Jean Nicolet

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jean Nicolet, ataviado con su túnica de damasco y sus dos pistolas, en un cuadro del siglo XIX obra de 1910 de Franz Rohrbeck (1852-1919).

Jean Nicolet (Nicollet) de Belleborne (Hainneville o Cherburgo, Coutances, Normandía, ca. 1598 — ahogado en el río San Lorenzo en Sillery el 27 de octubre de 1642) fue un coureur des bois francés famoso por ser el primer hombre blanco que alcanzó las tierras del futuro estado de Wisconsin, la zona de la bahía de Green Bay. Fue también también llamando sieur de Belleborne, del nombre que dio a su feudo en Sillery, claramente definido por dos arroyos que descienden de los cerros de Quebec (una parte de este feudo, que compartió con Olivier Le Tardif, forma parte ahora del Parc du Bois de Coulonge).

Vida[editar]

Nicolet (Nicollet) nació en Hainneville o Cherburgo, en Coutances, Normandía, hijo de Thomas Nicollet que era un «mensajero ordinario del rey entre Cherburgo y París» [«messager ordinaire du roy entre Cherbourg et Paris»], y Marguerite de la Mer.

Llegada a Quebec[editar]

En 1618, a los 19 años, fue uno de los 28 hombres que se unieron a Samuel de Champlain para ir a la Nueva Francia. Prontó será viajante y «truchement» (intérprete en lenguas indígenas y embajador de buena voluntad) de la Compagnie des marchands de Rouen et de Saint-Malo, después Compagnie des Cent-Associés, un monopolio comercial propiedad de varios aristócratas franceses. Como empleado, Jean Nicolet era un devoto de la iglesia católica y un partidario fiel del Antiguo Régimen.

El año de su llegada, Champlain le encargó que visitase la isla Allumette, en el río Ottawa, que era entonces el punto de encuentro de la gran familia algonquina y una ubicación estratégica conocida por estar en la «ruta de comercio de pieles» (« la route des fourrures»). Comenzó a vivir con los amerindios de la región, los algonquinos y wendat-hurones y se hizo apreciar y aprendió su idioma para convertirse, a partir de 1624, en un intérprete reconocido, un intermediario privilegiado entre los colonos venidos de Europa y los amerindios, que ya le concedían un prestigio real.

Expatriación, matrimonio, paternidad y regreso a Quebec[editar]

El 19 de julio de 1629, los piratas bretones al servicio de Inglaterra, los hermanos Kirke de Dieppe, tomaron el puesto de Quebec, «en el nombre del rey inglés» («au nom du roi anglais»). Nicolet fue uno de los pocos franceses que permanecieron en Canadá, todos célibes, que se refugiaron en el interior con sus amigos hurones durante los años de ocupación. Nicolet creyó que la colonia estaba perdida para siempre. Ya tenía 32 años y vivió desde 1620 con los nipissing (de la familia algonquina). Éstos, que le tenían en la más alta consideración, le adoptaron como uno de los suyos y le dieron una joven esposa (ca. 1630) —llamada Isabel Manitoukoue, una traducción al francés de «una mujer india de los nipissing»—, según los ritos del «Pays d'en haut», en ausencia de sacerdote católico misionero. De esta unión, nació, hacia 1631, una hija natural, Euphrosine, también conocida como Madeleine Nicolet, quien, por dos matrimonios sucesivos,[1] asegurará hasta el día de hoy una gran parte de la numerosa descendencia de Jean Nicolet.

En 1632, la Nueva Francia fue devuelta a Francia tras el Tratado de Saint Germain-en-Laye. Champlain regresó en 1633 y Nicolet volvió a Quebec con su hija, ya que la madre había muerto. La pequeña fue confiada al sedentario Olivier Le Tardif (truchement en Quebec y próximo a la costa de Beaupré, co-propietario del feudo de Belleborne), que hará el papel de padrino, y fue apoyado por Marie Rollet, viuda de Louis Hébert, que acomodó felizmente a otras niñas indígenas.

Misión diplomática y gran exploración[editar]

En julio de 1634, a petición de Champlain que deseaba, en nombre del rey de Francia, que cesasen los conflictos entre las tribus de los ottawa y los winnebagos con la esperanza de ampliar el comercio de pieles, Nicolet, acompañado por varios guías hurones y algunos pocos comerciantes, fue el primero en participar en la exploración de las tierras occidentales en dirección a un hipotético mar de la China. Así, descubrió por sus propios ojos las orillas del lago Hurón y el lago Míchigan, siendo el primer europeo que cruzó sus aguas. Desembarcó en la baie des Puants (literalmente, la «bahía de los Apestosos», en la actual Red Banks, cerca de la moderna ciudad de Green Bay), buscando un pasaje[2] hacia oriente.

Allí conoció a la tribu de los menominees convirtiéndose en su amigo antes de continuar su ruta por un medio salvaje y hostil, a la búsqueda de los pacíficos winnebagos. Él, como muchos otros, sabía que la gente que vivía en esas orillas, los ho-chunk, uno de los grupos de los winnebago («pueblo de las aguas apestosas») eran conocidos como «el pueblo del mar», por lo que supuso que debían encontrarse cerca del océano Pacífico, lo que proporcionaría un contacto directo con China.[3]

Nicolet se convirtió en el embajador ante la nación ho-chunk. Pensando en que llegaría a la ruta de Catay (es decir, de China), Nicolet llevaba, y vistió en ocasiones, una túnica de damasco de China, toda cubierta de flores y pájaros multicolores, lo que causó una gran impresión en sus anfitriones de los diversos pueblos encontrados. También llevaba dos pistolas, para demostrar que era poderoso, y los ho-chunk lo respetaban por ello. Con algunos guías ho-chunk, Nicolet remontó aguas arriba el río Fox y realizó un portaje al río Wisconsin. Luego viajó río abajo hasta que el curso comenzó a ampliarse. Tan seguro estaba de estar cerca de la costa que se detuvo y regresó a Quebec para informar de su descubrimiento, de haber encontrado un paso al «mar del Sur», sin saber que solamente había llegado al Alto Misisipí.[4]

Segundo matrimonio y reputación[editar]

El 7 de octubre de 1637, en la ciudad de Quebec, Jean Nicolet (reputado como célibe por los católicos) se casó con la joven Marguerite Couillard (de 11 años, nieta de Louis Hébert y Marie Rollet, nacida en agosto de 1626, en Quebec) que le dio dos hijos, un niño en 1639 (muerto a la edad de un año) y una hija en 1642, Marie-Marguerite Nicolet, quen se casó a los 14 años con Jean-Baptiste Le Gardeur de Repentigny, del que tendrá veinte niños (entre 1657 y 1684, el primero a los 15 años y el último a los 42 años), cinco de los cuales tuvieron descendencia.

Durante esos años, Jean Nicolet se comportó como un verdadero hombre de negocios, prestando grandes servicios a la colonia, debido a su dominio de las lenguas indígenas y a la confianza que las diversas tribus le demuestran.

Muerte trágica[editar]

Después de haber pasado su vida en el agua sin saber nadar (!), Jean Nicolet murió trágicamente al ahogarse en el remolino de Sillery el 27 de octubre de 1642 en el río San Lorenzo, al haberse volcado su chalupa en una tormenta, mientras iba a petición expresa a Trois-Rivières para ahorrar tormentos a un preso iroqués. Su cuerpo nunca fue encontrado.

Tenía un hermano, Gilles Nicolet, sacerdote secular que trabajó en Nueva Francia desde 1635 hasta 1647.

Reconocimientos[editar]

Hoy en día, Jean Nicolet es a menudo considerado en los Estados Unidos como «el padre de Wisconsin y de Míchigan Occidental».

Se nombraron en su honor varios lugares en la regiones en las que residió y exploró, como el Bosque Nacional Nicolet; dos ciudades una en Wisconsin y la otra en Quebec (Nicolet, de algo más de 7.500 habitantes); un río Nicolet, en Quebec. Hay también varias escuelas que le honran ("École Secondaire Jean-Nicolet", en Trois-Rivieres, o la Nicolet High School, en el suburbio de Milwaukee), así como muchas calles, en especial una en Hainneville, de donde eran sus antepasados, en el departamento francés de de la Mancha.

Una placa recuerda su memoria en Trois-Rivières, donde residió a menudo desde la fundación del puesto en 1634.

Una placa inaugurada en 1934, recuerda su memoria, en Nicolet Drive, al noreste de Green Bay. El servicio postal de los Estados Unidos honró su memoria mediante la emisión, en esa misma ciudad, el 7 de julio de 1934, de un sello con motivo de los 300 años de Wisconsin .

El lugar de desembarco de Nicolet en Red Banks es conmemorado por un mural en el Museo Público Neville, en la ciudad de Green Bay. Una estatua suya, la primera erigida en 1950, se encuentra ubicada en el Wequiock Falls County Park, a lo largo de la Wisconsin Highway 57, a unos 10 kilómetros al noreste de Green Bay y a apenas algo más de un kilómetro de donde se cree que desembarcó.[5]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Euphrosine dite Madeleine Nicolet, meio-amerindia, se casó en Quebec el 21 noviembre de 1643 con Jean LeBlanc, nacido alrededor del año 1623. Se dijo que tenía 15 años (habría nacido hacia 1628?), pero en realidad tenía 12 años. En el censo de 1666, se dice que tenía 35 años (nacida alrededor del año 1631?) y en el de 1681, 48 años (nacida alrededor de 1633?), debía de tener casi 50 años. Su certificado de defunción de 30 septiembre de 1689 en el Hôtel-Dieu de Québec dice que tenía 59 años (nacida ca. 1630?). Tuvo su primer hijo en agosto de 1648; como con la mayoría de las mujeres de su tiempo, debía de tener 16 o 17 años (nacida hacia 1631 o 1632?). Su primer marido fue asesinado por los iroqueses el 11 de septiembre de 1662 en la isla de Orleans. Se casó por segunda vez el 22 de febrero de 1663 en la ciudad de Quebec, con Elie Dussault, dit Lafleur, navegante nacido en 1635. Su último hijo nació el 21 de mayo 1673 (no tenía más de 42 o 43 años). Uno solo de sus 5 hijos, Leblanc (una niña) y tres de sus cuatro hijos Dussault (todos varones) se casaron y tuvieron descendencia.
  2. UW - Green Bay - Wisconsin's French Connections Jean Nicolet Statue
  3. Nicolet, Jean 1598 - 1642
  4. Christianson, Theodore (1935). History of Minnesota 1. Chicago: The American Historical Society, Inc. p. 43. 
  5. [1]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Si escribió sus memorias, como los historiadores creen, lamentablemente se perdieron. Sin embargo, poco a poco, su carrera se ha reconstruido con algunos precisión gracias a la investigación que muestra la bibliografía bastante extensa que sigue:

  • ALIX Alexandre, Histoire de Jean Nicolet de Hainneville, interprète et explorateur au Canada (1618-1642), Saint-Lô, Imprimerie de Basse-Normandie, 1908, 186 p.
  • BLEMUS René, Jean Nicollet en Nouvelle France. Un Normand à la découverte des Grands Lacs canadiens (1598-1642), Cherbourg, Isoète, coll. «Carnets de l'histoire», 1988, 143 p.
  • BRANDT Betty, The Adventures of Nicolet, Glenwood City (Wisconsin), Beaver Valley Publications, 1990, 153 p.
  • GOSSELIN Auguste, Jean Nicolet et le Canada de son temps, Évreux, Imprimerie de l'Eure, 1893, 282 p. (réédité par l'imprimerie Laflamme, Quebec, 1905).
  • GOSSELIN Auguste, Les Normands au Canada : Jean Nicolet, Évreux, Imprimerie de l'Eure, 1893, 56 p.
  • GRAVIER Gabriel, Découvertes et établissements de Cavelier de La Salle de Rouen dans l’Amérique du Nord, 1870.
  • GUEGAN Robert, "Jean Nicollet. Un Cherbourgeois explore le Québec", Pays de Normandie, n° 18, janvier-février 1999, pag. 36-43.
  • HEBERT Gérard, "Le premier blanc à résider au lac Nipissing", Documents historiques, n° 13, Sudbury, Société historique du Nouvel Ontario, collège du Sacré-Coeur, 1947, pag. 8-24.
  • JOUAN Henri, Jean Nicolet, interprète-voyageur au Canada, Bricquebec, L. Mahaut, 1886.
  • MARSH Carole, "Jean Nicolet, French Explorer", 1000 Readers #82, 1998, 12 p. (documento sintético de referencia).
  • ROOP Connie, ROOP Peter & McELRATH-ESLICK Lori, Jean Nicolet and the Sign of the Thunderbird, River Road Publications, 2003, 62 p. (livre pour enfants).
  • VIMONT Barthélemy, Relation de ce qui s'est passé en la Nouvelle France (1640-5), 1646.

Enlaces externos[editar]