James Earl Ray

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Foto de la lista de los más buscados por FBI.

James Earl Ray (10 de marzo de 1928, Alton (Estados Unidos) - 23 de abril de 1998) fue declarado culpable del asesinato de Martin Luther King, Jr, ocurrido el 4 de abril de 1968.

James Earl Ray provenía de una familia pobre del oeste medio de EE.UU. Abandonó los estudios a los 15 años y sirvió al ejército en Mongolia. Después de varios delitos fue condenado a 20 años de prisión, por ser un delincuente habitual. Su padre y hermanos también purgaron condenas en prisión por actos delictivos.

Empleó una ventana de baño frente al balcón del motel donde Martin Luther King se encontraba para dispararle. Por las huellas en la escena del crimen y el arma abandonada con sus huellas dactilares se determinó su culpabilidad. Aunque después de juicio y condena pasó la vida tratando de exculparse del asesinato.

Ray fue arrestado en Londres el 8 de junio de 1968 por el asesinato de King el 4 de abril de 1968, y se declaró culpable en Memphis, Tennessee el 4 de marzo de 1969.

En los dos meses entre el asesinato de Martin Luther King y su captura viajó por diferentes países entre Canadá, Portugal, Sudáfrica. Fue capturado en aeropuerto Heathrow de Londres empleando un pasaporte canadiense falso, cuando se encontraba en camino a Rodesia (entonces practicaba la segregación racial). El FBI determinó que en ese tiempo Ray gastó más de diez mil dólares en viajes.

Se le condenó a cumplir 99 años de prisión, evitando así la posibilidad de una pena de muerte, aunque era altamente improbable que se le hubiera ejecutado aun cuando hubiese sido condenado a muerte. Ello se basa en la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos en 1972 en el caso de ' ' V Furman. Georgia ' '.

Se retractó de su confesión durante los tres días posteriores a su condena, y afirmaba que una persona con el alias 'Raoul' estaba implicada, como su hermano Johny, pero no él mismo.

En una entrevista concedida a la revista Playboy (in depth = a fondo) a inicios de 1970s acepta someterse a un examen de detector de mentiras; la revista publicó junto con la entrevista el resultado del examen, el cual fue positivo, aunque carecía de valor legal.

Ray y otros seis convictos se escaparon de la prisión Estatal Brushy Mountain en Petros, Tennessee el 10 de junio de 1977, poco después de que Ray testificase que no disparó a King en la House Select Committee on Assassinations, pero fue encarcelado nuevamente el 13 de junio y devuelto a prisión. Por dicho intento de evasión se le aumentó la condena alcanzando 100 años.

Ray murió a causa de complicaciones relacionadas con una enfermedad renal, provocada por la hepatitis C. La hepatitis C la contrajo probablemente como resultado de una transfusión de sangre, tras recibir una puñalada mientras se encontraba en la Prisión Estatal de Mountain Brushy.

En 1997, Dexter King, hijo de Martin Luther King, se encontró con Ray, y públicamente le dio apoyo para conseguir un juicio justo. Lloyd Jowers fue llevado a un tribunal civil procesado como parte de una conspiración para asesinar a Martin Luther King. Jowers se declaró culpable, y la familia de King se otorgó cien dólares como retribución, señal que demostraba que no estaban allí por razones económicas. El Dr. William Pepper luchó como abogado de James Earl Ray hasta su muerte, y entonces continuó en beneficio de la familia King. La familia de King no cree que Ray tuviera algo que ver con el asesinato de Martin Luther King

Referencias[editar]

  • William Pepper, An act of state, the execution of Martin Luther King, ("Un acto del gobierno, la ejecución de Martin Luther King").

Véase también[editar]