Isidro Cáceres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Isidro Bonifacio Cáceres»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Isidro Bonifacio Cáceres
Teniente General Teniente General (P.M.)[1]
Años de servicio Desde 1951 hasta 1990.
Lealtad Flag of Argentina.svg Argentina
Lugar de operación Ejército Argentino
Unidad Caballería
Mandos Titular del Ejército Argentino

Nacimiento 1934
Bandera de Argentina Santo Tomé, Corrientes, Argentina
Fallecimiento 21 de marzo de 1990 (55 años)
Bandera de Argentina Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Ejército Argentino.svg

Ejército Argentino

Isidro Bonifacio Cáceres (nacido en Santo Tomé, Corrientes en 1934 - fallecido en Buenos Aires el 21 de marzo de 1990) fue un militar, perteneciente al Ejército Argentino. Se despeñó como titular de dicha fuerza desde el 12 de julio de 1989 hasta el día de su muerte, el 21 de marzo de 1990.

Carrera[editar]

Isidro Cáceres provenía de una familia pobre y sin antecedentes militares, su madre era lavandera. Cursó sus estudios de nivel primario y de nivel secundario en colegios públicos. Posteriormente ingresó al Colegio Militar de la Nación en el año 1951, luego de haber finalizado sus estudios secundarios. Egresó de dicha academia de formación militar en el año 1954 con la jerarquía de subteniente, especializandose en caballería. Posteriormente relizaria el Curso de Oficial de Estado Mayor en la Escuela Superior de Guerra del cual saldría graduado. Fue Veterano de la Guerra de las Malvinas.[2]

Durante el levantamiento carapintada de diciembre de 1988[editar]

Cuando acontece el segundo levantamiento de los Carapintadas durante el mandato de Raúl Ricardo Alfonsín en 1988, que exigía la suspensión de juicios por delitos de lesa humanidad y que sólo fueran juzgadas las juntas militares de gobierno por los crímenes cometidos durante el Proceso de Reorganización Nacional, pidiendo también el pase a retiro del jefe del Ejército Argentino Teniente General José Segundo Dante Caridi, y la amnistía para los sublevados de anteriores alzamientos carapintadas, el entonces titular del ejército, el Teniente General José Segundo Dante Caridi, designó a Isidro Cáceres, por entonces General de Brigada, para sofocar la sublevación liderada por el Coronel Mohamed Alí Seineldín. El 4 de diciembre para evitar que la situación se tornara más violenta y no desembocara en una crisis institucional o en un golpe de Estado, se inicia una negociación entre el líder carapintada, Cáceres, Caridi y el ministro de Defensa Horacio Jaunarena.[3]

Titular del Ejército Argentino[editar]

El día 12 de julio de 1989, el recién asumido presidente Carlos Saúl Menem designa a Isidro Bonifacio Cáceres como titular del Ejército Argentino, que en ese entonces era General de Divisió. Póstumamente sería ascendido a Teniente General.

A cuatro días de ser designado Jefe de Estado Mayor General del Ejército, Isidro Cáceres reclamó públicamente al presidente, respetando las fórmulas constitucionales y refiriéndose al presidente como "Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas", una amnistía a los integrantes de las Fuerzas Armadas que se encontraban condenados por delitos de lesa Humanidad cometidos durante el Proceso de Reorganización Nacional. Este episodio tuvo lugar en la ciudad de Rosario, durante la ceremonia en la cual el General de División Hugo Fernández asumía como Comandante del II Cuerpo de Ejército. Cáceres dijo: "La amnistía o el indulto podrían ser los instrumentos para restañar los espíritus y hacer que el Ejército sea bien mirado por su pueblo", aclarando "no me corresponde a mi determinarlas", reconociendo que "en el pasado pudieron haberse cometido errores y tal vez excesos" y culminó su oratoria dirigiéndose al pueblo argentino pidiéndole que "deje de mirar atrás".[4]

En ese mismo acto informó también que los dos principales líderes de los alzamientos carapintadas, el Coronel Mohamed Alí Seineldín y el Teniente Coronel Aldo Rico, se encontraban bajo sumario militar y juicio.[4]

Finalmente los pedidos del General de División Isidro Bonifacio Cáceres fueron llevados a cabo a partir del 7 de octubre de 1989 cuando el presidente Carlos Menem dio inicio a una sucesión de diez decretos en los cuales indultó a militares, civiles y guerrilleros procesados o condenados por diversos crímenes durante los años 70.

Fallecimiento[editar]

El 12 de marzo de 1990 el Teniente General Isidro Cáceres es internado de urgencia y tras una semana de agonía fallecería el 21 de marzo debido a un aneurisma de aorta. De esta manera Carlos Menem perdía a un hombre de confianza dentro de las fuerzas armadas, que había logrado cierta estabilidad en la conducción del arma más conflictiva desde el retorno de la democracia en diciembre de 1983.[5]

Considerando que el desenlace final era inminente e inevitable el gobierno ya contaba con un reemplazante para el cargo de Jefe del Estado Mayor General del Ejército que ejercía Cáceres. El reemplazante fue el General de División Martín Félix Bonnet, que ocupaba el cargo de Subjefe de Estado Mayor General del Ejército, es decir el segundo cargo después del que ocupaba el fallecido militar. Bonnet fue promovido como titular del Ejército y ascendido a Teniente General. Al igual que su predecesor, Martín Bonnet no ocultaba su rechazo al sector rebelde carapintada de las fuerzas armadas liderados por Seineldín y Rico. El nuevo jefe, era considerado un militar profesional ya que nunca manifestó interés alguno en la política y siempre fue un fiel subordinado de Cáceres en el respeto al orden Constitucional.[5]

Predecesor:
Francisco Eduardo Gassino
Jefe del Estado Mayor General del Ejército Argentino
1989 - 1990
Sucesor:
Martín Félix Bonnet

Referencias[editar]

  1. Ascenso Post Mortem a Teniente General
  2. Primeros años, familia y educación.
  3. Argentine Civil-Military Relations por Herbert Huser
  4. a b "El jefe del Ejército Argentino pide a Menem que interrumpa los juicios por la «guerra sucia»". Diario ABC, Lunes 17 de julio de 1989, sección "Internacional", página 21.
  5. a b "Fallece el General Cáceres, jefe del Ejército y hombre de confianza de Menem". Diario ABC, Jueves 22 de marzo de 1990, sección "Internacional", página 36.