Isoodon macrourus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Bandicut marrón septentrional
Northern Brown Bandicoot.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Infraclase: Metatheria
Orden: Peramelemorphia
Familia: Peramelidae
Género: Isoodon
Especie: I. macrourus
Nombre binomial
Isoodon macrourus
(Gould, 1842)
Distribución
Northern Brown Bandicoot area.png

El bandicut marrón septentrional (Isoodon macrourus) es una especie de marsupial peramelemorfo de la familia Peramelidae endémica de las costas septentrional y oriental de Australia, así como en algunas islas próximas, principalmente Papúa Nueva Guinea.[1] Así mismo, no vive en el interior del continente australiano, donde el ambiente es extremadamente caluroso y poco acogedor para la mayoría de organismos.

Descripción[editar]

El cuerpo de este bandicut tiene una longitud de 40 cm, la cola mide alrededor de 15 cm y pesa 1,2 kg. Los machos miden de 5 a 7 cm más que las hembras y pesan 0,5 kg más.[2] Tiene una pelaje largo, de color beige con manchas negras en en el dorso y el vientre es blanco.[3] Sus orejas son pequeñas y redondas y su nariz es pequeña. Puede ser confundido fácilmente con el bandicut marrón meridional (Isoodon obesulus) , pero difieren en el tamaño ( el septentrional es mayor) y distribución (el meridional vive en la costa sur de Australia).

Hábitat[editar]

Se encuentra sólo en el norte y este de las costas de Australia y especialmente en torno a las islas de Papúa Nueva Guinea. No se le suele encontrar en el interior del país donde las condiciones de vida son muy difíciles. Su hábitat depende de la temporada: durante la estación seca, vive en zonas boscosas y de matorrales, y durante la temporada de lluvias, sale a las praderas donde puede encontrar una vegetación mucho más abundante, y puede encontrar alimento más fácilmente.[4]

Alimentación[editar]

el bandicut marrón septentrional es omnivoro y se alimenta de insectos lombrices de tierra, frutos y semillas. A veces , en tiempos de escasez, la hembra puede devorar a sus crías. Tienen un olfato muy desarrollado, que les permite encontrar su alimento, incluso bajo tierra, pero por las noches, él mismo se convierte en una presa fácil para los gatos, zorro y algunos rapaces nocturnos.

Estilo de vida[editar]

Construyen sus nidos en el suelo, bien camuflados y resistentes al agua, con un montón de ramas y con espacio para un solo animal. Algunos bandicut anidan en árboles huecos o madrigueras de conejo abandonadas.[2]

Reproducción[editar]

No tienen un momento determinado del año para reproducirse. El periodo de gestación es de sólo 12,5 días, el menor registrado en cualquier mamífero y las crías pasan dos meses en la bolsa marsupial.[5] Suele tener entre 2 y 4 crías en cada camada, y un total de entre 8 y 11 crías a lo largo de su vida.[6]

Estado de conservación[editar]

Durante el siglo pasado, las poblaciones de I. macrourus han disminuido después de la introducción de conejos y el ganado en Australia, que aumentaron mucho la competencia por el alimento y el hábitat. Posteriormente las poblaciones de bandicuts sufrieron mas tras la introducción del zorro y el gato, que son depredadores de animales pequeños.[3]

Referencias[editar]

  1. a b Lunney, D., Dickman, C. y Woinarski, J. (2008). «Isoodon macrourus». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2012.2. Consultado el 28 de enero de 2013.
  2. a b Seebeck, J., P. Brown, R. Wallis, C. Kemper (1990). Bandicoots and Bilbies. Chipping Norton, New South Wales, Australia: Surrey Beatty & Sons Pty Limited. 
  3. a b Grzimek, B. (1990). Encyclopedia of Mammals, Volume 1. New York, NY: McGraw Hill. 
  4. Friend, G., J. Taylor (1985). Australian Journal of Ecology. 10.  pp. 173–185. 
  5. Gemmell, R., G. Johnston (1985). «The development of thermoregulation and the emergence from the pouch of the marsupial bandicoot Isoodon macrourus». Physiological Zoology 58 (3):  pp. 299–302. doi:10.1007/BF01303671. 
  6. Gemmell, R., J. Hendrikz. 1993 (1993). «Growth rates of the bandicoot Isoodon macrourus and the brushtail possum Trichosurus vulpecula». Australian Journal of Zoology 41:  pp. 141–149. doi:10.1071/ZO9930141.