Jefe (videojuegos)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Captura de pantalla del jefe del nivel 30 del juego PARSEC47.

En los videojuegos un jefe (también conocido como monstruo) es un personaje particularmente desafiante, controlado por la computadora y que debe ser vencido al final del segmento de un juego, ya sea en un nivel, un episodio, o al final del juego. Los jefes aparecen en la mayoría de los videojuegos, especialmente en los de primera y tercera persona que están basados en niveles, en juegos de plataformas, RPGs, y en la mayoría de los shoot'em ups. Generalmente estos juegos presentan a múltiples jefes, donde cada uno es más complicado que el anterior.

Se le llama jefe a este tipo de enemigos porque adopta el concepto de los Antagonistas en las historias (de cualquier medio) que lideran grupos de enemigos o malhechores. En los videojuegos, esos jefes suponen estar al servicio de su líder o rey, y a los que los jugadores debe vencer antes de dar con el enemigo mayor. No en todos los videojuegos ocurre así, pues un jefe puede no tener relación con los demás enemigos o con el antagonista por excelencia, de hecho, ni siquiera con los eventos del propio nivel; se le llama entonces jefe simplemente por ser un enemigo más fuerte que la media de los demás antagonistas, por ser muy diferente al resto de los villanos o porque el juego le da una presentación especial. En la mayoría de los casos, los jefes son secuaces del jefe superior, adhieren con su causa y su único objetivo es evitar que el jugador llegue al siguiente nivel o termine el juego. En algunos videojuegos, como en Devil May Cry 3: Dante's Awakening, antes de enfrentarse al jefe final, los demás jefes previamente superados, vuelven a aparecer en el antepenúltimo nivel ( todos juntos o por turnos), por lo que el jugador deberá vencerlos nuevamente para acceder al Enemigo supremo.

Características[editar]

  • Al vencer a un jefe, el personaje puede recibir un premio como una nueva arma, una reliquia o simplemente culmina el nivel. Hay casos en los que ni siquiera pasa esto último, y en algunos juegos de aventura en 3D el nivel aún no termina cuando el jefe es vencido.
  • La resistencia física del jefe es mayor a la de los enemigos comunes, por ello se representa con una barra de vida o número de puntos de resistencia que disminuye conforme el jefe vaya siendo atacado por el jugador. Otra forma de darse cuenta de si el enemigo se debilita es si su integridad física se deteriora.
  • Al enfrentarse, generalmente cambia la ambientación: la música se torna tétrica o de suspenso(a veces la banda de sonido del videojuego trae un tema especial para cada batalla con los jefes), la iluminación es más dramática y el escenario en sí es diferente el del nivel, un nuevo circuito cerrado no muy grande que impide al jugador escapar, o el mismo mapa pero con zonas al que jugador ya no puede acceder hasta matar al jefe. También hay casos en los que si el jugador se aleja demasiado de la zona donde ronda el jefe perderá automáticamente
  • En ocasiones el jefe sólo se puede vencer usando combos, ataques especiales o algún arma especial que se activa al comenzar, o durante el enfrentamiento. Matar a un jefe supone tener una estrategia o adquirir poderes u armas especiales, y usarlas sabiamente si son escasas. Muchos poseen un punto débil, el cual puede ser la única forma de acabarlo.

En la emulación de diferentes consolas como la SNES, NES, u otras existe un truco que permite cortar la secuencia de programación de los Jefes usando la opción guardar partida y cargar. Esto permite salvar la partida en el último movimiento del jefe, incluso la barra de vida que le quedaba en ese momento se guardará, al cargar repetirá siempre ese movimiento y conservara la porción de vida que se ha guardado, con este mismo truco el jugador puede derrotar al jefe sin recibir ningún impacto y conservando la vida, facilitando la tarea de derrotarlos para avanzar en el juego. [cita requerida]

Clasificación[editar]

Jefes finales[editar]

Estos son los últimos a vencer en un juego (de ahí su nombre) y normalmente son el principal antagonista de la historia, comúnmente tienen una segunda o tercera forma más poderosa, como Lavos de Chrono Trigger , Ganondorf de The Legend of Zelda o Andross de Star Fox. El jugador llega una especie de plataforma o campo de batalla en donde se libra la batalla final entre el jugador y el jefe final.

Subjefes[editar]

Son personajes más fuertes que las fuerzas básicas, pero no tanto como los jefes. Tienen un rango de jefe por la dificultad de vencerlos y porque impiden al jugador terminar el nivel o seguir avanzando si no son vencidos. Generalmente están al servicio del jefe mayor, pero pueden simplemente ser antagonistas cuyo único fin es detener al protagonista, sin tomar partido con ninguna otra fuerza. Ejemplos de subjefes son: Teniente Draza de Uncharted 2: El Reino de los Ladrones, Nevan de Devil May Cry 3: Dante's Awakening o el arma biorgánica U-8 de Resident Evil 5 y Crash Bandicoot(serie).

Jefes de "farming"[editar]

Son jefes con características similares a los normales, pero por lo general no tienen nada que ver con la historia principal, o lo tuvieron en algún momento pero luego se convierten en este tipo de jefes. Son bastante comunes en los juegos de estilo RPG o "mundo abierto". Tras ser derrotados, estos jefes reaparecen al cabo de un tiempo y permiten al jugador combatir con ellos una y otra vez indefinidamente para conseguir experiencia rápidamente o la posibilidad de recibir un objeto valioso o raro al derrotarle sin que esto influya al resto de la historia del juego.

Jefe de "Raid"[editar]

Subcategoría del anterior, tiene exactamente las mismas características que el jefe "de farming" pero por lo general requieren la colaboración de varios jugadores para derrotarle debido a que es demasiado poderoso para uno solo. Tras ganar, los jefes de "Raid" suelen ofrecer mayor cantidad de experiencia y/o objetos valiosos, haciendo que mereciese la pena el esfuerzo.

Lista de jefes destacados[editar]

Los jefes a través de los juegos han sido innumerables; pero algunos de los más destacados son: