Isabel Fiódorovna Románova

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Santa Isabel Fiódorovna Románova
Elisabeth Fyodorovna.jpg
Isabel Fiódorovna.
Nombre Isabel Alejandra Luisa Alica de Hesse-Darmstadt
Nacimiento 1 de noviembre de 1864
Darmstadt, Flagge Großherzogtum Hessen ohne Wappen.svg Gran Ducado de Hesse
Fallecimiento 18 de julio de 1918
(53 años)
Alapáyevsk, Bandera de Rusia Rusia
Venerada en Iglesia ortodoxa rusa
De la galería de Mártires del siglo XX en la Abadía de Westminster- Isabel Fiódorovna de Rusia, Martin Luther King Jr., el arzobispo Óscar Romero, el pastor Dietrich Bonhoeffer.

Isabel Fiódorovna (en ruso: Елизавета Фёдоровна, en alemán: Elisabeth von Hessen-Darmstadt, nacida Elisabeth Alexandra Luise Alice von Hessen und bei Rhein; Darmstadt, Gran Ducado de Hesse, 1 de noviembre de 1864 - Alapáyevsk, Rusia, 18 de julio de 1918). Gran Duquesa de Rusia, religiosa y santa de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Era una noble alemana, hija del Gran Duque Luis IV de Hesse-Darmstadt y de Alicia del Reino Unido y hermana de la última emperatriz de Rusia, Alejandra Fiódorovna Románova.

Biografía[editar]

Isabel Fiódorovna era llamada familiarmente Ella y se distinguía por gran belleza y elegancia, talentos musicales y buen gusto al vestir. El kaiser Guillermo II la pretendió en su momento, pero sutilmente fue rechazado por ella. Éste nunca se pudo olvidar de Isabel y cuando ocurrió la persecución de los nobles ligados a los Románov en Rusia, intentó por todos los medios sacarla del país.

Contrajo nupcias con el hijo del zar Alejandro II de Rusia, el Gran Duque Sergio Aleksándrovich (1857-1905), con quien no tuvo hijos, aunque a la pareja le correspondió hacerse cargo de la educación y crianza de los hijos del Gran Duque Pablo Aleksándrovich cuando éste contrajo segundas nupcias con Olga Valeriánovna von Pistolkors (princesa Paléi). Su hermana Alejandra Fiódorovna casó con el zar Nicolás II. Las relaciones con su hermana no fueron del todo buenas y poco antes de la abdicación de Nicolás II intentó convencer a la Emperatriz Alejandra Fiódorovna de desterrar de la corte a Rasputín, solo logrando que fuese la última conversación que en vida tuvieron.

Educada en el protestantismo, se convirtió a la ortodoxia y se bautizó en la Iglesia Ortodoxa Rusa en 1891. Le explicó esa decisión a su padre en la carta del 1 de enero de aquel año: "Todo el tiempo yo pensaba y leía, y oraba al Dios que me indicara el camino justo, y llegué a la conclusión que sólo en esa religión puedo encontrar toda la fe verdadera y fuerte que debe tener uno para ser una buena cristiana."[1] Poco después del asesinato de su esposo renunció a la vida mundana y fundó en Moscú la orden religiosa de Marta y María, que se dedicó a atender a niños abandonados, ancianos y otros sectores en situación de pobreza y abandono.

La masacre[editar]

En 1918 fue deportada por los bolcheviques de Moscú a Ekaterinburgo y después a Alapáyevsk, donde fue compañera de cautiverio de los tres hijos del gran duque Constantino Konstantínovich, del Gran duque Sergio Mijáilovich, del secretario de este último y de una monja deportada con ella misma. Según Vassili Riábov, que fue testigo ocular de los acontecimientos, los ejecutores de la masacre se infiltraron por la noche en la escuela que servía de prisión a los Románov, mientras estos dormían.

Se dirigieron a las mujeres, entre ellas la gran duquesa Isabel, diciéndoles que serían trasladadas a un lugar más seguro, les vendaron los ojos y les ataron las manos. Luego hicieron lo mismo en la habitación de los hombres, todos obedecieron dócilmente. El único que intentó oponerse fue el gran duque Sergio Mijáilovich, que dijo que no iría a ningún lado, pues sabía que los iban a ejecutar. Ante la oposición del gran duque se vieron obligados a pegarle un tiro en el brazo, después de lo cual se calmó. Finalmente llegaron a la mina donde serían ejecutados.

Los prisioneros recibieron la orden de caminar, con los ojos vendados y las manos aún atadas, sobre tablas por encima de la boca de la mina. Sergio fue el único en desobedecer y se lanzó sobre los guardias, que lo ejecutaron enseguida. Los demás fueron golpeados en la cabeza y techados vivos en la mina. Enseguida tiraron dos granadas de fragmentación en la mina.

Los campesinos locales contaban que por varios días se habían oído del pozo oraciones cantadas por los mártires. Cuando el ejército blanco tomoó la zona, los cuerpos fueron sacados de allí (once semanas después de la masacre) y encontraron que el Gran Duque Sergio tenía un vendaje en el brazo izquierdo, donde había recibido un balazo. Los restos de Isabel Fiódorovna fueron posteriormente trasladados a China, después a Palestina, y sepultados en la iglesia de Santa María Magdalena en Jerusalén.[2] Fue canonizada por la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]