Joás de Judá

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Joás de Judá
octavo Rey de Judá
Joas.jpg
Información personal
Reinado 835 a. C. - 796 a. C.
Coronación 837 a. C.
Templo de Jerusalén
Nacimiento 844 a. C.
Jerusalén, Reino de Judá
Fallecimiento 796 a. C. (47 años)
Bet-Milo, Reino de Israel
Entierro Ciudad de David
Religión Judaísmo
Residencia Jerusalén
Predecesor Atalía
Sucesor Amasías
Familia
Dinastía Casa de David
Padre Ocozías de Judá
Madre Sibia de Beerseba
Consorte Joadán de Jerusalén
Heredero Amasías

Joás (hebreo: יְהוֹאָשׁ Yehoash, griego: Ιωάς Iōás, latín: Ioas; Jerusalén, c. 844 a. C. – Bet-Milo, c. 796 a. C.) fue el octavo rey de Judá, que reinó durante el período entre los años 835 a. C. – 796 a. C., aproximadamente.

Él fue el único que, gracias a sus tíos Joiada y Josaba, sobrevivió a una masacre instigada por su abuela paterna Atalía en la que mató a todos los hijos de su difunto hijo, Ocozías de Judá. A través de su abuela paterna, Joás era un descendiente de la casa de Omri.

Familia y coronación[editar]

Era hijo de Ocozías y una mujer de Beerseba llamada Sibia, y el único descendiente que escapó con vida de la purga realizada por su abuela paterna, la reina Atalía. Fue ungido por el sumo sacerdote Joiada, que le había protegido en secreto.

Comenzó a reinar a la edad de siete años guiado por el sumo sacerdote Joiada.

Obras[editar]

Entre sus obras destacadas en la Biblia fue un gran auge económico en recolección de dinero, para la restauración del templo, dañado gravemente en el reinado de Atalía, con el dinero también se construyeron varios artefactos religiosos, sin embargo no pudo sacar los templos de otros ídolos del reino, por lo que la gente siguió adorando a otros dioses.

Ejecución de los hijos de Joiada[editar]

Todo marchó tranquilo hasta la muerte de su guía Joiada, Joás y otros líderes del reino empezaron a ignorar la religión y a prestar atención a otros cultos, los profetas que advirtieron a Joás no fueron escuchados, y Zacarías, hijo de Joyadá le advirtió igualmente, sin embargo Joás lo ejecutó y ordenó a que lo maltrataran.

Enfermedad y muerte[editar]

Tras estos hechos, Joás recibió una grave consecuencia, los arameos se dirigen a atacar Jerusalén y asesinan a todos los jefes, Joás debe entregarles un botín con todas las cosas preciosas que había conseguido, quedando sin las obras que había realizado para el templo, tras la invasión, los arameos se fueron pero lo dejaron gravemente enfermo.

Tras la crisis algunos de sus oficiales decidieron conspirarle, lo asesinaron hiriéndolo mientras estaba en cama, en Bet-Milo, en su lugar reinó su hijo Amasías.