Iquelo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la mitología griega, Iquelo era uno de los oniros, los hijos de Hipnos (el sueño) y la cárite Pasítea, que personificaban los sueños.

En concreto, Iquelo aparecía en los sueños de los dioses con forma de serpiente, pájaro o cualquier otro animal. De esta guisa solía representar sueños proféticos y, en ocasiones, pesadillas.

Los mortales le daban el nombre Fobetor, el que espanta, siendo los dioses los que le llamaban Iquelo. Era uno de los oniros principales, junto a sus hermanos Morfeo y Fantaso, que tenían la particularidad de que eran los únicos que se aparecían a los reyes, dejando los sueños de los demás mortales en manos del resto de los mil oniros.

Como los demás oniros, Iquelo era un daimon o espíritu de oscuras alas que cada noche salía de su cueva en el Érebo como si fuera un murciélago.