Ipecacuana (jarabe)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ipecacuana. Imagen modificada de Köhler's Medizinal-Pflanzen-251

El jarabe de ipecacuana se prepara a partir de la raíz de la Carapichea ipecacuanha, planta floral de la familia de las rubiáceas. Es el emético casero más útil, pero no el extracto fluido de esta sustancia, que es 14 veces más potente y puede causar la muerte. El jarabe de ipecacuana se distribuye en recipientes de 0.5 y 1 onzas fluidas (15 y 30 ml aproximadamente), y se expende sin receta. El jarabe poco se comercializa en México.

Datos toxicológicos[editar]

En el año 2004, la American Academy of Clinical Toxicology y la European Association of Poisons Control Centers and Clinical Toxicologists publicaron artículos de expertos sobre el uso del jarabe de ipecacuana en intoxicaciones. Después de una revisión cuidadosa de la literatura médica, estos grupos concluyeron que no debe administrarse de manera sistemática jarabe de ipecacuana en el tratamiento de pacientes intoxicados. En estudios con diversas sustancias marcadoras, los efectos beneficiosos del vómito inducido por jarabe de ipecacuana fueron muy variables y disminuyeron rápido con el tiempo. Otra preocupación fue que, de hecho, el uso inicial de ipecacuana puede ser contraproducente al reducir la eficacia de otros tratamientos ulteriores, y quizá más eficaces, como el uso de carbón activado, antídotos bucales y lavado total del intestino. La ipecacuana suele estar indicada cuando puede administrarse a pacientes alertas, conscientes, en el transcurso de 60 minutos de la intoxicación.[1]

Mecanismo de acción[editar]

La ipecacuana actúa como emético por efecto irritante local en las vías digestivas y también en la zona de desencadenamiento de quimiorreceptores (chemoreceptor trigger zone, CTZ o zona gatillo) en el área postrema del bulbo. El jarabe de esta sustancia puede ser eficaz después de haber ingerido antieméticos como las fenotiazinas. La ipecacuana produce efectos tóxicos en el corazón, por su contenido de emetina, pero por lo regular no constituye un problema en el caso de las dosis utilizadas con fines eméticos. Si no surge el vómito, habrá que extraer la ipecacuana por lavado gástrico.

Dosis[editar]

La dosis oral es de 15 ml en niños de seis meses a 12 años, y de 30 ml en niños de mayor edad y adultos. El vómito tal vez no se produzca si el estómago está vacío, por lo cual la administración de ipecacuana debe ir seguida de la ingestión de agua.

Vía de administración[editar]

Es posible administrarlo por la boca y necesita el transcurso de 15 a 30 min para producir el vómito; es un lapso mucho menor que el que suele requerir un lavado gástrico adecuado.

Abuso[editar]

El abuso crónico de dicha sustancia para disminuir de peso puede ocasionar miocardiopatía, fibrilación ventricular y muerte. La cantante del grupo The Carpenters, Karen Carpenter, falleció debido al abuso en el consumo de jarabe de ipecacuana para adelgazar.[2]

Referencias[editar]

  1. R. B., Allport (1959). Ipecac is not innocuous. Estados Unidos: J. Dis. Child. pp. 786–787. ISBN. 
  2. Goodman Gilman, Alfred; Laurence L. Brunton, John S. Lazo, Keith L. Parker (2006). Goodman And Gilman's The Pharmacological Basis Of Therapeutics (11ª edición). México: The McGraw-Hill. p. 1. ISBN: 0-07-142280-3.