Jacques Mesrine

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jacques Rene Mesrine
Nacimiento 28 de diciembre de 1936
Clichy, Bandera de Francia Francia
Fallecimiento 2 de noviembre de 1979 (42 años)
París
Alias El enemigo público No. 1
El Robin Hood de Francia
El hombre de las mil caras
Cargo(s) criminal(es) Asesinato, robo, secuestro, contrabando
Condena 20 años (fugado)
Situación actual Asesinado por la policía
Ocupación Ex-militar, maquetista, restaurantero, criminal, revolucionario
Cónyuge Lydia de Souza (divorciado)
María de la Soledad (divorciado)
Jeanne Schneider (pareja)
Sylvia Jeanjacquot (pareja)
Padres André Pierre Mesrine y
Fernande Buvry
Hijos Sabrina, Boris y Bruno

Jacques René Mesrine [ʒak mɛsʀin, ʒak meʀin] nacido el 28 de diciembre de 1936 en Francia, fue un famoso delincuente y revolucionario después.

Comenzó con problemas en la escuela, de la que fue expulsado varias veces, luego se fue introduciendo en el mundo de las apuestas, bares, prostitutas y del hampa.

Asaltó gran cantidad de bancos, joyerías, departamentos, Etc. Cayó preso y se fugó varias veces, más tarde se estableció en Quebec, donde siguió cometiendo imnumerables actos ilícitos hasta que lo detuvieron. Luego de planear concienzudamente su fuga, la ejecutó espectacularmente a plena luz del día. A los pocos días, ya estaba asaltando bancos en Canadá. Toda la policía estaba tras él. Dos guardabosques se toparon con él y con Jean-Paul Mercier, un cómplice en un bosque y los dos se enfrentaron con los delincuentes, los dos guardabosques sacaron la peor parte muriendo en el enfrentamiento.

Viajó a los Estados Unidos y por un tiempo se estableció allí. La policía seguía sus pasos, así que decidió instalarse en Venezuela donde manejaba un restaurante. Cuando el FBI descubrió su nueva nacionalidad, huyó a Francia en 1972.

La policía lo declara Enemigo público número 1 de Francia, logran capturarlo y lo envían a la Prisión de La Santé, donde escribe su biografía, titulada Instinto Asesino, libro en el que reconocería crímenes que la policía desconocía.

El 8 de mayo de 1978 logra una nueva fuga increíble, junto a su secuaz François Besse, un tercer preso fallece en la fuga abatido por los guardias de la cárcel.

El 26 de mayo de 1978 Mesrine y Besse efectúan un robo a mano armanda en París. El dúo robó 130 mil francos del casino de Deauville, la policía llegó tarde pero hubo un tiroteo, alrededor de 50 disparos y Mesrine fue herido, pero los criminales se escaparon. Mesrine y Besse eludieron la barreras que puso la policía en las carreteras ya que tomaron como rehenes a un granjero y su familia, obligándolos a llevarlos a una zona segura.

Besse se separa de Mesrine y desaparecería por varios años hasta que fue recapturado en 1974; fue liberado 12 años después bajo palabra a los 61 a los de edad.

Posteriormente, el secuestro de un banquero le reportarían 450,000 francos como rescate. A pesar de su posición como el "Enemigo público número uno de Francia" (L'ennemi Pública Un numero), Mesrine apareció en la portada del 4 de agosto 1978 en la revista Paris Match. En una entrevista en el interior de la edición, Mesrine amenazó al Ministro de Justicia. El permanecer en libertad en la región de París, a pesar de su notoriedad, Mesrine parecía disfrutar hacer el ridículo al Estado galo, la entrevista del semanario Paris Match fue el colmo. Desde los más altos niveles del gobierno, de la policía y de las agencias motivó una caza implacable de Mesrine. El propio presidente de Francia, ordena crear una brigada para atrapar a Jacques Mesrine.

Disfrazándose con pelucas y otros artilugios logra por un tiempo más burlar a las autoridades francesas.

El 2 de noviembre de 1979, la policía siguiendo a un cómplice de Mesrine, logra dar con su guarida y se monta un operativo para seguir a Jacques. Cerca de la estación de Porte de Clignancourt del metro de París, dos camionetas de la policía le cierran el paso cuando circulaba en su BMW negro junto con su amante, Sylvia Jeanjacquot, y sin identificarse, le tirotean el auto y un policía lo remata de un tiro en la cabeza.

La policía francesa anunció que su operación fue un éxito y la corporación recibió las felicitaciones del entonces presidente francés Valéry Giscard d'Estaing. Hubo rumores en la prensa de que a Mesrine le habían disparado sin previo aviso, una ejecución extrajudicial, pero la policía señaló que el delincuente había jurado que nunca se rendiría y que, en el momento del operativo tenía un arma de fuego con él, así como dos granadas adheridas a su cuerpo para activarse en el caso de algún ataque.

Sylvia Jeanjacquot no fue acusada de ningún delito, aunque sobrevivió perdió un ojo y sufrió daños permanentes en un brazo.

La abogada defensora de Mesrine, Maître Malinbaum, continuó durante 30 años luchando por una investigación judicial sobre los hechos que rodearon la muerte de Mesrine en la Porte de Clignancourt y que el Estado francés fue responsable de lo que ella vio como el asesinato de su cliente.

La prensa lo llamaba "el hombre de los mil disfraces", el pueblo lo llamaba "el Robin Hood francés".

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]