo a ilha em duas capitanias, fez mercê de uma, a do Funchal, a Zarco. Partiu este para a sua ilha, depois de ter casado, e se entregou à colonização da sua propriedade. Não se esqueceu dos deveres de cavaleiro, nem da gratidão que devia ao infante. Quando D. Henrique quis tentar a expedição de Tanger, veio pôr-se à disposição. No cerco de Tanger foi armado cavaleiro pelo infante, e tendo escapado com vida a essa desastrosa expedição, tornou para a Madeira, onde, aproveitando suas ricas matas, fez construir navios com que de vez em quando auxiliou o infante nas suas expedições de descobrimento além do cabo Bojador. Parece ter sido o 1o que pôs a artilharia a bordo. Esses instrumentos guerreiros eram imperfeitos e de bem pouco serviam. Os navios de Zarco figuraram nos descobrimentos para além do cabo Bojador. Um sobrinho, Álvaro Fernandes, foi dos descobridores mais audaciosos. O ramo principal da sua casa é hoje representado pelos descendentes dos condes e marqueses da Ribeira Grande.

Murió a edad avanzada y fue enterrado en Funchal, en la Capilla de Nossa Senhora da Conceicao, que él mismo mandó construir en 1430, aunque el mausoleo fue demolido por razones de espacio, en 1768, a petición de la abadesa del Convento de Santa Clara, en el que fuera, entretanto, integrada una pequeña capilla cuatrocentista.

Novela[editar]

La vida de João Gonçalves Zarco fue relatada en la novela de Arkan Simaan, L’Écuyer d’Henri le Navigateur (editada por Harmattan, Paris, 2007).

Notas[editar]

  1. Tumba 1º del registro general de la Câmara Municipal de Funchal.
  2. Das Artes e da História da Madeira, nº 22 - 1956, pag. 1.
  3. a b Livro 1 do Convento de Santa Clara.
  4. Nobiliário Genealógico das Famílias ..., por Henrique Henriques de Noronha, ano de 1700.

Referencias[editar]

El artículo de la Wikipedia en portugués no menciona expresamente referencias, solamente la siguiente bibliografía:
  • Portugal. Dicionário Histórico, Corográfico, Heráldico, Biográfico, Bibliográfico, Numismático e Artístico, vol. I-VII, Lisboa, 1904-1915.

Enlaces externos[editar]