It's A Mad, Mad, Mad, Mad Marge

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
It's A Mad, Mad, Mad, Mad Marge
Episodio de Los Simpson
Episodio n.º Temporada 11
Episodio 247
Código de producción BABF18
Guionista(s) Larry Doyle
Director Steven Dean Moore
Estrellas invitadas Parker Posey como Becky
Fecha de emisión 14 de mayo de 2000 en EE. UU.
Gag de la pizarra "No puedo contratar a un alumno sustituto".
Gag del sofá Los animadores usan una técnica de dibujo la cual, al darle color, muestra a los miembros de la familia.

It's A Mad, Mad, Mad, Mad Marge, llamado Marge está loca, loca, loca, loca en España e Hispanoamérica, es un episodio perteneciente a la undécima temporada de la serie animada Los Simpson, emitido por primera vez en Estados Unidos el 14 de mayo de 2000.[1] Fue escrito por Larry Doyle, dirigido por Steven Dean Moore y la estrella invitada fue Parker Posey como Becky. En el episodio, la ex novia de Otto, Becky, comienza a vivir con los Simpson, y Marge teme que planee matarla y ocupar su lugar en la familia.

Sinopsis[editar]

Todo comienza cuando a cada niño de la clase de Bart se le da una cámara de video para un proyecto escolar, en el cual debían crear una película. Ese día, Otto maneja el autobús escolar hacia el lugar en donde su novia, Becky, trabajaba. Sosteniendo un grabador con música en sus manos, Otto le propone matrimonio a Becky, y ella acepta. Por sugerencia de Bart, deciden hacer la boda en la casa de los Simpson. Marge acepta a regañadientes, pero el asunto de la boda no le preocupa demasiado, ya que aún quedaba casi todo de la boda de Apu. La recepción es un éxito, hasta que Otto llama a una banda tributo a Poison para que toquen una canción de heavy metal en lugar de la marcha nupcial. Becky admite ante Marge que odia el heavy metal. En la boda, Marge le sugiere a Becky que le de a Otto un ultimátum: debía elegir entre el heavy metal o ella. La boda, entonces, termina, ya que Otto se va del lugar en el autobús escolar, con la banda. Becky devuelve los regalos de boda.

Becky se queda a vivir con los Simpson, ya que Marge le había arruinado la boda y la había dejado sin otro lugar en donde vivir. Al principio, a Marge le agrada tener a Becky en su casa, pero pronto comienza a ver que a su familia le gusta más Becky que ella, ya que cocinaba mejor y ayudaba a los niños con sus cosas. Con el tiempo, Marge se vuelve paranoica y piensa que Becky está tratando de matarla para robarle a su familia. Un día, descubre que su auto no tenía frenos, y queda a punto de chocar. Cuando va a denunciar a Becky a la policía, el jefe Wiggum no le hace caso.

Un día, Becky y el resto de la familia se encuentran, sin Marge, en una heladería, y Becky anuncia que había encontrado un departamento para mudarse. Después, compra un enorme plato de helado, sobre el cual Homer se desmaya. Becky le da respiración de boca a boca para reanimarlo, pero, en ese momento, Marge entra a la heladería y piensa que Becky estaba besando a su esposo. Totalmente fuera de sí, Marge rompe un cono como si fuera una botella de vidrio y se dispone a atacar a Becky; sin embargo, la policía la atrapa, la arresta y unos jueces la declaran loca. Marge, diciendo que no estaba loca, escapa de la sala de juicio y se convierte en una famosa fugitiva, sobre la cual hacían bromas en televisión. Cuando va a la biblioteca para ver quien era realmente "la tal Becky", descubre que era una buena chica, y se da cuenta de que verdaderamente se había vuelto loca.

Finalmente, Marge vuelve a su casa, sólo para encontrar a Homer vestido sólo con calzoncillos y atado a una mesa, a Lisa atada de manos y pies a la pared, a Maggie en una jaula y a Becky sosteniendo un cuchillo con ambas manos. Cuando está a punto de "matar" a Homer, Marge le quita el cuchillo y comienza a estrangularla. En ese momento, Bart le dice a su madre que todo era una escena de su obra escolar, pero Becky, luego, admite que tenía planeado matar a Marge para robar a su familia; sin embargo, no tenía pala para enterrarla, por lo que había desistido en sus tentativas de homicidio. Homer, por su parte, le dice a Marge que, mientras estaba arreglando su auto, había derramado su líquido de frenos. Los médicos del hospital psiquiátrico aparecen en ese momento y lanzan un dardo hacia el cuello de Marge, pero éste no le hace efecto. Homer, finalmente, le dispara otro dardo, el cual la hace dormir, ya que le acababa de ordenar que limpiase y barriese la casa.

Referencias culturales[editar]

El nombre es un juego de palabras con la película El mundo está loco, loco, loco. El argumento es una parodia de la película La mano que mece la cuna, e incluso Patty y Selma mencionan el título al hablar con Marge. Cuando Otto le propone matrimonio a Becky, escucha la canción Every Rose Has It's Thorn en su grabador, parodiando la escena similar en Un gran amor. Cuando Becky va hacia al altar una banda en honor a Poison toca Nothin' but a good time. La escena de la entrevista a Krusty es una referencia del sketch "Celebrity Interviews" de Late Night with Conan O'Brien. Además, las bailarinas del ballet "Marge, la loca" es una referencia de un segmento del programa The Tonight Show with Jay Leno. Homer canta una variación de la canción de David Bowie Changes.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «It's a Mad, Mad, Mad, Mad Marge». The Simpsons.com. Archivado desde el original el 2009-02-27. Consultado el 07-08-2008.

Enlaces externos[editar]