Izquierda nacional

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Izquierda nacional es la denominación que recibe una corriente de pensamiento socialista revolucionario originada en la Argentina y con influencia en Uruguay, Chile y Bolivia.

El grupo trotskista Frente Obrero, orientado por un joven abogado santafesino, Aurelio Narvaja, y la revista Octubre, dirigida por Jorge Abelardo Ramos, coincidieron en una novedosa definición del movimiento naciente.

La visión del 17 de Octubre[editar]

Así describía los sucesos de esa tarde el periódico Frente Obrero:

“Los acontecimientos de los días 17 y 18 de este mes han dejado perplejos y confundidos a los stalinistas, socialistas y en general a toda la pequeña burguesía que se hallaba bajo el influjo ideológico de la oligarquía y del imperialismo ... La misma masa popular que antes gritaba ¡Viva Yrigoyen!, grita ahora ¡Viva Perón!. Así como en el pasado se intentó explicar el éxito del yrigoyenismo aludiendo a la demagogia que atraía a la chusma, a las turbas pagadas, a la canalla de los bajos fondos, etc., así tratan, ahora, la gran prensa burguesa y sus aliados menores, los periódicos socialistas y stalinistas, de explicar los acontecimientos del 17 y 18 en iguales o parecidos términos. Con una variante: comparan la huelga a favor de Perón con las movilizaciones populares de Hitler y Mussolini. Identificar el nacionalismo de un país semicolonial con el de un país imperialista es una verdadera ‘proeza’ teórica que no merece siquiera ser tratada seriamente... La verdad es que Perón, al igual que antes Yrigoyen, da una expresión débil, inestable y en el fondo traicionera, pero expresión al fin, a los intereses nacionales del pueblo argentino. Al gritar ¡Viva Perón!, el proletariado expresa su repudio a los partidos pseudo-obreros cuyos principales esfuerzos en los últimos años estuvieron orientados en el sentido de empujar al país a la carnicería imperialista".

"Perón se les aparece, entre otras cosas, como el representante de una fuerza que resistió larga y obstinadamente esos intentos y como el patriota que procura defender al pueblo argentino de sus explotadores imperialistas. Ve que los más abiertos y declarados enemigos del coronel lo constituye la cáfila de explotadores que querían enriquecerse vendiéndole al imperialismo angloyanqui, junto con la carne de sus novillos, la sangre del pueblo argentino... Aquellos que desconocen el sentido y la importancia de las tareas nacionales en nuestra revolución están incapacitados para comprender estos acontecimientos: en general, están incapacitados para comprender nada. Los que se engañaron tomando la movilización de estudiantes, burgueses y damas perfumadas (la Marcha por la Democracia y la Libertad del 19 de setiembre) por los preludios de la ‘revolución’, juzgan a la huelga general de l7 y 18 de octubre como una especie de aberración que echa al suelo todas sus teorías. La aberración estaría, en todo caso, en que individuos que se denominan a sí mismos marxistas, se pongan del lado del imperialismo en sus escaramuzas con algunos sectores de nuestra burguesía semicolonial... Por primera vez, en muchos años, la clase obrera ha salido a la calle y ha influido de manera importante en el curso político del país...Las grandes masas explotadas se están poniendo de nuevo en movimiento”.

A partir de estas novedosas definiciones, y como resultado de la poderosa movilización obrera y popular que obtuvo la libertad del coronel Juan Domingo Perón y garantizó las elecciones libres del 24 febrero de 1946, nace en la política argentina esta nueva corriente de pensamiento y acción políticas.

Postulados centrales de la Izquierda Nacional[editar]

Con un fuerte anclaje en las enseñanzas y escritos de Marx, Lenin, Trotsky y en las experiencias de las revoluciones en los países semicoloniales, en el primer Víctor Raúl Haya de la Torre y en Manuel Ugarte, los postulados centrales de la Izquierda Nacional son:

  1. La Argentina es un país semicolonial, provincia balcanizada de la Nación Latinoamericana o Patria Grande.
  2. La lucha nacional contra el imperialismo y por la unificación continental es la tarea inmediata más importante de los socialistas.
  3. En esta lucha, la clase trabajadora coincide objetivamente con las aspiraciones y deseos de la burguesía nacional, la que, por su debilidad orgánica, debe buscar el apoyo de otras clases para la realización de sus tareas históricas. (Discutido)
  4. No hay posibilidad alguna de un desarrollo de las fuerzas del socialismo fuera de este cauce nacional. Los socialistas que se enfrenten a la lucha nacional se convierten en colaboradores de la opresión oligárquica e imperialista, convirtiéndose en lo que Jorge Enea Spilimbergo (uno de los más notables pensadores de la corriente) definió como “socialismo cipayo”.
  5. La Teoría de la Revolución Permanente, elaborada por León Trotsky, implica, en la interpretación de la Izquierda Nacional, que los socialistas deben apoyar, de manera independiente y crítica y junto con las grandes masas explotadas, la jefatura burguesa o pequeño burguesa del movimiento nacional enfrentada a las clases tradicionales y al imperialismo, impulsando adelante las aspiraciones de esas masas y superando las limitaciones sociales y programáticas de una burguesía nacional débil y que ha llegado tarde a la historia. (Discutido)
  6. Es tarea de los socialistas revolucionarios, entonces, organizar de manera independiente su propio partido e integrar el Frente Nacional Antiimperialista con autonomía organizativa y política de la conducción burguesa o pequeño burguesa.

La acción política de la Izquierda nacional[editar]

Con estos conceptos, como banderas programáticas, la labor literaria y política de Jorge Abelardo Ramos puso en marcha una intensa campaña de divulgación y propaganda políticas, sobre todo a partir del derrocamiento del gobierno de Juan Domingo Perón, en 1955, y logra consolidarse una corriente ideológica que realiza una importante labor historiográfica que reinterpreta, desde el marxismo, el revisionismo histórico nacionalista y abre una profunda polémica con la concepción de la llamada “historia oficial”, es decir la escrita y determinada por Bartolomé Mitre.

Julio Fernández Baraibar, Fernando Carpio, Jorge Abelardo Ramos, Ana María Giacosa y Silvia Benítez en el primer acto público del PSIN en Buenos Aires, en 1970.

En esta tarea gravitaron también algunos intelectuales y políticos provenientes del comunismo, que pasaron al campo nacional, como Rodolfo Puiggrós y Eduardo Astesano. Además Ramos dio alas e impulso a escritores como Juan José Hernández Arregui- de origen radical-, cuyas investigaciones comentaba y elogiaba, alentando al autor a su finalización y publicación. Hernández Arregui ha sido el autor de Qué es el Ser Nacional e Imperialismo y Cultura -quien culmina su obra como ideólogo del peronismo revolucionario-.

Más ligado a Ramos, en cuanto a sus posiciones políticas hasta comienzos de la década del ochenta, se encuentra Jorge Enea Spilimbergo, autor de importantes estudios sobre el nacionalismo argentino y la cuestión nacional en el pensamiento marxista, la historia del radicalismo y del socialismo.

También se ubican en esta corriente Ángel Perelman y su libro Cómo hicimos el 17 de Octubre, Alberto Belloni, autor de Del anarquismo al peronismo y Ernesto Ceballos con su Historia política del movimiento obrero argentino. 1944–1985, contribuciones decisivas para el conocimiento de la historia del movimiento sindical en la Argentina.

El historiador cordobés Alfredo Terzaga, proveniente de los militantes agrupados por Frente Obrero en la provincia, aportó al movimiento una novedosa visión de la figura y el papel jugado por Julio Argentino Roca en la construcción del Estado Nacional argentino. Otro cordobés, Roberto Ferrero –de inicial militancia en el Partido Obrero Revolucionario Trotskista (PORt) dirigido por Homero Cristalli (Camarada Posada)- formuló importantes contribuciones a la interpretación de la Reforma Universitaria de 1918 y del radicalismo cordobés, que pertenece a una tradición distinta a la del yrigoyenismo.

Toda esta tarea literaria y editorial culmina en 1953 con la formación del Partido Socialista de la Revolución Nacional y en 1962 con la creación del Partido Socialista de la Izquierda Nacional (PSIN), junto a Jorge Enea Spilimbergo, Fernando Carpio, Alberto Converti, Roberto Ferrero, Ernesto Ceballos y otros. El movimiento se enriqueció con la incorporación de destacados intelectuales de origen universitario, como Blas Alberti, autor de Crítica de la Sociología Académica y El Peronismo Polémico, y Ernesto Laclau, quien posteriormente ha tenido una importante actividad académica europea. En 1971 el partido se transformó en Frente de Izquierda Popular (FIP).

Luis Cabral, Blas Alberti, Luis Rodríguez, Jorge Abelardo Ramos, Fernando Carpio, Jorge Enea Spilimbergo y Alberto Converti, entrando a la Casa Rosada en 1974.

Los libros de la Izquierda nacional ilustraron políticamente a toda una generación de argentinos y permitieron a vastos sectores medios universitarios una comprensión y aceptación del peronismo. La acción de Ramos permitió que su influencia se extendiera a Uruguay, Chile y Bolivia, donde logró establecer discípulos que han tratado de continuar su labor. Pedro Godoy en Chile, Andrés Soliz Rada en Bolivia y Vivian Trías y Alberto Methol Ferré en Montevideo, son, de alguna manera, tributarios a este pensamiento.

La Izquierda nacional y el golpe de 1976[editar]

A partir del golpe de Estado del 24 de Marzo de 1976 el movimiento comienza un proceso de crisis y atomización que culmina con la defensa de Ramos del gobierno de Carlos Saúl Menem, cuando éste ya ha comenzado su giro hacia posiciones proimperialistas, y la integración del Movimiento Patriótico de Liberación –la última formación política presidida por Ramos- al partido Justicialista.

Hoy hay varios agrupamientos políticos y grupos de propaganda que se definen como herederos de la Izquierda Nacional.

El Partido Patria y Pueblo, fundado por Jorge Enea Spilimbergo, es uno de ellos con presencia política en la ciudad de Buenos, en Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Chubut y Tierra del Fuego. Publican el periódico Patria y Pueblo y la revista Política. El secretario general es Néstor Gorojovsky y el secretario de Acción Política es Julio Fernández Baraibar.

Causa Popular es otro movimiento, cuyo dirigente es Alberto Guerberof, y tiene una presencia en la Capital Federal, en Córdoba y en algunas ciudades de la Provincia de Buenos Aires.

El Centro Cultural Enrique Santos Discépolo, presidido por Norberto Galasso, continuador de la tarea histórica revisionista de la Izquierda Nacional realiza una permanente actividad de divulgación de este pensamiento y ha publicado numerosos libros y folletos.

Existe un grupo de propaganda llamado Izquierda Nacional, de presencia universitaria y con publicaciones en Internet, cuyos principales dirigentes son Gustavo Cangiano y Osvaldo Calello. Este grupo ha derivado hacia posiciones más izquierdistas y debate con otros grupos trotskistas la herencia de León Trotsky. (Discutido)

Desde 2007 se edita en Internet una publicación dirigida por Alberto Franzoia llamada Cuaderno de la Izquierda Nacional, donde se difunden documentos históricos y nuevos aportes teóricos de esta corriente. La publicación se originó dentro del colectivo cultural El Ortiba, y actualmente pasó a editarse como suplemento político de la revista virtual Redacción Popular. Colaboran allí militantes de la izquierda nacional como Juan Carlos Jara y Gustavo Battistoni.

Muchos dirigentes y militantes del viejo Frente de Izquierda Popular se incorporaron plenamente al peronismo, mientras otros han mantenido en soledad su lealtad al proyecto originario.

Bibliografía[editar]

  • ¿Que es la Izquierda Nacional? José Luis Madariaga. Buenos Aires. 1965.
  • ¿Qué es el FIP? Norberto Galasso. Centro Editor de América Latina. 1983.
  • Colección periódicos Lucha Obrera.
  • Colección revistas Izquierda Nacional.
  • Colección periódicos Izquierda Popular.
  • Colección periódico La Patria Grande.
  • Colección periódicos Partido de la Izquierda Nacional.
  • Colección periódicos Patria y Pueblo.
  • Colección revista Política para la Independencia y la Unidad de América Latina.


Enlaces externos[editar]