J. J. Grandville

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «J.J. Grandville»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Grandville y el materialismo sin escrúpulos de los tiempos modernos: "Becerro de oro", Otro Mundo, 1844.[1]

J. J. Grandville (Nancy 1803- Vanves 1847), fue un caricaturista francés. Su nombre real era Jean Ignace Isidore Gérard.

Publicó diversas series de litografías satíricas (Les Plaisirs de toutdge, La Sibylle des salons, Les Métamorphoses du jour, La Vie privée et publique des animaux, Les Cent Proverbes, Un Autre Monde y Les Fleurs animées). Es conocido por las imágenes que dedicó tanto a los animales como a la fauna con forma humana.

Trabajó para varios periódicos de la época. Tras la instauración de la censura para las caricaturas, en 1835, ilustró novelas como Robinson Crusoe, Don Quijote y Los viajes de Gulliver, y las fábulas de La Fontaine.

Un trabajo satírico suyo particularmente original es el "Becerro de oro" de 1844. Pertenece a una serie de trabajos que si bien titulada Otro mundo (Un Autre Monde), remite al espectador al suyo propio, o llámesele planeta tierra. A través de ella, Grandville satiriza el materialismo de la sociedad de su época: el Arca de la Alianza (concebida para transportar las Tablas de la Ley) se usa aquí para cargar el becerro de oro, metálico ídolo que a su vez ostenta un cetro imperial culminando en globo y cruz. En la imagen de Grandville, el Arca de la Alianza con el becerro de oro encima es transportada por un banquero europeo, un sumo sacerdote israelita y un pirata caribeño (la cuarta figura queda oculta tras el Arca); a su paso, en el fondo, se inclinan o expresan profundo respeto mediante reverencias e inciensos, entre otros, un emperador, un eclesiástico cristiano y un ismaelita. A través de esta imagen, Grandville da forma a su crítica a la codicia, dado que becerro de oro no representa ningún posible símbolo de una divinidad ética y celestial (o un equivalente a, por ejemplo, un ángel),[2] sino lisa y llanamente el material del que el ídolo en sí mismo está hecho y se vuelve entonces sinónimo de "dinero" o "riquezas".[3] No en vano la moneda de la que está hecho el prendedor o fíbula que sujeta el manto del becerro lleva la abreviación "X TAH[LER]" y un gran billete que se desprende por debajo del mismo manto lleva la inscripción "1000 Thaler",[4] mientras que el camino por donde que pasa la procesión con el becerro de oro está a su vez regado de innumerables piezas metálicas redondas. En esta desopilante composición dedicada al polémico tema bíblico del becerro de oro, Grandville presenta al ídolo como un dios venerado incondicionalmente por todo el mundo: es así que en la imaginería de los tiempos modernos, el becerro de oro adquiere el papel de símbolo del capital (dinero o riquezas), siendo adorado por un mundo de gente con ambiciones materialistas desaforadas.[5]

Galería[editar]

Persistencia de su obra[editar]

Referencias[editar]

  1. Ilustración tomada de Plinius dem Jüngsten, Eine Andere Welt con ilustraciones de J.J. Grandville, Zúrich: Diogenes Verlag, 1979, capítulo 31.
  2. James F. Driscoll sostiene que la imagen del becerro de oro es un símbolo o figura simbólica asociable a Yahvéh ("Golden Calf", The Catholic Encyclopedia, Nueva York: Robert Appleton Company, 1909, vol. 6; Kevin Knight, "Golden Calf", New Advent, 2009; y traducción de Luz María Hernández Medina en la Enciclopedia Católica, 31 de mayo de 2009; consultados 25 de julio de 2014).
  3. Diccionario RAE: becerro de oro, accedido 22 de julio de 2014.
  4. El término thaler (tálero) es el nombre de una antigua moneda empleada en Europa durante 400 años y que además se halla emparentada al dólar.
  5. Udo Becker, Encyclopedia of Symbols, Londres y Nueva York: Continuum, 1994, p. 129.