Iván Mazepa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Iván Stepánovich Mazeppa»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Iván Mazepa
Kurylas1926.jpg
10 Grivnia, divisa ucraniana mostrando la imagen de Mazeppa.
Nombre Iván Stepánovich Mazepa
Nacimiento 20 de marzo de 1639
Reino de Polonia, Bila Tserkva, Óblast de Kiev.
Fallecimiento 28 de agosto de 1709, 70 años.
Etnia Q690869
Ocupación militar
Creencias religiosas Iglesia ortodoxa
Premios Orden del Águila Blanca

Iván Stepánovich Mazepa ( en ucraniano: Іван Степанович Мазепа. 20 de marzo de 1639 - 28 de agosto de 1709)[1] fue un noble cosaco que luchó por restablecer la independencia política y militar de Ucrania frente al dominio de Rusia.

Infancia[editar]

Nació en 1639 cerca de Bila Tserkva, luego parte de la Reino de Polonia, actualmente llamada República de las Dos Naciones, en una familia noble. Fue educado en la Academia Kyiv-Mohyla (en:National University of Kyiv-Mohyla Academy), después estudió en un colegio jesuita en Varsovia, así como en el extranjero. En 1659 sirvió en el tribunal del rey polaco Juan II Casimiro Vasa.

General cosaco[editar]

Entre 1669 y 1673, Mazepa estuvo bajo el mando del atamán Petro Doroshenko, y de 1674 a 1681 sirvió bajo el atamán Iván Samoylóvych. Por su educación, Mazepa ascendió rápidamente en las filas cosacas y entre 1682 y 1686 sirvió como general Yesaul.

Atamán[editar]

En 1687 Iván Mazepa acusó a Samoylóvych de conspirar para independizarse de Rusia, logró su derrocamiento y fue elegido atamán del Margen izquierdo de Ucrania, con la ayuda de Vasili Vasílievich Golitsin, del gobierno de Moscú.

Gradualmente Mazepa acumuló grandes riquezas, convirtiéndose en uno de los terratenientes más grandes de Europa. Durante su gobierno se construyeron multitud de iglesias por toda Ucrania, en el llamado estilo barroco ucraniano. Amplió la academia de Kyiv-Mohyla, la institución educativa primaria de Ucrania en ese entonces, para acomodar a 2.000 estudiantes, y fundó escuelas e imprentas. Muchos cosacos, sin embargo, se sentían cada vez más frustrados por las reglas represivas y autoritarias de la nobleza del Atamanato cosaco. Se produjeron varias sublevaciones contra estas reglas, que comenzaron en la Sich de Zaporozhia, pero fracasaron.

En 1702, los cosacos del Margen derecho de Ucrania, bajo dirección del atamán Semén Paliy, comenzaron una sublevación contra Polonia, que después de tempranos éxitos fue derrotada. Mazepa convenció al zar ruso Pedro I de Rusia para que le permitiera intervenir, lo que hizo con éxito, asumiendo el control de partes importantes del Margen derecho de Ucrania, mientras que Polonia fue debilitada por la invasión de rey sueco Carlos XII. Temiendo la fama de Paliy, Mazepa lo exilió a Siberia.

La Gran Guerra del Norte[editar]

Al inicio del siglo XVIII, por los reveses sufridos por el Imperio ruso en la Gran Guerra del Norte, el zar Pedro I de Rusia decidió reformar su ejército y centralizar el control sobre su reino. En la opinión de Mazepa, la consolidación de Rusia podía poner en riesgo la amplia autonomía concedida al Atamanato cosaco por el Tratado de Pereyáslav. Las exigencias para reforzar el control sobre los cosacos incluían la obligación de hacerlos luchar en cualquiera de las guerras de los zares, en lugar de defender sus propias tierras contra enemigos regionales, como se había convenido en el tratado. Las fuerzas cosacas tuvieron que luchar en guerras distantes en Livonia y Lituania, en vez de proteger sus propios hogares contra los tártaros y los polacos. Sin equipamiento ni entrenamiento para combatir en igualdad contra los ejércitos europeos modernos, los cosacos sufrieron grandes pérdidas y su moral decayó, pues además sus comandantes eran rusos y alemanes, que a menudo menospreciaban las vidas y capacidades militares de los cosacos. La población de Ucrania tuvo que soportar la presencia del ejército ruso, que fue acusado de comportamiento irrespetuoso y de saqueo en las ciudades ucranianas en donde se había instalado. El mismo Mazepa sintió la presión rusa para substituirlo por uno de los numerosos generales extranjeros del ejército ruso, o por un ruso.

Cambio de bando[editar]

La gota que derramó el vaso en su relación con el zar Pedro I fue el rechazo de éste a su petición de defender Ucrania del rey polaco Estanislao I Leszczynski, aliado de Carlos XII de Suecia, que amenazó con atacar al Atamanato cosaco en 1708. Pedro I lo hizo porque esperaba un ataque del rey Carlos XII y decidió que él necesitaría todas sus tropas. En la opinión de Mazepa, esto violaba evidentemente el Tratado de Pereyáslav, puesto que Rusia rechazó proteger el territorio de Ucrania, apropiándose de ellos. Cuando los ejércitos sueco y polaco avanzaron hacia Ucrania, Mazepa se alió a ellos el 28 de octubre de 1708. Solo cerca de 3.000 cosacos lo siguieron, mientras que los otros continuaron siendo leales al zar. Esto se debía en parte a la propaganda de los clérigos ortodoxos en favor del zar. El ejército ruso, sin embargo, buscó su venganza destruyendo la capital cosaca de Baturyn, matando a la guarnición que la defendía y a toda su población, atando a los cosacos muertos en cruces y llevándolos de esta forma en una flota del ejército ruso que navegó por el río Dniéper al Mar Negro con la intención de atemorizar a las personas leales a Mazepa que vivían a lo largo del río.

Los cosacos que no estaban del lado de Mazepa eligieron a un nuevo atamán, Iván Skoropadsky, el 11 de noviembre de 1708. El miedo de otras represalias y la suspicacia hacia los suecos (los nuevos aliados de Mazepa) evitaron que la mayoría de la población de Ucrania se le uniera. Curiosamente, la única ayuda significativa que obtuvo, vino del Sich de Zaporozhia, que a pesar de haber tenido desacuerdos con el atamán en el pasado, lo consideró a él y a la nobleza que representaba de menor peligro que al zar. El apoyo a Mazepa le costó caro a los cosacos del Sich. El Sich fue destruido por el imperio zarista en 1709, publicándose además un decreto que permitía ejecutar a cualquier cosaco activo de Zaporizhia.

La batalla decisiva[editar]

Los ejércitos rusos y suecos estuvieron en maniobras la primera mitad de 1709, buscando una posición ventajosa para la gran batalla que se veía venir, al mismo tiempo que trataban de asegurarse el apoyo de la población local. Finalmente en el mes de junio, los ejércitos se enfrentaron en la Batalla de Poltava, que fue ganada por los rusos, poniendo de este modo fin a las esperanzas de Mazepa de transferir el control de Ucrania al reino sueco, el que a su vez le había prometido la independencia en un tratado previo. Derrotado, huyó al Imperio otomano junto con Carlos XII a la fortaleza de Bender, donde moriría un tiempo después.

Referencias[editar]