Ixmiquilpan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ixmiquilpan
Escudo de Ixmiquilpan
Escudo
Imagen del centro de Ixmiquilpan, donde se aprecia el Templo y exconvento de San Miguel Arcángel
Imagen del centro de Ixmiquilpan, donde se aprecia el Templo y exconvento de San Miguel Arcángel
Ixmiquilpan
Ixmiquilpan
Localización de Ixmiquilpan en México
Ixmiquilpan
Ixmiquilpan
Localización de Ixmiquilpan en Hidalgo
País Flag of Mexico.svg México
• Estado Hidalgo
• Municipio Ixmiquilpan
Ubicación 20°28′55″N 99°13′05″O / 20.48194, -99.21806


Coordenadas: 20°28′55″N 99°13′05″O / 20.48194, -99.21806
• Altitud 1745 msnm
Población[1] 86,363 hab. (2010)
Gentilicio Ixmiquilpense
Huso horario Tiempo del centro (UTC -6)
• Verano UTC -5
Código postal 42300[2]
Pref. telefónico 759[3]
Código INEGI 130510000

Ixmiquilpan (Ntsʼu̱tkʼani o “verdolaga” en otomí, Itzmiquilpan o “lugar de cultivos como navajas” en náhuatl) es una ciudad mexicana, cabecera del municipio de Ixmiquilpan en el estado de Hidalgo, localizado en un terreno llano; con un clima semiseco y con una temperatura promedio anual de 18.5 ºC.

Historia[editar]

Los Otomíes fueron los primeros habitantes de la zona, estratégica al ser paso natural entre las áridas llanuras del norte de México y los valles fértiles de Mesoamérica. El área fue conquistada por Pedro Rodríguez de Escobar (que había servido a las órdenes de Pedro de Alvarado), pero el origen de la ciudad de Ixmiquilpan es la fundación por los frailes agustinos españoles del Templo y ex Convento de San Miguel Arcángel entre 1550 y 1560, a un costado de la plaza principal en la actualidad.

Ya en el siglo XVII el pueblo cuenta con una población apreciable, lo que demuestra la construcción del puente sobre el río Tula, obra emprendida por el capitán español Don Miguel Cuevas y Dávalos e inaugurada el 29 de Septiembre de 1655, día de San Miguel Arcángel, patrono de la iglesia y del pueblo. El puente virreinal comunicaba con el Barrio de la Otra Banda, hoy Barrio de Progreso. En el siglo XVIII se edifica por iniciativa del mestizo Patricio Joseph Tovar la Capilla de la Señora del Carmen en el antiguo barrio de Tlazintla. En 1779, el virrey de la Nueva España don Antonio María de Bucareli y Ursúa nombra al Sr. Diego Alarcón de Ocaña como alcalde mayor de Ixmiquilpan. Durante su gobierno se introduce el agua potable y otras obras de beneficio social para la población, por lo que se le considera gran benefactor del pueblo.

Durante el proceso de Independencia de México Ixmiquilpan fue sitiada por las fuerzas insurgentes al mando de Ignacio López Rayón, el 18 de octubre de 1812, y ocupado tras la derrota de los realistas en el pueblo de Tamaleras, hoy pueblo de López Rayón. Durante la revolución de Ayutla, acaudillada por Juan N. Álvarez en el estado de Guerrero en 1854, las autoridades de Ixmiquilpan, necesitadas de dinero, exigieron el pago de contribuciones en forma exagerada, lo que provocó rebeliones campesinas de indígenas en varios poblados de la región, tales como los levantamientos de Orizabita y Remedios, acaudillados por Sotero Lozano, considerado un bandido social.

Entre los años de 1906 y 1910 se construyó el Palacio Municipal. En dos ocasiones, los presidentes federales Lázaro Cárdenas y Manuel Ávila Camacho visitaron el municipio, el primero para celebrar el primer aniversario de la Expropiación Petrolera, en marzo de 1939; el segundo en mayo de 1942 para inaugurar el mercado municipal.

Cuando el emperador Maximialiano I tomó posesión de la corona de México, el presidente Benito Juárez tuvo que trasladar la capital de la república a diferentes regiones. La batalla de Ixmiquilpan fue un hecho de armas ocurrido el 25 de septiembre de 1865 durante la segunda intervención Francesa en México, entre 350 soldados de la legión Belga y fuerzas juaristas, terminando la batalla con la victoria de éstos últimos al mando del Gral, Joaquín Roberto Martínez.

Población[editar]

La población de Ixmiquilpan, según los datos preeliminares del XIII Censo de Población y Vivienda realizado en 2010, es de 86,363 habitantes, de los que 24,341 hablan alguna lengua indígena, principalmente otomí. La religión dominante en el municipio es la católica.

La expansión urbana de la cabecera municipal ha causado la absorción de los Barrios de la Reforma, antiguamente La Canoa, el de San Antonio y el Cortijo, que comprende el Fitzhi y Jesús Barrio ademas de San Nicolas y Los Remedios que ahora se han unido tambien a la ciudad.

Geografía[editar]

Fachada de la Iglesia de San Miguel Arcángel.

El municipio, predominantemente llano y de colinas bajas, aunque con un 30% de su territorio enclavado en la Sierra Madre Oriental, tiene una altitud media de 1700m sobre el nivel del mar. El nivel medio de precipitaciones es de 363.8 mm, lo que caracteriza su clima como semiárido. Está enclavado en la región natural del Pánuco, dentro de la cuenca del río Moctezuma. Limita al norte con los municipios de Zimapán y Nicolás Flores, al este con Cardonal, al oeste con Tasquillo y Alfajayucan, al sur con Chilcuautla, San Salvador y Santiago Anaya.

Economía[editar]

Las principales actividades económicas son la agricultura (hortalizas principalmente,especialmente de regadío), el comercio, el turismo (destinado al convento de San Miguel Arcángel y los balnearios cercanos) y la ganadería (ovino, caprino y bovino).

La población tiene una gran vocación migratoria combinado con un gran arraigo a su tierra de origen, aunque hay una importante movilidad económica dentro del municipio se retiran a Estados Unidos originando las remesas, que son las transferencias monetarias en efectivo que los migrantes que trabajan en el exterior envían a su país de origen, el uso destinado de las remesas es de un 80.5%. A pesar de que ha disminuido en un 20% el envío de remesas se estima que al municipio llegan un poco más de seis millones de dólares anuales, por lo tanto sigue siendo uno de los más importantes generadores de ingresos económicos al municipio.

Turismo y lugares de interés[editar]

El principal atractivo de la ciudad es el Templo y ex Convento de San Miguel Arcángel, únicos en México por las pinturas murales pintadas hacia 1572 por pintores indígenas sobre modelos europeos y temática mixta europea e indígena. El convento, fundado por los agustinos Fray Andrés de la Manta y Fray Andrés de Barrios por órdenes de Fray Alonso de la Veracruz en 1550, bajo la advocación de San Miguel Arcángel, pertenecía a la serie de conventos-fortaleza construidos por los agustinos al norte de Mesoamérica como defensa contra los chichimecas y como avanzadillas para la evangelización del norte de México.

El día 15 de agosto es la feria tradicional en honor al Sr de Jalpan cerrando esta festividad dia 7 de septiembre con una gran procesión por todo el pueblo y siendo acompañado por los lugareños.

Otro monumento de gran importancia histórica, arquitectónica y sentimental para la ciudad es la Capilla del Carmen, concluida el 8 de Diciembre de 1772, una joya arquitectónica por el labrado de la cantera rosa de su fachada y sus retablos de madera tallados y labrados. Es de destacar la gran figura del diablo sometida por San Miguel Arcángel sobre uno de los altares.

La presencia histórica y actual predominante del pueblo hñahñú u otomí en Ixmiquilpan motivó la creación del Museo de la Cultura Hñahñú, situado en la cabecera municipal y formado por documentos y exposiciones sobre la forma de vida antigua y moderna de los ñahñú.

Alrededor de Ixmiquilpan se sitúan varios balnearios y restaurantes cuya clientela principal proviene de la capital estatal, Pachuca, y de la nacional, México. Los balnearios más visitados son: El Tephe, Te-Pathe y Dios Padre esto por situarse a un costado de la carretera México-Laredo, los días de mayor lleno en estos balnearios son en la llamada "Semana Santa". En la última década se ha favorecido el turismo rural y ecológico con la construcción de dos desarrollos, Cañada Chica y el Gran Cañón El Alberto.

En el municipio se cuenta con diferentes balnearios para todo tipo de turistas, chicos, grandes, familiares, para disfrutar de la tranquilidad y seguridad que caracteriza a la región por su gente organizada en defensa de sus espacios. Para todo tipo de experiencias, aventuras extremas, relajación, algunos brindan la oportunidad de vivir experiencias con simulacros de como vive un migrante cruzar la frontera mas vigilada del mundo. Sin duda toda una experiencia.

El turismo en este municipio es el motor principal para el sustento de una economía sólida, beneficiandose muchas familias del Valle del Mezquital, por ello la importancia de preservar los recursos naturales y el fomento al turismo.

Gastronomía[editar]

La gastronomía regional está sustentada por el uso de plantas, yerbas, frutas y animales propios del Valle del Mezquital, así como por culinarios heredados de la milenaria cultura otomí.

Se debe mencionar que la cocina tradicional no sólo está representada por la barbacoa, los gusanos de maguey, los mixiotes o los escamoles, sino también por distintos platillos originales y nutritivos que al igual son típicos de la Región y que son probablemente poco conocidos por la gente del resto de nuestro país. Por ejemplo, entre los platillos particularmente ixmiquilpenses los tacos de gualumbo, hechos con flores de maguey; flores de sabila, flores de palma, las picadas de zutccani, quintoniles o quelites; la salsa de xoconostle; y los xagis, una olla de frijoles tiernos con carne de cerdo y chile pasilla muy parecida al famoso platillo yucateco frijol puerco, la salsa de xamues (gusanos de mezquites).

Existen demasiados guisos elaborados con base en quelites, malvas, verdolagas, nopales, sábila, tunas dulces, pencas de maguey, garambullos, semillas de mezquite, pepitas de calabaza, hongos y animales como zorrillo, tlacuache, ardilla y ratas de campo. Así que solo es cuestión de probar estos exquisitos manjares que te ofrece este municipio tan mágico, ubicado en el hermoso Estado de Hidalgo.

La Diana Cazadora[editar]

Zócalo de Ixmiquilpan con la Diana en el centro y el Palacio municipal al fondo.

En el centro de la plaza principal o 'zócalo' destaca la estatua de la Diana Cazadora creada por el escultor Juan Francisco Olaguíbel, que es supuestamente la original de la estatua situada en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México. En 1944 la señora Doña Soledad Orozco, esposa del presidente Manuel Ávila Camacho, la consideró indecente, por lo que se le colocó un taparrabos de metal.

En 1968 se colocó en Ixmiquilpan la original Diana Cazadora, lo que se logró cuando en la Ciudad de México empezaron los trabajos de remodelación en el Paseo de la Reforma. La estatua se retiró y permaneció en casa de Olaguíbel, quien más tarde la cedió al Lic. Corona del Rosal para Ixmiquilpan. Por ello, la exhibida en la Ciudad de México es una réplica[cita requerida].

Referencias[editar]

  1. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2010). «Principales resultados por localidad 2010 (ITER)».
  2. Servicio Postal Mexicano. «Consulta Códigos Postales». Consultado el 2 de agosto de 2011.
  3. Telmex. «Claves LADA». Consultado el 2 de agosto de 2011.

Enlaces externos[editar]