James and the Giant Peach

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
James y el melocotón gigante
Autor Roald Dahl
Género Ficción
Idioma Inglés
Título original James and the giant peach
Editorial Alfred A. Knopf, Inc.
País Bandera del Reino Unido Reino Unido
Formato Impreso
ISBN ISBN 0-375-81424-8
Serie
Kiss Kiss James y el melocotón gigante

James and the Giant Peach, conocida en castellano bajo los títulos James y el melocotón gigante y James y el durazno gigante, es una novela para niños del escritor británico Roald Dahl, publicada por primera vez en 1961 en la editorial Alfred A. Knopf, Inc.

Sinopsis[editar]

Trata de un niño llamado James Henry Trotter, que vivió con sus padres en una casita a orillas del mar. Un día, cuando él tenía 4 años, fueron a Londres. Pero mientras paseaban, un rinoceronte se escapó de un zoológico y devoró a sus padres.

En poco tiempo a James lo enviaron a vivir con sus terribles tías Sponge y Spiker, que nunca se referían a él por su nombre, sino con insultos, en una casa en una empinada colina, donde pasó un trabajo inhumano para un niño tan pequeño.

Un día mientras cortaba leña en vigilancia de sus tías, recordó como vivía de bien en la playa y eso lo hizo llorar, lo amenazaron con una zurra y le dijeron que se largara. Y eso hizo.

Se escondió en unos arbustos... y apareció un anciano que le regaló unas piedritas verdes en una bolsita que le devolverían la felicidad, pero no podía dejarlas caer porque irían hacia un insecto, un animal, un árbol, etc. Después de eso desapareció.

James fue cuidadosamente a buscar una jarra de agua para tragárselas y mientras pasaba por un viejo melocotonero que nunca dio frutos, se le enredaron las piernas y se cayó. Entonces todas las piedras se fueron furiosamente para abajo sin dejar rastro.

Se fue triste a su cuarto. Entonces sus tías se emocionaron al ver que en el árbol creció el primer melocotón, pero crecía y crecía, muy rápidamente hasta llegar a ser más grande que su casa. Y decidieron cobrar por dejar verlo, cosa que mucha gente aceptó.

En la noche, se había ido la multitud y mandaron a James a recoger la basura dejada. Tuvo que ir con una hambre potente, en la penumbra de la noche, no podía regresar hasta dejar todo impecable. Pero se sintió atraído por el melocotón gigante (Quizás por el hambre) y notó que había un hueco (Más bien un túnel) cerca del piso, lo siguió mientras mordisqueaba la paredes y llegó al corazón de la fruta que tenía una puerta, y la empujó.

Allí encontró insectos enormes, como de su tamaño, eran:

Y más tarde.

Al principio pensó que lo querían comer, pero fue una adaptación rápida que enlazó una amistad. Todas las criaturas al parecer lo conocían (Él les lanzó las piedritas, pero ellos no sabían), y ya estaba listos para cortar el melocotón gigante y salir a la libertad e ir a un lugar mejor. Durmieron una noche y a la mañana rodaron cuesta abajo y aplastaron a sus tías. Después terminaron en el mar.

Salieron a la cubierta del melocotón y aparte de descubrir que ya no se veían las orillas del mar, vieron que un montón de tiburones comían desesperadamente el melocotón para llegar a ellos. En un intento desesperado por pensar James dijo que si ataban una cuerda a las gaviotas que venían por el gusano de tierra, como eran muchas elevarían el melocotón.

Ya a las 500 gaviotas el melocotón se elevó pero faltaron 2, y con eso partieron lejos de los tiburones que no habían hecho prácticamente ningún daño al melocotón.

Ya con las gaviotas pasaron un buen tiempo tranquilos, hasta encontrarse cerca de una nube y poder divisar "Nubícolas", habitantes de las nubes, en varios capítulos tuvieron encuentros todos desastrosos con ellos, en una ocasión le tiraron granizo al melocotón, pero después de eso el viaje siguió apasible.

El Ciempiés divisó tierra, y muchos rascacielos, lo que era América, (ahí la conclusión de que navegaban por el Océano Atlántico) y fueron cortando las sogas hasta que se quedaron atrapados en la punta del Empire State Building, hicieron entender todo y ahí todos los navegantes hicieron su vida.

En honor a ellos, Nueva York hizo un desfile en el que millones de niños comieron el melocotón hasta quedar el hueso, que se convirtió en el hogar de James, donde los niños lo visitaban para jugar y para oír el maravilloso relato.

Personajes[editar]

  • James: James Henry Trotter es un niño huérfano, que quedó al mando de sus malvadas y crueles tías, consiguiendo escapar se mete en un melocotón con la tripulación donde viven aventuras y llegan a América.
  • Saltamontes: Es de color verde, muy anciano y sabio, es un Saltamontes "Cuernicorto", por lo que con una de sus patas y una de sus alas puede interpretar a un violín, vivía en el jardín de las terribles tías de James hasta tocar una piedrita.
  • Mariquita: Es de alas rojas con nueve manchas negras, es muy dulce y cariñosa, vivía en el jardín de las terribles tías de James hasta tocar una piedrita.
  • Gusano: Es de tierra y es ciego, normalmente es feliz cuando está preocupado, quiere que las cosas terminen en desastre y vive peleado con el Ciempiés, vivía en el jardín de las terribles tías de James hasta tocar una piedrita.
  • Ciempiés: Es de 21 pares de patas, pero insiste que tiene 100 patas, por la forma de ser llamado, en las escenas del libro vive poniéndose y quitándose los zapatos, vive peleado con el Gusano, y tiene habilidades para improvisar canciones, vivía en el jardín de las terribles tías de James hasta comerse tres piedritas.
  • Araña: Es una araña hembra que tiene una habilidad especial con la tela, es muy servicial y cariñosa, vivía en el jardín de las terribles tías de James hasta tocar una piedrita.
  • Gusano de luz: Se conoce un poco después de los protagonistas, es el que ilumina el cuarto, es pasivo y muy tímido, vivía en el jardín de las terribles tías de James hasta tocar una piedrita.
  • Gusano de seda: Se conoce ya en la aventura de los tiburones, es de piel blanca y tiene una habilidad especial con la seda (Era obvio), vivía en el jardín de las terribles tías de James hasta tocar una piedrita.