Jack Reacher

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Jack Reacher (anteriormente titulada One Shot) es un thriller estadounidense de 2012. Se trata de una adaptación de la novela Un disparo, escrita por Lee Child. Escrita y dirigida por Christopher McQuarrie, la película está protagonizada por Tom Cruise como el personaje principal. Entró en producción en octubre de 2011 y concluyó en enero de 2012. Fue filmada en su totalidad en Pittsburgh, Pensilvania.

El estreno original de la película en los Estados Unidos, previsto para el 15 de diciembre, se retrasó después de la masacre de la Escuela Primaria de Sandy Hook el 14 de diciembre. Finalmente, se lanzó en Norteamérica el 21 de diciembre y en el Reino Unido el 26 de diciembre de 2012.

Sinopsis[editar]

La película trata sobre un sujeto que un día, aparentemente pierde la cordura y mata a cinco personas sin relación alguna entre ellas, en lo que parece ser un caso claro de asesinato, junto al río Allegheny y donde todas las pruebas apuntan al sospechoso detenido, James Barr (Joseph Sikora), el cual resulta ser un francotirador retirado del Ejército de los Estados Unidos. Eso supuestamente confirma las pistas de Emerson (David Oyelowo), el detective de la policía responsable de la investigación así como el uso de un arma larga, junto con una bala recuperada de las que fabrica el propio Barr, y la precisión con la que ejecutó, fue posteriormente localizado.
Durante el interrogatorio, el sospechoso solamente da una pista: “Busquen a Jack Reacher”, el problema para la policía comienza cuando Barr entra en coma por una paliza que le propinan otros presos en el furgón de camino a la cárcel, no puede recibir un juicio y tampoco se le puede condenar. Sin embargo, Helen Rodin (Rosamund Pike) una abogada local, ansiosa por desafiar al fiscal en turno Alex Rodin (Richard Jenkins), quién resulta ser su padre, decide defender al sospechoso, pese a que todo el país condena ya al supuesto asesino debido a la brutalidad del crimen con cinco personas muertas, y muchos suponen que lo hizo por puro azar. La abogada cree que Barr no estaba en sus cabales, e intenta evitar que lo condenen a muerte, y aunque pretenden localizar al tal Jack Reacher (Tom Cruise), no existe forma de ubicarlo. Reacher es un policia militar retirado y conoce muchas tácticas para pasar desapercibido, pero al enterarse (a través de las noticias nacionales), que James Barr había asesinado a cinco personas, acude por su propia voluntad a la fiscalía. Aunque todos suponían que Reacher era amigo del asesino, resulta que no son amigos y la única relación que existe entre Jack y el sospechoso, es Reacher investigó a Barr en unos asesinatos de cuatro contratistas civiles en Irak cuando ambos eran militares, y Reacher supone que si fue él quien ejecutó los disparos contra los cinco civiles frente al PNC Park de Pittsburgh.
Sin embargo, cuando revisa la evidencia por curiosidad y por insistencia de la abogada, Jack se da cuenta de que el sospechoso no era tan buen tirador como para no fallar cinco disparos consecutivos a tanta distancia, y que incluso para él sería muy tonto dejar tantas pistas para ser capturado, como una moneda con su huella digital en el parquímetro del aparcamiento desde el que, supuestamente, Barr disparó. Así comienza una búsqueda de la verdad, que enfrentará a Jack Reacher contra un enemigo inesperado, sumamente violento, y que guarda un secreto.[1]

Reparto[editar]

Producción[editar]

La película fue dirigida por Christopher McQuarrie, quien previamente había trabajado con Cruise en la película Valkyrie de 2008. Josh Olson trabajó en el guion y lo adaptó a partir del best-seller original de Lee Child, mientras que McQuarrie trabajó en el guion terminado.

En julio de 2011, Cruise estaba en negociaciones para interpretar el papel de Jack Reacher. El autor Lee Child dijo que sería imposible encontrar un actor adecuado para desempeñar el papel del gigante Reacher y recrear la sensación del libro en pantalla, y que Cruise tenía el talento para hacer un Reacher eficaz. Child también dijo, "el tamaño de Reacher en los libros es una metáfora de una fuerza imparable, que Cruise interpreta a su manera". Sobre la estatura relativamente pequeña de Cruise, Child dijo: "Con otro actor podría obtener el 100% de la altura, pero sólo el 90% de Reacher. Con Tom, podrás obtener el 100% de Reacher con el 90% de la altura". La producción de la película comenzó en octubre de 2011 y los derechos se vendieron a Paramount Pictures. En febrero de 2012, Kevin Messick, uno de los productores de la película, demandó a Don Granger y Levinsohn Gary, otros dos productores, por incumplimiento de contrato en un Acuerdo de Asociación en Participación, afirmando que había "ayudado a desarrollar la película, renovar las opciones de Paramount por los derechos al libro y participó en la búsqueda de un guionista", pero a partir de julio de 2010, se había quedado fuera de las reuniones con el guionista y el estudio y pudo modificar el guion mientras estaba en fase de desarrollo. Messick demandó por "daños y perjuicios no especificados, los honorarios de su productor y el derecho a participar en las próximas secuelas".

Cruise realizó todos sus trucos de conducción propios durante la secuencia de persecución en coche de la película. "La acción para mí es algo muy divertido, en especial disparar. El reto en la mayoría de las persecuciones de coches es que estás tratando de ocultar el hecho de que no es el actor quien conduce", dijo McQuarrie. "El reto aquí era todo lo contrario. Estábamos tratando de encontrar una manera de mostrar que siempre era Tom quien conducía. Él conduce literalmente en cada secuencia de acción".

Referencias[editar]

  1. One Shot. El Séptimo Arte.